El cielo que me espera

Escrito por J. Pellicer.

Es en la paz de los colores

- sacrosanto altar de los sentidos –

que la emoción, hilo de vida, se torna oración,

y el alma, nómada desconocida,

se reconcilia con la voz que siente

el soplo maravilloso

que besa las calladas nostalgias

aliviando los anhelos del adiós.

 

El instante donde el yo se hace eterno,

el tú mágico y uno y otro mueren

de nuevo a la indiferencia;

como aquél primer día

donde el beso y la mirada, amantes inseparables,

quisieron hablar.

 

Aquí, aprendiz de todo,

y sobrecogido por tanta belleza,

quiero sentir la grandeza

del azul de los poetas;

quiero seguir la estela,

guiar mi sombra,

y morir allá, donde el cielo,

sueño que grandioso me espera.

Imprimir