… que se dejan llevar (©)

Escrito por J. Pellicer.

 

En la quietud del sonido esperado,

una hoja de otoño

se desliza –en danza sin igual-

por el murmullo de un suspiro,

dibujando estelas de amor

entre los recuerdos del ayer

que se tocan con los dedos inventados

del que abraza en soledad.

 

No busca su momento

esta emoción que te envuelve,

vuela libre tras su estela

vuela lejos, vuela…vuela.

Callado sientes el eterno discurrir

en ese tránsito imposible que separa

la vida de la muerte;

es el mismo que se vuelve a inventar

y que en prodigiosa liturgia,

nuevo regalo de la naturaleza,

la hoja de otoño, desnuda, libre,

ves que se deja llevar…

 

© (Jpellicer)

 

Imprimir