… donde ya no queda nada©

Escrito por J. Pellicer.

Ajada pared como herida escondida

entre silencios rotos por miles de voces apagadas;

escena de ayer que me atrapa

en una paz imaginaria y falaz

de nuevo perdida.

Rincones del recuerdo,

donde amontonados quedaron

tantos sueños para la ilusión;

instante de la duda,

inhóspito reino de quebrantos

que desnudan todas las miradas.

 

¡Qué pasó!

 

Que puedo tocar con las manos extendidas

los murmullos que escaparon…

y todos los que en noche de amor

entre miradas se inventaron;

 

¡Qué pasó!

 

Que sólo puedo ver –cruel espejismo-

sentado en este pasado

que ciega la conciencia y confunde la razón

otro mundo;

otro momento sin voces ni gritos,

sin quejas ni reproches;

otro momento del que ya no queda nada,

ni tu… ni yo.

 

¡Qué pasó!

 

©(Jpellicer)

Imprimir