PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Yo también me confieso

Tengo que reconocer que mi paso por el confesionario está un tanto desterrado, a pesar del karma religioso, o no, que me ampara, cosas del día a día y de la gestión del tiempo o simplemente maduración y prioridades... Lo cierto es que nunca he deseado nada malo a nadie y si puedo “peco de obra”, como todos los mortales normales, calladamente, lanzo estigmas solidarios al prójimo, la recaudación de alguno de mis libros, bueno de todos –quizás no hubieran visto la luz-, dadivas varias como ropa y demás enseres para el día a día y en metálico…, cuando el fisco me lo permite que no es muy a menudo. También confieso que mi pecaminosa y natural, por humana soberbia en estas letras no son parejas a mi importancia y protagonismo, pero parece que está de moda estar de moda sin causa que lo justifique.

“Asinque”, sí, me confieso de pensamiento ante…, que estoy hasta las narices de tanto tonto contemporáneo viviendo del cuento en este país, de un Presidente en funciones, que ni es presidente ni es ¡na!, que ni lo ha sido ni lo será, es una marioneta en manos de la herencia recibida en un partido político que desencanta más que atrae, y cada día más, y esto es una realidad tangible a la par que peligrosa, ya no es un “¡quizás!”, es que debe irse y llevarse a toda su horda de parásitos institucionales culpables del desencanto por sinvergüenzas, posiblemente, y sin duda son con diferencia mucho más los honrados que los deshonestos pero …, ¿quién se fía?, cuesta encontrarlos, el sistema esta corrompido y si no se refresca mal vamos, máxime con los aprovechados irracionales y radicales que acechan como perros rabiosos un trozo de carne donde hincar el diente.

Confieso que no trago a ninguna y a ninguno de este engendro de partido en lo que se ha convertido, ni a Cospedal, esa la que menos, ni a Soraya, ni a Soria, ni…, solo una persona me da confianza, es Cifuentes, de nombre Cristina y si de verdad les importará España, se irían. De pensamiento he pecado…, lamento y odio a todo lo que representa el PSOE hoy, la mediocridad en estado puro, su líder, confinado sin país –o en el de las maravillas-  y sin perro que le ladre, un fracasado con aires de trivial grandeza, mezquino, ridículo  y chocarrero, como Tovar en Murcia o la Castejón en Cartagena en su mundo de cínica fantasía, son solo fracasados con oscuras orlas de estadistas de cuento. Y esto es otro hecho, no conjetura.  
También confieso que he pecado de palabra mi vertical crítica a esta región de cuyo nombre no quiero acordarme y del desatino estructural de su política, derivada directa de la de Madrid, donde el amiguismo, el seguidismo y el vasallaje se han insaturado por el virrey Valcárcel en horas bajas, auto desterrado en Bruselas para ser anónimo, y a su horda claro, una cuadrilla con fecha de caducidad. Manipulaciones, ruines estratagemas, cinismo en estado puro, hipocresía, eso es el PP y en Murcia con Cum Laude. Un partido deteriorado en su alma por una gestión gris y vulgar de intereses nominativos, y aquí como en Madrid solamente me fio de Garre, un Alberto Garre despreciado y odiado por sincero y ecuánime, decir la verdad está penado en este partido.

Confieso que he pecado de palabra, de mucha palabra  reclamando la honra perdida a la tres veces milenaria ciudad de Cartagena, una ciudad sin suerte política, empitonada por la vulgaridad y volteada por la incompetente ingravidez de sus políticos, arropada entre gritos e intereses triviales no levanta cabeza, ni con el PP, ni con este prosaico maridaje de partidos socialistas y locales, curiosamente anacrónicos que se toleran por interés y protagonismo, no por eficiencia ni eficacia, esto es una realidad nada distorsionada, sin gritos ni vergonzosas beligerancias, eso sí, con un Podemos que como denominador común de su existencia en este país hace de vulgar celestina. Comparsa tardo política a la que hay que sumar a los fracasados populares que siguen en el tendido de sombra a la “sopa boba” con un fracasado por inoperante y aciago PP cartagenero, con su fracasado presidente que ni pincha ni corta y con una desnutrida y acabada Barreiro, hoy senadora de fortuna por la gracia del virrey, vecina directa de Barbera…, y a la sazón, secretaria general del partido que no ejerce, junto al Sr. –perdón- Espejo y compañía que no han aportado nada más que hipocresía e indigencia intelectual, aderezada de cinismo a esta ciudad.

Solamente una persona en décadas ha demostrado capacidad sobrada, honorabilidad, honestidad, recato, educación y respeto, algo olvidado en estos lares, respeto… José Vicente Albaládejo, da envidia torera y se alza como libertador de la novia del Mediterráneo. “Asinque”, un país con Cifuentes, una región con Garre y una Cartagena con Albaládejo, por ejemplo, y esto sin pensar mucho, alejarían los fantasmas de la mediocridad como Rajoy y Sánchez. A los auto comandantes de comic con estrella de ocho “picos” que no puntas y dibujada a mano como Iglesias y compañía que no han esbozado más batalla que su indigencia interior y con la que podemos irnos a la mierda un poco más.

Y así, alejaríamos a los Valcárcel, Sánchez y demás seres de la farándula mediocre murciana, y aquí, este trio del Tarot político cartagenero que forma PSOE, Podemos y MC basados en intereses y protagonismos de revista quedarían obsoletos, yertos e inertes para benéfico nuestro. Decía Machado, Manuel, en su “Mal poema”. “En un pobre país viejo y semisalvaje,  // mal de alma y de cuerpo y de facha y de traje, // lleno de un egoísmo antiartístico y pobre — los más ricos apilan Himalayas de cobre, //y entre tanto cacique tremendo, ¡que demonio! // no se ha visto un Mecenas, un Lúculo, un Petronio —.
Luego, la juventud que se va, que se ha ido // harta  de ver venir lo que al fin no ha venido. //  La gloria, que tocaba, es nada, disipada… “

Ale, que no es tan difícil seguir pecando y confesando y más, a estas alturas. Analicen. ¿He dicho alguna tontería?, espero que sí, posiblemente…, como decía el cineasta francés Chabrol, “La tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no”. Y encima nos confesamos…

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.