PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Asco

Están por todos sitios; en la política, en la educación, en las instituciones, en las grandes y pequeñas empresas, son personajes que viven del mercadeo de la palabra, encantadores de almas, parásitos sociales que se nutren del trabajo de los demás, son una lacra establecida por derecho de linaje en todos los tejidos de la sociedad, viven del cuento, de sus falsos encantos disimulando su  ineptitud, son frívolos vividores al uso a los que yo llamo maulas sin dignidad, los listillos que diría mi santa madre, seguro que leyendo estas letras habéis identificado a algún personaje de estas características en vuestro entorno, y dan asco.
Asco ante la sensación de falta de responsabilidad y frivolidad que se arrastra en este país, mientras los jueces justifican su trabajo por exceso, producto de la soberbia política sin distinción de color y partido, las puertas de los juzgados parecen cabalgatas de reyes en Navidad. Los representantes políticos hicieron sus particulares cortijos de sus responsabilidades, incluso algunos, los más descarados se hicieron desoladoras y hasta aeropuertos privados, digo privados porque no han volado más que las moscas desde su finalización,  y así nos cortan el aire al resto. Pagarán.
Pero como siempre, en casos de corrupción y caos, como en los cadáveres, aparecen aves de rapiña disfrazados de libertadores, o los gusanos al uso a transcribir su realidad y enviar los mensajes caducos y fracasados que solamente han llenado de pobreza y miseria a quien los ha ejecutado. Aparecen dando asco los oportunistas, los que se amparan en las mercadeantes frases del progreso y el reformismo reaccionario, como si los hubieran inventado ellos, y hacen suyos la mentira y la falsedad, disfrazándola de quimera y  fantasía. Además son prepotentes y no aceptan sus fracasados fracasos, son vengativos, viles…
Particularmente, si el progreso político, y la reforma progresista es copiar a Venezuela, ni de lejos. Fue un país rico, de hecho, el que más recursos de Sudamérica podría tener y sin embargo, una reata de neo-reformistas, totalitarios y caducos reaccionarios lo ha arruinado, lo han destrozado imponiendo la autocracia por gobierno, estos de Podemos y afines que lo envidian por frustrados, y beben de sus arcas acuosas, ¡¡¡ale pues!!!, que se vayan a Venezuela…, donde no hay que comer, que beber, y donde hay presos políticos por designación directa de terratenientes gubernativos que le darán cobijo, ¡exprópiense!
Si ser reformista es atacar a una capilla, desnudarse y agredir, siempre al católico, ya que no tienen cojones ni ovarios para hacerlo en una mezquita o una sinagoga, esa reforma me recuerda a los tiempos estudiados de  Lutero, y eso da asco.
Si ser reformista es atacar frívolamente a modo de tumulto, hoy llamado ‘escraches’ y cuando se es atacado, dignificarse como ataque personal anticonstitucional, la hipocresía y la pobreza humana de los tardos progresistas reformistas, yo no la quiero, me dan asco.
Asco y vómito da ser progresista reformista y justificar los asesinatos de terroristas, o mirar para otro lado y hacer apología de la defensa y justificación política del terrorismo, sobran, en este y cualquier país porque dan asco, mucho asco, son de innoble y oprobio corazón.
Asco da ver cómo, en los ayuntamientos y otras instituciones aparecen los anti-casta, a dar lecciones de transparencia y dignidad y en pocos meses demuestran lo indigno del cargo y dejan en mantilla a la casta que critican, ponen  a sus amiguetes y los de su partido humillando a los contrarios, ponen a sus familiares y allegados en puestos de a 40.000€ al año y más asco da cuando, amparados en el cinismo y en la hipocresía se justifican con prepotencia y enjundia en bochornosos plenos y asambleas. Encima, dándoselas de listillos vulgares y ordinarios, sin conciencia y algunos encima, a Dios rogando a diario y pecando de soberbia. “La burla es el medio que emplea el ignorante acomplejado para sentirse sabio”, Jodorowsky.
Asco da manipular las tradiciones populares de un país con miles de años para ostentación propia, además, jugando con la ilusión de los niños como en la Cabalgata de Madrid, pero más asco me da los que hacen tribulaciones apológicas del asesinato y del terrorismo y quieren disfrazarlo como libertad de expresión en teatros haraposos de fortuna (titiriteros). Los mismos que dirían que este artículo en nocivo y belicoso, seguro. Y duda, que  no temor por las estúpidas ocurrencias ya contempladas en “sede cartagenera” por los guiones franquistas y otras gilipolleces de los “podemitas” de fortuna sobre la Semana Santa, sus desfiles y liturgias, ya oímos, con tanto tonto contemporáneo, necedades a espuertas de los mismos analfabetos que no saben ni  de tradiciones ni de génesis culturales y populares, solo de chabacanerías, ¡incultos!.
Por cierto, las casas de Protección Oficial que hicieron allá en la posguerra, quizás en la que tuvieron cobijo más de un reformista progresista, ¿había que tirarlas?, ¿La Seguridad Social exportada por el gobierno franquista al resto del mundo, la anulamos?, ¿el derecho instaurado en la posguerra a una pensión también?, etc., ¿se puede ser más imbécil? O simplemente, reformista progresista reaccionario.
Más que asco da la falsedad y la cobardía de buscar un minuto de protagonismo, rezando irreverentes oraciones cristianas disfrazadas de la vulgaridad y la ordinariez de su protagonista y aplaudido por la casual alcaldesa barcelonesa o nueva calaña más que casta, siempre cobardes y ruines porque no son capaces de hacerlo con otras religiones, siempre a la más afable, joder, a ningún personaje de esta nueva casta casposa y aceitosa se le ocurre hacer un poema en contra de otras confesiones, o en agradecimiento a la vida, al hambre quitado y al cobijo que la iglesia católica ha dado en este país y al resto del mundo, eso simplemente se llama miseria humana y aquí está abundando.
Asco da ver la máxima institución española ocupada por delincuentes de guante blanco socorridos en la corrupción más profunda y ahora con los nuevos inquilinos que limitan en la delincuencia común, sin contingencia de delito, hay de todo…, desde neo o tardo aburguesados diputad@s y senador@s investigados, imputados, adictos, perroflautas, hasta fichados por violencia y disturbios. Al tiempo, si no vemos a fumados y colgaos dando espectáculos en la tribuna. “Amor de puta y vino de frasco a la noche gustosos y a la mañana dan asco”, anónimo. Al tiempo.
Asco me dan los perdedores que gobiernan por casualidad las instituciones y son peores que los que han relevado, eso es miseria humana, convierten lo que tocan en caos y turbulencias sociopolíticas, tienen las moralidades corruptas, la cambian al gusto del sillón a ocupar. La dignidad es una cualidad de la que hoy, muy pocos representantes políticos, nacionales, regionales y locales pueden hacer gala de ella. De hecho, me cuesta encontrar alguno.
Compartiría un poema teologal sobre la ‘Turbulencia’ de la situación actual española del escritor  argentino Gavrí Akhenazi, pero importunaría el encanto de ese artículo.
Que Dios me perdone, porque en mi casa nunca me enseñaron a odiar, si bien a ignorar, de hecho, no sé lo que significa, pero decía el maestro Ortega que; “Odiar a alguien es sentir irritación por su simple existencia”, joder y me siento irritado ante una televisión o un periódico todos los días al ver a tanto calavera.
Por cierto, según el diccionario de la ‘académica sin sillón’, María Moliner; ‘asco’ es una sensación física de desagrado que produce el olor, sabor o visión de algo y que puede llegar a provocar vómito. O, Sensación de desagrado que produce alguien o algo y que impulsa a rechazarlo. Mi respeto a todo y todos ante todo, por si alguien lo confunde con un insulto. Que grande que es nuestro castellano y que pequeños los que nos representan.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.