PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

La gente que me gusta

Cada día los mortales de a pie, los taxidermistas de la sociedad, los que nos enfrentamos cotidianamente a la gestión impuesta que nos exige la vida, la laboral, la social, y sobre todo la familiar, ¿por qué no decirlo?, los que somos un tanto “cortitos...”, los que hacemos un contrato con nuestro voto y exigimos responsabilidades, nos sorprendemos de las chabacanerías con las que tenemos que lidiar cada jornada, sobre todo, dado el mediocre listón político que nos embarga y enerva, nos agota y ya nos aburre. Sobre todo, cuando estamos inmersos en el fracaso de nuestras elecciones y en el continuo chantaje de nuestros elegidos, los perdedores se alzan con el triunfo, en España, en Cataluña o en Cartagena, ser perdedor y gobernar mal hipotecado…., esta es nuestra democracia y nuestro día a día.
España no está bien, está enferma y en vías de entrar en la UVI, máxime con la “vil calaña de proa” autócrata y absolutista que se avecina.  Pero nuestra sin par Cartagena esta ya encamada en un box, y no en el Rosell. Es obligación de los que disfrutamos de espacios de divulgación hacer acto de contrición personal y expresar nuestras más superficiales o profundas opiniones que de momento, “nos ampara la Constitución” hasta que cualquier caudillo de pandereta disfrazado con locuaz palabrería lo impida. Y esto, producto de la chulería y prepotencia que nos anega en la actualidad, de norte a sur y de este a oeste. Intentarlo lo harán, eso fijo.
Decía el militar y político, semi libertador de atormentados José de San Martin que; "La Soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales, que se encuentren de golpe con una miserable cuota de Poder", joder, hace más de un siglo y parece que es hoy. La chulería está en permanente paralelismo con la soberbia, denota presunción e insolencia y además, por parte de un hombre, al hablar o al actuar, eso dice la RAE…, aunque yo tengo mis dudas, no hay distinción de género, si bien, la anterior corporación gozaba de hacer suyos estos adjetivos mal entonados, desprecio, prepotencia, chulería y sobre todo incapacidad e ineptitud, la consecuente no le va a la zaga, si bien la supera.
Con una Cartagena desestructurada, con un campo cartagenero asolado por el descabezamiento policial de la metrópoli y la hambruna política, con unos barrios abandonados por ignorados. Con un Mar Menor olvidado y menoscabado y con pleitesías de papel mojado sin contar con una parte de la comarca, con un embrión necesario de reestructuración del territorio negada a la contra política, así no se gobierna. La venganza y la represalia mal entendidas son síntomas de incompetencia e insalubridad política y de eso esta tierra esta sobrada, o lo que es lo mismo, de incompetentes dirigiendo los destinos de Cartagena e incompetentes sentados a banda y banda de la fosa común que es el Pleno, es una humilde y “cortita” opinión.
Decía también San Agustin que; “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano”. Y lo jodido es que nadie le hace caso. Y así, esta corporación está haciendo buena a la anterior, y eso es de “cum laude” a la incompetencia, aparte de bravuconerías y disputas irrelevantes por marcar los territorios, nada ha cambiado aunque todo parezca diferente. Los perdedores que aventuraron un gobierno bipartito grácil, los que este verano se correspondieron con una brisa de aire fresco, se han contaminado, el aliento de este matrimonio político de conveniencia nos hace sufrir desde su placidez. Un año ya del casamiento “calé”  de cuatro años entre PSOE y MC, a costa de lo que sea. Se nos prometía la vida, y algunos fuimos brutalmente engañados, defraudados, no esperábamos mucho de las urnas, pero tal incompetencia y solo devaneos fotográficos del maridaje antagónico durante casi un año, tampoco. Se ha negado descaradamente la bajada de impuestos prometida, escusas de tesorería y mal pagador. A la contra se han engordado los cargos de los mantenidos municipalmente, y esto es un hecho. Se han perdido, tras trasplantar la ADLE ayudas cuantiosas y menoscabo en la acción formativa. La excusa ramplona de que hay topos no es lícita, es de ineptitud, sí, y posiblemente ratas y ratones también los habrá, si bien es cierto que nunca funcionó, ahora ya menos.
Argumentos. La reestructuración del territorio, y la adecuación de ayuntamientos corresponden a todos los implicados en la Comarca de Cartagena, no a los de político interés trivial por respeto al sufrido votante comarcal, sin siglas ni colores. La única infraestructura realizada en la ciudad ha sido la rotonda comprometida de Capitanes Ripoll, la que no hacía falta… Sobre las faraónicas construcciones como el Palacio de Deportes, Auditorio, o la remodelación de Los Dolores, entre otras, solo demagogia. Sobre despilfarros económicos, el silencio o la frustración. En turismo otra decepción, lo que para algunos son representaciones poderosas por prepotentes, para otros son ridículos espantosos cono en FITUR. Deportes y Educación ausentes más que por algún reportaje –la tónica- de protagonismo fotográfico. Se ha perseguido a la Policía Local descabezándola, muestra de ello es que desde el abandono del Jefe por imperativo político, solo hay problemas y faltas, ¿casualidad?, ante estos, más excusas de incompetencia por falsa competencia. También se acosa Protección Civil (pero no a los que han sustentado contratos multimillonarios a costa del Ayuntamiento en playas y en la ciudad por dirigentes locales del PP). A los Bomberos, a medio Ayuntamiento…, y la impresión y la realidad no es otra que colocar a comisarios políticos adictos al nuevo régimen, y esto, lamentablemente los desautorizan para exigir seriedad y legalidad al resto,  y no olvidemos que la corrupción política se refiere al mal uso del poder público para conseguir una ventaja ilegítima…, además de robar de las arcas.  Y como en un estado acaudillado, los dirigentes, en este caso el concejal de Seguridad, marcado por la acción de la Justicia por burlarla, irreverente total, quizás buscando una ventaja de legalización ilegitima…y con los apoyos del maridaje político mal avenido, hacen de su capa un sayo.
Lo del cambio de nombre por la ley zapateril de desmemoria histórica ya es de incultos contemporáneos, o populismo en estado puro, ignorar la historia y olvidar los hechos del marrajo López Pinto y a Bastarreche como el canalizador del agua corriente en la ciudad, entre otras hazañas, se acerca al mercadeo popular, pero las alternativas pueden ser Santiago Carrillo o Dolores Ibárruri. También, por esto del protagonismo, Plaza de José López y Plaza de Ana Belén Castejón, que no lo descarto. Posiblemente seamos algo “cortitos” los cartageneros, pero ¿dónde está la beligerancia de nuestra autoridad municipal esgrimida en otras plazas y en otras corridas? Así, sin querer, los cínicos del PP están ganando la batalla a pesar de los palmeros de ambos lados, y sin despeinarse y conspirando entre ellos, tomando el bocadillo de fortuna para asegurarse el sustento. Ojo, después del affaire de Valencia llega Murcia, ¡a las puertas!, que sigan temblando los ahora opositores si tienen algo que ocultar.
Lo han tenido a huevo los locales otra vez para asentarse en la ciudad largamente, pero como siempre, la falta de humildad que se comparte con el podemita Iglesias y otros ilustrado de la “tardocracia” española, los ha hundido. Esto no es serio ni políticamente digno.
Decía hace poco Duran en Barcelona que "No será a base de chulería como encontremos la solución a los problemas que tiene hoy nuestro país", y estoy de acuerdo porque normalmente suele acabar en ridículo…, o algo que por su rareza o extravagancia mueve o puede mover a risa. O en otra acepción del adjetivo; escaso, cortito, de poca estimación. Así que tras 70 años del beso más famoso del mundo en Nueva York, se emula en estos Carnavales y con dispersión nacional, parece ser que ha aparecido aquél desconocido protagonista de fortuna del fin de la Guerra contra Japón, aquel que daba besos a diestro y siniestro… Se conocía de tiempo atrás a la protagonista Edith Shin, y aunque un tanto “cortito” y muy desmejorado con el original, ya tenemos identificado en Cartagena al posible Geroge Mendonca de entonces, grandezas de nuestra tierra tres veces milenaria.
“Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos”. "La gente que me gusta" (Benedetti). Ya sé, ¿a quién le importa la gente que a mí me guste? Pero me gusta que quien me represente sea educado, honrado, respetuoso, y además lo demuestre.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.