PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Camino del calvario

Hace un siglo que aquél primer ministro de izquierdas francés que frustró a los huelguistas sindicalistas en la Francia de comienzos del siglo XX y más tarde renegó de su condición de liberal y de socialista; “Clemenceau” decía que; “Gobernar dentro de un régimen democrático sería mucho más fácil si no hubiera que ganar constantemente elecciones”, sin duda, esto sería una gran ventaja para los gobernantes a pesar de sus necias políticas, pues se perpetuarían en los sillones, pero a Dios gracias sí las hay, tibia quizás, y tenemos la obligación de ratificar lo honesto y denunciar y ajusticiar el menoscabo racional al que estamos sometidos, todo ello contando con unos “aspirantes o aspirantas” que estén a la altura de tan noble país, que sean lo más granado de nuestra sociedad y que la duda sea por calidad, pero la paradoja es que la mediocridad política en la que nos situamos, la verticalidad de los partidos, el estancamiento autocrático y el adoctrinamiento disciplinario de sus huestes nos hacen difícil la elección, la calidad política se ha perdido, son más los buenos, posiblemente, pero solo aparecen los malos con protagonismos de fortuna, los que han hecho de una dedicación social un oficio inexistente, los políticos de pacotilla que no tienen cabida fuera de éste, tan noble y a la vez tan desasosegado mundo, y lógicamente quiebran la confianza del ciudadano, la que le han dado en las urnas. “La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes”. Charles Bukowski.

Estrategia, arte, teatro, como citó Otto Bismark,” la política no es una ciencia, sino un arte”, a lo que sumo, arte del que algunos se benefician notablemente de la mediocre puesta en escena, artistas de fortuna con un papel muy bien aprendido y con fachada más que corazón. Si hace unas semanas vaticinaba el mercadeo de la palabra en este mismo espacio de opinión, hoy da vergüenza escuchar a nuestros políticos. Si nos sorprende la oposición por desatinada y paradójica, nos ridiculizan las huestes descaradas que nos gobiernan con sus movimientos de sillones, imputaciones y archivos a la carta. La Región de Murcia se merece algo más de seriedad, algo más de respeto, estamos en un seísmo constante de escándalos políticos, mercadeamos con los conceptos y con las palabras a nuestro antojo, y no sentimos vergüenza, ni ajena ni propia, estamos en un metafórico Calvario que en breve tendrá su resultado y temo mucho que, debido a la actualidad política sea con un final crítico y desastroso, cuando curiosamente la solución está al alcance de todos, sin tapujos, la solución de Murcia ahora, con lo que esta cayendo en el “Patio de Ayuntamientos” se llama Alberto Garre y no Pedro Antonio Sánchez, como decía el líder psudo zapateril por “queda bien” de la oposición, Pedro Sánchez ( joder con los Pedro y los Sánchez),  no más patético que los ocupantes del banco azul,  Garre es un “político limpio” sin pasado oscuro.

Crucificado antes que condenado se encuentra el Presidente Garre, que alejado de la pseudo divinidad de Valcárcel, esa divinidad que casi alcanzaba el pretor de entonces. Yo lo establecería como a Nicodemo más que a un controvertido Jesús contra Barrabás -curiosamente significa hijo del padre-, un Nicodemo que pasaba por allí y se tragó el protagonismo de una escena en la que no se veía identificado, un Nicodemo que recogió los restos del Salvador para darle dignidad a la esencia de Jesús, o metáfora de la esencia de un pueblo.

En este teatro de los misterios copiosos y vanidosos, para algunas y algunos gozosos, aparece un Barrabás de Puerto Lumbreras sin pasado alejado del adoctrinamiento, “ do ut des”, escuela o disciplina de su partido que desde el principio estaba designado para alcanzar el cielo de lo políticamente arbitrario, pensado y adaptado, que no creado para continuismo de la banalidad política murciana, un personaje establecido a la derecha del padre político pero en el rosario de la aurora, rosario con “cuentas” luctuosas por imputaciones y archivos, y más imputaciones y más archivos y más y más...

Destinado, por supuesto, a ganarse los favores de los Pilatos de entonces y de ahora. Lo cierto y verdad argumentada es que el Presidente del PP murciano, a la sazón Virrey y pesudo divinidad política, consigue casi todo lo que se propone, casi todo, pero nos obsequiará con un delfín que dista mucho de estar a la altura del puesto, falta clase, estilo, sabiduría, sapiencia y sobre todo arrestos o altura de miras, una anodina clase de teatro no le hace una estrella, a pesar de que se le ilumine desde San Esteban en detrimento del fiel votante. Como decía Ambrose Bierce  “El elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros”. Ironías de la vida.

Por otro lado y vagando por la Calle de la amargura se encuentra nuestra María Magdalena, arrepentida y menoscabada, acosada y perseguida, pobre…, una alcaldesa en horas bajas que ve como expira su vida política y esperemos que la de los suyos. La de Magdala llegó a tiempo de la redención, la de Lugo tuvo su digna oportunidad de redimirse y la ciega soberbia le está pasando factura y ante eso, aparecen los lacayos de entonces y nobles lobos de hoy. Hoy Cartagena tiene otro nombre propio, otro político limpio con pasado brillante como la estrella de Belén, con historia lucida laboralmente y relumbrada, y además sin “cuentas” negras en su particular rosario, más exitoso que decrepito, cuentas de nácar dignas de la novia del Mediterráneo que es, esta trimilenaria tierra, José Vicente Albaladejo. Y digo más, ante el crisol de banalidades que se nos ofrece, ante la oposición demacrada con resaltes en la carretera y buscando la fortuna de la errática promesa.

 

Ante la chabacanería de charlatanes de mercadillo, de los de discurso cansino y casposo que justifican los asesinatos de ETA e incluso el despropósito venezolano donde se sienten importantes, aquí importados, llegan ya contaminados y corrompidos al escenario al que ellos denominan casta, y además se creen con derecho a ello, tardo-feudales de pacotilla en el siglo XXI atesorando vanidad y soberbia amparada en la frustración. Ante el resto de la desconsolada oposición que solamente se reparte un ansia de protagonismos, un sillón. Ante estos desafortunados cambalaches políticos no es una solución apostar por concejales sin abolengo y con incierta trazabilidad, tampoco con exconsejeros de inquieta historia, ni diputados desterrados para parcheo del Pilatos de turno y además en el ocaso. Y así, en este particular calvario electoral en el que estanos sumidos y anegados, se traslada el problema al votante, al bienaventurado ” limpio” de corazón que solamente quiere ver a Dios, como metáfora de lo racional, vaya galimatías y que difícil nos lo ponen con lo fácil que podría ser.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.