PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

La cena de los idiotas

Se trata de una comedia que establece el inteligente humor y su tácita moraleja que inspira algún que otro artículo de crítica, sana, respetuosa y constructiva, máxime cuando la corrupción y los despilfarros políticos sigue siendo el segundo principal problema de las preocupaciones españolas, y es que  no es para menos, vaya tropa.

Decía Ramón y Cajal: “Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia”. Así determinaría la prepotente actitud de nuestro equipo de desgobierno municipal, como en la obra de Veber, nos traen todos los miércoles un idiota a cenar y a resultas que el concurso lo ganamos los ciudadanos de Cartagena. Claro que, cuando es un personaje de rancio abolengo, pues todavía nos puede importar menos que nos choteen, pero cuando nos toma por idiotas personajes de la anodina farándula política municipal, pues esto cabrea.

Espero y deseo que durante estos meses tomemos buena cuenta los votantes y ciudadanos de la aquiescencia de nuestra Regidora con sus caballeros y damas de la mesa redonda, inmerecedoras/es de tal tarea y sobre todo, a esa ofensa permanente hacia la inteligencia de la ciudad de Cartagena en la que nos situamos y así, en las urnas le pegamos un cerrojazo a Santa Florentina y los mandamos al paro, aunque entren “los otros”, que miedo dan también.

Ya nos despedimos del año con manejos urbanísticos de tres al cuarto, en Cala Flores sin ir más lejos, algo intrascendente para el caos institucional de Cartagena que ha quedado en aguas de borraja y que nadie ha explicado contundentemente, ¿qué pasa en el Ayuntamiento para que los expedientes pasan de oca a oca y siempre con algo oscuro y oculto detrás?, informe arqueológico, Red Natura… , no me parece de recibo que esto le pase al neonato edil de Urbanismo que ha de ser escrupuloso de por más, ¿o es producto del poderío torero para aseverar quién manda?

Luego nos llegan las “Rimas y Leyendas”, que no de Bécquer sino de este gobierno, las agrandes obras previstas…, las que no se terminan y sabe Dios cuando se terminaran…, y lo que costaran…, para eso si hay dinero de la Comunidad, para el Rosell y Sanidad no, y las que se quieren empezar, apuesten quienes o quién las va a realizar y seguro que no se equivocan.

Lo del “Paro” y las copiosas declaraciones de la Alcaldesa en su ocaso político mediterráneo son de órdago. ¿Si la prioridad es luchar por el déficit en este año y en esta legislatura?, ¿por qué pagamos los cartageneros 2 millones de Euros en sueldos a cargos de confianza en la legislatura, medio millón al año?, échelos y cubrimos algo del déficit, ¿o se les debe algo?, estos no los ha votado nadie, son producto de la magia política. La bajada real del paro en la ciudad ha sido de 307 personas en el año –es para tirar cohetes y ponerse medallas- y los números de diciembre son consecuentes con la fecha, ya que de los 575  solo 9 no son, repito, no son, del sector de servicios y comercio, y esto lo dicen fuentes oficiales.

Pero la guinda la vuelve a poner el área de seguridad, vamos ganando adeptos a la insolvencia, si en el desastre de organización y falta de efectivos de seguridad de la última madrugada marraja se culpó a la propia policía local por parte de sus representantes políticos, ahora, en un acto de desmesurada grosería, producto solamente de la más profunda ignorancia, de la más inerte mediocridad, se culpa al propio público de Cartagena de los desmanes de seguridad de la Cabalgata de Reyes, del acto portuario al cantil del muelle mejor ni hablar, nadie ha cifrado los asistentes, las familias con niños que bajaron al centro a disfrutar de la cabalgata, pero de lo que no hay duda es que fueron muchas miles de personas, personas que deberían de haberlo hecho en espacios más abiertos, por comodidad y seguridad, ya que los ciudadanos por naturaleza se aglomeraron a su paso y además, en una emergencia, ésta hubiera acabado en desastre, de hecho, la falta de previsión a lo que nos tienen acostumbrados permitió una situación crítica con el hinchable de la 'cerda…', a pesar de ser el único culpable el público claro, a nadie se le ocurre sopesar la carrera o itinerario, no hay 'guiones' semanasanteros en seguridad y festejos. “Pa mear y no echar gota”.

No tengo ninguna duda de que los responsables técnicos de seguridad, dícese, el jefe de la Policía Local, el de Bomberos y el Coordinador de Protección Civil, por su experiencia y profesionalidad pusieron encima de la mesa el desdén y la inquietud que se avecinaba,  o sea, los problemas de aglomeraciones en tan escueto espacio, y no tengo dudas que los responsables políticos, dícese el nuevo delegado de seguridad –vaya debut- y el, ya famoso concejal de seguridad a pesar de la ironía, en un  acto de mal entendida lealtad institucional ahorraron en costes a costa de la seguridad de los cartageneros, y esto es tangible e imperdonable, pero lo triste es que encima, se vuelve a deteriorar la imagen de la Policía que se le encomienda o conmina la nada grata factura de denunciar a los insurrectos automóviles mal estacionados en la zona lindante al festejo en ese día, de vergüenza torrera, esta política municipal está sitiando al ciudadano y encima, la festera de guardia acusa y culpa de su inoperancia e incompetencia y falta de gestión a los espectadores del evento, -como ya no hay más fotos hasta Carnaval-, que quizás fueron los mismos que corearon…, de vergüenza, y uno y dos y….., el envío del prepotente Rey Mago de once peluches a un sólo balcón sito en la  carrera donde algún noble de la realeza cartagenera y pepera posiblemente moraría, quizás, quizás, quizás, vergüenza ajena daba ver el pueblerino espectáculo, ya lo decía Molliere; “Las personas no están jamás tan cerca de la estupidez como cuando se creen sabias”

 

No sé cómo se osa a culpar a la gente de los propios errores, eso es síntoma pueblerino y, a pesar de los concejales de esta ciudad, que bajo mi humilde opinión, ninguno está a la altura de la trimilenaria, con permiso de don Tomás, y algunas de hecho están en lontananza…,  a pesar de la política nociva hacia la ciudad desde la metrópoli y asumida por el Consistorio sin tapujos, a pesar de los esfuerzos de todos ellos y ellas por no dejar despegar a tan insigne Villa Mediterránea, Cartagena dejó de ser un pueblo hace décadas, a pesar de mantener este partido desgastado su política de aldea en una gran ciudad, me van a perdonar pero; “con buena picha bien se jode” que narra el dicho popular y si se sacrifica a impuestos al ciudadano al estilo medievo, no es muy difícil ponerse medallas. Esperemos que las dimisiones y los ceses vengan antes de que ocurra una desgracia, porque está visto que últimamente la Virgen de la Caridad tiene trabajo. Lo dicho, Pierre Brochant tiene donde elegir para cenar el próximo miércoles y jueves, y….

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.