PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

¿Orgullo?, el de Cartagena no pasa por ser gay

“Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas”, Oscar Wilde. ¿Porque no disfrutan en silencio su condición sexual como el resto de los mortales?, ¿a quién le importa su circunstancia y el orgullo de tenerla? Otra vez y un año más aparecen los ilustrados de la bobería de este siglo de oro de la ignorancia tácita que nos encumbra a los cartageneros y además, ratifican un orgullo cartagenero instalado en la homosexualidad, será en la de ellos y la de ellas ya que todavía no sé a quien representan, pero citando a Bernard Le Bovier “El orgullo es el complemento de la ignorancia” y ¡cuanto de ignorancia hay en una y otra acera! No sé, no sabemos… desde cuando Cartagena, tres veces milenaria ha enarbolado la bandera de la homosexualidad o del mentecato orgullo inventado.

Uno o una se puede sentir orgulloso de su profesión, del trabajo bien hecho, de los éxitos decorosos alcanzados, de las acciones solidarias, honestas, humildes…, de las actitudes y aptitudes de sus hijos e hijas…, orgulloso de su familia… ¿pero de su condición sexual? Berenjenal absurdo de una falsamente progresía, condenado y condenada como su celebración estúpida, vacía e irreverente, al fracaso temporal.

Cartagena es tierra de orgullosos guerreros, de nobles marinos, de ilustres inventores, es una tierra de histórico abolengo basado con denodado orgullo en el sacrificio, en la aventura e incluso en la insurrección, orgullosa de haber sido temeraria, pero nada temerosa, además de innovadora, revolucionaría, ¿más…? una ciudad encerrada en alma de mujer y no por ello afeminada, novia del Mediterráneo, incluso medio amante de La Habana y Manila por lo que dejaron allá. Muchas cosas puede parecer nuestra ciudad, pero cuna y bandera del orgullo gay, la verdad es que no.

No imagino a Cartagena gay por muy de moda que parezca y por mucho que se empeñe el gobierno por omisión y sustentación de propugnar, quizás, dejando correr la mente, y haciendo pedagógica ilustración a medio camino entre el cognitivismo y el conductismo pueda encontrar en estos movimientos subsidiarios, frustraciones escondidas de aquellos y aquellas que no se atreven a expresarse libremente y en solitario, la masa…, que siguen queriendo ser un centro de atención a medias tintas, entre el pudor y la vergüenza, y que siguen anclados en su propia falta de personalidad y de libertad intrínseca, como si a algunos nos importara este desarrollo pseudo-psicológico. No se porqué hay que someterse a actividades pseudo Kulturales de la progresía mal entendida, por muy de moda que nos la quieran endorsar, a la que sin rubor, y con una crisis económica profunda, se suma nuestro liberal y dadivoso consistorio y además, en pleno éxtasis de demagogia mediática, anunciando posibles absurdos o mas absurdos posibles, que los hay, tanto nacionales como internacionales, ya saben, “el yo más…”, en este caso, yo más…

En cualquier caso, creo que no es el momento de apoyar económicamente adulteradas algaradas cuando las cuentas municipales sufren vacíos sustanciales, ni aún cuando estuvieran llenas las arcas, como en años anteriores han hecho, y está demostrado, ¡ya sabemos que se negará la mayor!

Todos tenemos derecho a estar orgullosos de nosotros mismos, de nuestros desarrollos personales, ¿las hacemos?, ¿donde establecemos la lógica frontera de lo necesario, lo real y reivindicativo en contra de lo absurdo y banal? ¿Porqué no hay orgullo de ser currante, de ser heterosexual, de crear familias y luchar día a día con los problemas de subsistencia como si fueran naturales?, el orgullo de la ama de casa al recibir la noche tras un día de abnegado y sin embargo inerte y desconsolado trabajo, ¿dónde se queda?. ¿Orgullo o un consuelo tirano? ¿Orgullo o un profundo egoísmo?

Hoy en el siglo XXI, no sé quién se siente perseguido para enarbolar pendones y pendonas acalorados y coloreados, ¿o no es más que seguir llamando la atención con el concubinato de los oportunistas de fortuna amparados en siglas políticas y sociales?, ¿complejos y frustraciones? Claro está que –ironías incluidas-, éstos que apuestan por la fiesta desmedida son los que pueden aportar vivencias en la clandestinidad y otras muchas frustraciones que se pueden tratar en una mesa… redonda…, o en una consulta psiquiátrica, lo cierto es que en esta ciudad y producto del cuento diario junto al gobierno y la inutilidad de la oposición, aunque en este caso por esto de la progresía y de la demagogia son cómplices, cada día se nos toma más por tontos al resto de los cartageneros.

Retomando a Wilde, orgullosos de no se que se lanzan a la calle con el subsidio de nuestros impuestos…, si ahora no, en años de engañosa y falsa bonanza lo han hecho,… en fiestas de panderetas multicolores, risas y cánticos absurdos reivindicando… ¿que todos seamos gays…? ¿Que todos seamos promiscuos…?, que estamos atrasados, seguramente, pero lo único cierto es que todos comprendemos, todos asumimos pero no todos somos… y además nos importa un bledo por no decir una mierda, se reivindica una condición sexual personal que ya está defendida, aceptada o ignorada, da igual, pasa desapercibida,¡pero no!…, ahora toca la eclosión mediática de ser un sello del liberalismo frustrado y seguramente añadirlo al proyecto turístico que diría nuestro kulto consejero dormilón y otros tontos del montón, que en esta región son epidemia sustentada económicamente y mientras, nuestro gobierno de celebraciones, celebrando juicios, celebrando bancarrotas, celebrando despidos y cierres, celebrando concesiones equivocadas por dudosas como el Auditorio, Las obras de Cartagena, los contratos de los socorristas… pero sin pudor ¿cómo lo han tenido tan difícil?, -momento de reflexión.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.