PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Tres funerales y un velatorio

Los estados y riqueza, // que nos dejen a deshora// ¿quién lo duda? // No les pidamos firmeza, // pues que son de una señora// que se muda, // que bienes son de Fortuna, // que revuelven con su rueda// presurosa, // la cual no puede ser una, // ni ser estable ni queda// en una cosa” Jorge Manrique: Coplas por la muerte de su padre. ¿Quién duda de que la fortuna y la riqueza nos dejan a deshora?  La hacienda y la riqueza son bienes de la fortuna, ídolo inconstante que hace girar su rueda, haciendo que suban los que están abajo y bajen los que están arriba. La fortuna no dura siempre.

Podía haber empezado con una ironía cinéfila, ya que el título se asemeja más a una rancia e irónica película que a un poema ilustre. No solo el título, sino la triste estampa dada, pero la realidad política es cruel y seria. La imagen dantesca de las tristes figuras populares y populachas arengando a sus palmeros –pocos- en Santa Florentina me trajo oscuros pensamientos anclados en el rancio recuerdo. Espectros negros sobrevolando la Trimilenaria y difuntos vagando sus políticas almas en pena por los entresijos del sombrío laberinto de las tinieblas cartageneras y por extensión, murcianas.

Al lado, cual cuadro de la época más oscura de Goya, bien podría ser el “Aquelarre o el gran cabrón”, de aquellas llamadas pinturas negras, un velatorio, el velorio político de Espejo asistido por los espectros de sus antecesores en volátil funeral, tres jinetes del apocalipsis político del PP en la región, derivada directa del oscuro futuro del nacional, un futuro, tanto allí como aquí, condicionado por las sombras en pena que deambulan entre escaño y sobresalto judicial, en este teatro de lo absurdo que es esta efímera sonata política ofrecida por los adalides del errante sepelio de este país, fantasmas del camposanto político que se aferran a lo que pudo ser y no fue, ni es, ni será, escondidos tras un escaño cual muerto en vida, nos avergüenzan y sonrojan, solo el desvanecimiento de estos espectros y la consumación de su funeral político harán recuperar la claridad de la esperanza para este país, para esta región y para esta ciudad.

Ya en capilla de político réquiem, el mismo que su propia y ya longeva gestión, truncada en el camino por su ego maligno, reaparecen de sus auto destierros, de sus mausoleos y retiros, a bañarse en dadivas y aplausos de sus lacayos, al más puro estilo medieval.   No sé si el equipo de Garre o de otro adalid de la verdad política podrá resurgir al PP como al Ave Fénix, pero estos esqueletos descarnados -siempre políticos- y sus palmeros, NO. Solo el velatorio de los eméritos, y los descargos por la falta de respeto a los cartageneros de bien, pueden justificarles estas reapariciones, efímeras y etéreas, y no es el caso.

Valcárcel dice: “Ahora más que nunca, Cartagena echa en falta un gobierno sólido y responsable”, sin duda alguna así es, la mediocridad y el absolutismo retumban en la trimilenaria, pero lo actual no es más que una continuación de la última década popular en Cartagena, en la región, solo el espejo de los palmeros retroalimenta el EGO maligno sin contingencia de partido o apellido. El banquillo del PP está lleno de estigmas de rancia y oscura política, de comadreos y apariencias viciadas, de dudas corrompidas y amoralidades, de espíritus del pasado más negro del PP en la región, de su ocaso, de las mentiras con boato como el AVE fantasma de Ayala, del indigente negocio de la desoladora de Escombreras o el aeropuerto para los contribuyentes, el virtual fracaso de Contempolis, o el disparate del Batel y del pabellón, entre otros. Vergüenza dan, y la única solución es su destierro, el cambio radical y el refresco de los líderes y acólitos como correctivo a la incompetencia y al menudeo político, aquí sigue oliendo a muerto y el cementerio político está casi vacío.

No señores y señora, con perdón, Cartagena no es la segunda ciudad más importante de la Región de Murcia. Es otra de las destacadas ciudades de la región de notable factura y ecónoma, en donde, además, el PP ha tenido un asentamiento importantísimo y donde nos ha defraudado, nos ha mancillado y donde se ha rodeado de estigmas en la gestión, de personajes inocuos, sin pasado y sin más futuro que el otorgado de fortuna, sin merecimiento y sin esfuerzo alguno. Les corrijo, “era” un partido grande, numeroso y unido. Detrás de las siglas del Partido Popular ya no hay personas con principios, ideales e ideologías., solo hay fantasmas... “Este hombre no es de ayer ni es de mañana, // sino de nunca; de la cepa hispana // no es el fruto maduro ni podrido, //es una fruta vana // de aquella España que pasó y no ha sido, // esa que hoy tiene la cabeza cana”. Del pasado efímero. Antonio Machado.

El hasta ahora presidente del Partido Popular de Cartagena, Francisco Celdrán, no puede destacar la labor del grupo municipal popular, simplemente porque no existe, y el resto es verborrea de mercadillo, brindar al sol cegados por la realidad que no se quiere ver. La culpa de que el actual gobierno de Cartagena y suscribo sus palabras, sea “un gobierno incapaz, sectario y que improvisa, que trabaja solo para los suyos, que arrincona a la oposición con juego sucio y que menosprecia a cualquier colectivo que no se muestre afín a él”, no es más que producto de su nulidad, incompetencia y cobardía política al frente del PP local. Un PP gobernado, manipulado y degenerado por la secretaria general, Barreiro, dueña, ama y señora de los destinos y manutenciones de sus lacayos durante quinquenios. Hoy, efímera senadora huida de forma cobarde de ésta, que no es su ciudad y a la que regresa engreída, pero no tan soberbia como antaño, a darnos lecciones de inmoralidad política, sin remordimientos. De hecho, la perdida proporcional de votos con referencia al virrey, al presidente y su secretaria general, además de la reata que encabeza Espejo, Bernal, y su “santa compaña” es directamente proporcional al más profundo fracaso que ha conocido el PP, tanto local, comarcal como regional. La pérdida de votos ha sido cuantiosa, mientras que, si se refresca el equipo, con gentes de honestidad y honorabilidad contrastada, se obtendrían recuperaciones notables, pero esto sería un ejercicio sincero de dignidad política, modestia y vergüenza y no lo contemplo, así que, entre mediocres anda el juego.

España no se merece esto, la política del avestruz de Rajoy, descalificar la banalidad contraria, Rajoy y su sequito se han equivocado, solo su marcha reflotaría la esperanza en este país pues arrastraría la de los demás, a los populistas y a los sociatas. Con Cifuentes serian mayoría, ¿no merece la pena su oprobio sacrificio?, o ¿es desprecio a España? Valcárcel se ha equivocado con asomar el morro, solo su marcha definitiva pondría claridad solar en esta nubosa región. luego, además de faltarnos al respeto a los votantes conservadores, ¿es soberbia?, ¿orgullo?, ¿ego maligno? ¿prepotencia o lúgubre altanería?, ¿qué es? Garre hubiera atinado con la mayoría y de lejos.

Celdrán ha estado en permanente duermevela cediendo a Barreiro el protagonismo cómodo, su permanente “ausencia” se hace imprescindible ahora y sobre la senadora efímera, la María Castaña lucense, mejor ni citarla, su huida de Cartagena la ha significado por vulgar y su altivez la ha condenado. Otrosí, con Albaládejo, le guste a ella o no, se hubieran ahuyentado con la mayoría absoluta como aval, sin paliativos, a los incompetentes del PP, a los mediocres socialistas y populistas de futbolín, y sobre todo a los voceros de mercadillo del gobierno local. ¿A que juegan en el PP?, es la hora de su éxodo. “Ahora, te visitan pensamientos que no ahuyentarás // jamás; ahora surgen ante ti visiones // que no se desvanecerán jamás; jamás ellas dejarán // tu espíritu, pero se fijarán como gotas // de rocío sobre la hierba”. Los espíritus de los muertos Edgar Allan Poe.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.