PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Platero y yo

Estamos de aniversario en este país de oportunidades, ¿o de oportunistas?, feliz para los que no tenían sustento económico-político y lo han consumado. Para otros algo más infeliz, los que lo tenían y del que vivían. Pero para otros, no es más que un triste y fraudulento aniversario electoral, un año ya desde que los populismos arrebataron el casi exiguo sentido común que quedaba en nuestros consistorios y taifas. Un año desde la electoral instrumentalización de los ciudadanos. Un aniversario tétrico con un protagonista claro, la mediocridad y la carencia de nivel y calidad de nuestros políticos en general, trivial y peregrina hasta enfermar.

Así, hace un año, el fracaso del fracasado partido hegemónico popular se convirtió en nuestro fracaso, merecido por necesario, pero ignorado por soberbia. Soberbia del Partido Popular por mantener zánganos y haraganes en las listas municipales y regionales. Humillación feudal por rendir culto al alma errante y oscura del virrey Valcárcel y a su secuaz Sánchez, sin importar lo que piense el votante, y aquí en Cartagena, lo mismo, entre la Barreiro, y los estómagos agradecidos y súbditos de la diva como el Espejo, el Nicolás y los residuos políticos que quedaron en el camino, pasó, nos pasó factura.

Aparecieron populistas de pandereta con protagonismo de papeleta, voceros de mercadillo contrarios a la mediocridad y la incompetencia política del PP, mundano por vulgar al basar en la falta de honestidad con el ciudadano sus premisas políticas que tanto nos atañe y tanto nos incomoda, “la verdad y la honestidad”. Aquí, con un Valcárcel desterrado y una alcaldesa como Barreiro desterrándose, dejaban con una lista de anodinos populares, un espacio para los populismos de alcoba, a medias divinizados y enteros des-consagrados, y así, se hicieron con las riendas locales, entre matrimonios malhumorados de “medieva” conveniencia y celestinas de alcoba con siglas a modo de apodos de provecho, emanados de herencias, de rescoldos y de cenizas políticas, metáfora de los actuales partidos.

Decía Maquiavelo que los hombres son tan simples y están tan controlados por sus necesidades inmediatas y profanas que, aquél que quiera engañar encontrará siempre a alguien que quiera ser engañado, a alguien… Por eso, el análisis político es siempre paradójico por irracional, como derivada directa del apoyo de C´s en Murcia y del binomio PSOE/MC con nulidad cíclica sinusoidal, aderezado con leal coro de palmeros. Lealtad, un sentimiento puro y digno políticamente mal interpretado como sinónimo de estómago y sustento.

“Asínque” estos gobiernos de pandereta y folletín, que un año después se pueden caracterizar por la nada en objetivos, o también por la venta de humo o mantas, así dicen por aquí que están “satisfechos de haber impulsado propuestas de marcado carácter social de gran impacto… en la ciudadanía”, ¡propuestas…! Han evitado desahucios…, asesorado y paralizado temporalmente algunos casos. Han abierto el hospital del Rosell, con permiso de la consejería de Murcia y sin un duro y sobre el eficiente Pacto por la Noche, lo han conseguido apagando la ciudad… Han reinventado los comedores escolares para niños sin recursos y rehecho las escuelas de verano. Y sin duda, el impulso a la nueva estación de tren, esta con tiempo, sin prisa. Otra para mear y no echar gota, “Nos centramos en las infraestructuras y en el patrimonio, y sobre todo en “reivindicaciones”, Ciudad de la Justicia, ZAL, etc. Humo, que diría el Sémola, nos venden humo a través de la prensa, a lo Chávez –Yo Presidente-, a lo Iglesias -la tuerka-, a lo chabacano. Regionalmente estamos a la deriva, Sánchez el maléfico quitándose la caspa de encima. Arroyo la presidenciable haciendo méritos, que ya nos vale. Barreiro y Teodoro buscando el tesoro en Madrid. Bernabé, promovido por amenazar al DJ del Puerto y perdidito entre la sierra y el AVE. Ayala rebuscando en los restos de Santa Florentina, con otros muchos, cual indigente político y Pujalte y consorte, entre otros en Alcantarilla.

En Cartagena se espera algo más que propuestas y excusas, no solo amenazas, bravuconerías de futbolines y chapuzas políticas, lo que más rabia da, es que van a hacer buenos a los anteriores, estos solo apuestan, reivindican y piden…. los únicos argumentos que definen este mal avenido matrimonio de Castejón y López, es su protagonismo y el ego, además de doblar los sueldos de dos alcaldes y colocar a sus colegas, y esto es un hecho. En un año, se han descabezado instituciones para poner a colegas y amigos a costa del erario cartagenero, contratándose a renegados y desahuciados políticos con mochila y eso es un hecho. Han dejado las cabezas de ADLE, PC y Policía en “funciones” o inoperantes, entre otros. Se han permitido ilegalidades, antes demandadas como la del concejal de Seguridad, y no se ha hecho nada por reflotar la Educación, más incompetencia e inoperancia, yo creía que con la anterior concejala habíamos tocado fondo, pero joder, y mira que es difícil, este nuevo se lleva la flauta. Redimir el deporte de base en la ciudad y acercar las instalaciones al ciudadano, otra mentira, nunca los pabellones han estado peor gestionados y coordinados sobre todo el Central, apatía y decadencia, además del colegueo institucional con los afines amparados por el ente municipal, el resto no, hablamos de hockey, baloncesto, waterpolo –el otro-, atletismo, ente otros, y además con éxitos. En asuntos sociales, urbanismo o infraestructuras, con excusas del perdedor incompetente, la nada, el recibo del agua, la limpieza, el mantenimiento…, El famoso COSO ya huérfano otra vez y el ¡IMSEL!, un año para detectar irregularidades, ¿había interés o intereses? chiringuitos despreciados y contratos de socorrismo retrasados que nos dará motivos para hablar, escribir, demandar y censurar, al tiempo.

Sinceramente, creo que no hemos avanzado nada en un año, hemos asistido a espectáculos permanentes, a escenarios mediocres y chulescos que afrentan, a protagonismos de cabaret, a escusas de perdedores y a ridículos vergonzosos. El gobierno regional y el consistorio cartagenero, han funcionado gracias a los funcionarios y técnicos con pedigrí que no han parado de hacer su trabajo, no los trepas de fortuna, a pesar de las inconvenientes del día a día, y como decía mi madre, de lidiar con más tontos cada día.

Nos quedan los medios independientes, el derecho a la crítica sin miedo y sin amenaza, la libertad de expresión y la opinión…, a algunos nos quedan los análisis libres y sin hipotecas y las reivindicaciones, a otros la pleitesía y la sumisión, pero, sin ánimos de ofensa y emulando las fabulas de Esopo por metáfora espontanea, mientras haya monos y monas con bolígrafos expresando opiniones, afortunadas o desafortunadas, acertadas o erradas (con y sin h), y mientras haya mandriles (evolutivamente inferiores al mono) en la política que den juego, habrá buenas crónicas y divertidos artículos de opinión. Decía Burke que para que triunfe el mal solo es necesario que los buenos no hagan nada y mi amigo Platero y yo no estamos por la labor de callar. ¿Eh Platero? “Platero cuando todos estaban callados y había silencio “rebuzna” y parece parte de la procesión…” ¿Cuantos Plateros sin su mullido pelaje y sin su inteligencia tenemos presente en nuestros pensamientos chanceros?

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.