PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

‘La mujer del César…’

Obama debería de haber venido a Cartagena y rendir pleitesía a nuestra insigne corporación municipal, de fortuna y por casualidad, pero, corporación municipal, al fin y al cabo, y de paso, aprovechar para ampararnos a lo Gibraltar bajo el pendón estadounidense 154 años después de la revuelta cantonal, como uno más de los 54 estados, puestos a decir tonterías y a hacerlas, ¿Por qué no?, yo digo la más gorda.

A todos, en esta latitud nos toca las narices el centralismo desmedido de Murcia y el de sus acólitos desde hace décadas, defensores de su sectarismo que cuentan con estómagos sumisos como ha sido y son el PP, el PSOE, IU o Podemos ahora, pero alguno, lo mezclamos con responsabilidad y lógica, con juicio y sensatez y no con un calimocho barato con vino de taberna. Intentamos apartarnos de la demagogia, para eso ya hay profesionales. Dicen las crónicas y los estudiosos sobre los sublevados hace 143 años en la Atalaya, que pidieron al presidente Grant protegerse y ampararse contra la Republica con la bandera de EEUU y nosotros ahora, sabes Dios con cual…, alguno se disfrazará de Antonio Gálvez, al tiempo.  Todos llevamos sangre rebelde en esta tierra, el Cantón Murciano no me identifica, en todo caso el cartagenero, y la bandera roja con la media luna y la estrella, izada entonces –seguro que con más aforo que ahora-, tampoco, menos aún lo citado en los libros de historia entonando la “marsellesa” a modo de himno libertario. Insisto, quizás la incorporación a EEUU como el estado 38 de aquella época tras Nebraska hubiese sido el colofón, pero sigo sin verlo.

Y hay más dudas con la gestión de este gobierno de fortuna. “Asinque”, para la auto justificación y zanjar el tema del trasiego contractual familiar entre primos y sobrinos, ahora los contratos ya no se harán por “el internet”, que ya les vale…, a anónimos o familiares, contratos del todo legales, sin duda, pero bochornosamente populistas y chabacanos, por contrario a lo predicado en el ayuno oposicional y con el evangelio apócrifo según MC y su líder. Mira que los chiripitiflauticos del PP han gobernado con zapatillas y algún pico errático en el electroencefalograma político, pero estos del regateo de siglas MC/PSOE lo hacen en alpargatas y plano. De hecho, a vola pluma, producto de la encomiable gestión en un año; la policía sigue descabezada, y gracias a la reputación conseguida en la época del jefe nomológico por concurso de méritos y oposición, Asensio, todavía confiamos en ella, no en los desencuentros caprichosos que la trasgreden con resultado negativo. Pero con un concejal de Seguridad en el corral –perdón por el símil-, solo aparecen recelos, temores y dudas por la moral y mesura del edil, no en vano, está sometido al icor, a la supuración, al pus de la llaga de la legalidad municipal, aunque él y sus protectores se lo pasen por el forro, eso no es predicar con el ejemplo, y eso pasará factura en las urnas. Hacerse obras al gusto debe ser un virus municipal, Espejo, Aznar…

Lo de Protección Civil es lo más parecido a un espectáculo cómico como aquellos del ‘Bombero torero’ que se disfrutaba en la ‘repla’, un caos de intereses, de amiguismos y vinculaciones políticas que han conseguido tirar por tierra el trabajo, ya no del coordinador y sus vengadores, sino el de muchas personas anónimas, su dedicación y esfuerzo, cientos de personas que durante una década consiguieron hacer digno un cuerpo de voluntarios que entonces, solamente era voluntarioso.  Y ahora la metáfora del conjunto es como esas torres de madera tiradas en la arena y abandonadas por la incompetencia y la desidia en la gestión municipal.

Pero, menos mal que se ha hallado el busto de Jiménez de la Espada, efigie que perecía en un lugar oscuro y olvidado, en contraposición de los que han sido deflagrados por la injuria y la ignominia populacha de la desmemoria histórica, López Pinto o Bastarreche, entre otros, a los que se les debe eterno agradecimiento por su tenaz dedicación a la Trimilenaria,  excepto los vacíos de mente y manipulados genéticamente por el populismo chabacano que intentan desdibujar la historia de un pueblo, algunos nos sentimos tan honrados por Gálvez y compañía en su rebeldía, como por Bastarreche y sus logros en el desarrollo de la ciudad. Lejanos claro, a la contratación de una auditoria para hacer el trabajo de los representantes municipales en el área de personal y su plantilla. Gestión que hemos de pagar los cartageneros, como el pago de “tercias reales” del agua y la basura y soportar la oscuridad de Cartagena y la sordidez de sus aceras y calles, entre otros infortunios. Deuda de urna o la decepción de un votante, timado más que defraudado.

Llevamos un año con un gobierno bicéfalo en funciones en la hoy cantonal Cartagena, gobiernan por el azar, y no con pocas disputas por los caprichos de las conjunciones planetarias como la luna y Marte, o energías discordes y antagónicas. Todo ello gracias a la incompetencia del PP de Cartagena, a su absentismo político, por mantener a personas lastradas por su dudoso trayecto político, los alonsos (ejemplo claro del fracaso de una política decorosa, hacer de una actitud política temporal un oficio eterno), espejos, segados, ayalas y demás viejos y jóvenes felinos políticos, siguen como en los Aristogatos, buscando raspas entre la basura del fracasado PP y gracias a este desconcierto, aparecen fracasados cono los socialistas cartageneros, ninguneados desde los extramuros trimilenarios, amparados por el contubernio socialista murciano y arrastrados por el fracaso frustrante de Sánchez y su actual rebelión de los necios en Ferraz, al que solo Felipe González le ha salvado el culo con su intervención, a pesar de las críticas.

Así, con este escenario, cualquier partido de divisa populista puede hacer mella en la política municipal de un pueblo, izar la bandera de la demagogia, enroscarse en ella y evangelizar lo antagónico a lo ejecutado. “Asínque”, como toda misiva constructiva amparada por el derecho básico constitucional, y a pesar de parecer una crítica frontal al mal allegado y peor avenido gobierno de conveniencia MC/PSOE, en absoluto, no lo merecen, no están a la altura de tan nobles palabras, palmeros aparte, un simple mensaje primos, “La mujer del Cesar además de ser honrada ha de parecerlo” y ni uno ni otra lo parecen políticamente, ¿hemerotecas?

El PP tiene una oportunidad de mejora, de hacer un análisis de riesgos y huir de lo tórrido de sus amancebados aspirantes a los títulos de dirigentes. Recuperar a Albaládejo con la honestidad y la honradez de casta, incluso a Garre, quizás el único capaz, para que limpie con Zotal la teología del partido cartagenero, no estarían de más, con un buen grupo de alabarderos de la vergüenza y recuperar la confianza y el prestigio perdido. Y así, pedir perdón con hechos generosos, que es importante. En caso contrario, revisar la soberbia de cada cual, que como decía san Agustín no es grandeza sino hinchazón y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.