En su justa velocidad

Escrito por Víctor J. Navarro. Agente Amigo. Jueves, 3 de abril de 2014.

Se está llevando a cabo en las carreteras españolas una campaña de seguridad vial para concienciar a los conductores sobre los  riesgos de la velocidad que se prolongará hasta el 6 de abril. Es muy importante mostrar a los ciudadanos la estrecha relación que existe entre una velocidad inadecuada y los accidentes en el ámbito urbano e interurbano, que derivan, en la mayoría de las ocasiones, en atropellos de peatones

Uno de los factores que suelen ocasionar los accidentes de tráfico es la velocidad inadecuada, superando los límites establecidos en el Reglamento General de Circulación. Esta normativa es bastante estricta en las sanciones por excesos de velocidad, estableciendo multas para los conductores que sobrepasen los límites de velocidad de hasta 600 euros y 6 puntos de carné, además de otras como la retirada de carné y penas de prisión de hasta 12 meses en algunos casos.

Desde la entrada en vigor de la Ley del Permiso por Puntos más de un 40 % de las sanciones y más de un 48 % de los puntos detraídos lo han sido por causa del exceso de velocidad.

Son muchos los factores que afectan a la conducción, como la lluvia, la nieve, las características de la vía, situaciones imprevistas o peligrosas, así como los comportamientos del conductor. A la hora de enfrentarse a estos hechos se debe llevar a una reducción considerable en la velocidad, ya que un choque a 120 kilómetros por hora supone para los ocupantes del vehículo algo similar a una caída vertical de 54 metros, lo que equivale a dos pisos de altura, el largo de la calle Canales o la anchura del campo de fútbol Cartagonova o La Condomina.

Las calles donde no se suelen respetar los límites de velocidad en Cartagena son, entre otras, la Alameda de San Antón, Sebastián Feringán, Avenida Víctor Beltrí, Paseo Alfonso XIII, carretera de Canteras y el Polígono Industrial, y en Murcia las avenidas largas como la entrada a Ronda Sur.

Los vehículos de nueva gama están muy preparados en todo lo relativo a la velocidad, ya que incorporan reguladores de velocidad (que mantienen la velocidad) y controladores de velocidad (que evitan que se supere una determinada velocidad), lo que ayudan considerablemente a una conducción más segura.

Imprimir