La Noche de San Juan y los petardos

Escrito por Víctor J. Navarro. Agente Amigo. Lunes, 23 de junio de 2014.

Esta próxima madrugada del lunes al martes son muchos los murcianos que reciben con esplendor la noche mágica de San Juan, y con ella la bienvenida al verano que entra y esperado por muchos, y las calles se llenan de gente para poder ver las hogueras instaladas a lo largo de todo el municipio, además de los petardos tan esperados por algunos (…)

El uso responsable de los petardos en la noche de San Juan, es cosa de todos, por lo que hay que tener muy en cuenta las consecuencias que pueden causar si se manipulan de manera imprudente, pudiendo causar graves lesiones auditivas, auditivas o quemaduras.

Para ese uso responsable que se pide, debemos de ser muy conscientes de la clasificación que existe, de acuerdo con la peligrosidad del material pirotécnico y las condiciones para su manipulación recogida en la Directiva Europeas 2007/23/CE, pudiendo sancionarse con multas de hasta 300 €.

CATEGORÍA I: Prohibido a menores de 12 años, y son de baja peligrosidad, dado a que tienen un bajo nivel sonoro y cantidad de pólvora. Estamos hablando de productos como bombetas o bengalas.

CATEGORÍA II: Prohibido a menores de 16 de años, son de bajo nivel sonoro, y deben de utilizarse al aire libre y en zonas delimitadas. Son un ejemplo las fuentes o petardos voladores.

CATEGORÍA III: Prohibido a menores de 18 años, dado a su nivel sonoro y su cantidad de pólvora, se clasifican con una peligrosidad media para su manipulación y uso, por lo que han de utilizarse en lugares al aire libre y de gran superficie. Hablamos de morteros o truenos, por ejemplo.

CATEGORÍA IV:  Son los artificios de pirotecnia de alta peligrosidad destinados a ser utilizados exclusivamente por expertos, también denominados «artificios de pirotecnia para uso profesional» y cuyo nivel sonoro no sea perjudicial para la salud humana.

CONSEJOS A LA HORA DE MANIPULAR PETARDO

1. No guardar petardos en los bolsillos.

2. Mira a tu alrededor para no molestar a nadie ni tirarle un petardo.

3. Supervisar a los menores en todo momento.

4. Encender las mechas por su extremo, para disponer del tiempo necesario antes de que explote.

5. No disparar los cohetes cogidos de la mano.

6. Cerrar las puertas y ventanas de casa, para evitar posibles incendios.

7. No lanzar fuegos artificiales en lugares próximos a líquidos inflamables u otros materiales que puedan desprender vapores que puedan explotar con facilidad.

Imprimir