Conducir bajo la lluvia

Escrito por Víctor J. Navarro, policía local de Cartagena y criminólogo. 30 de septiembre de 2014, martes.

Vemos que durante esta semana pasada el mapa meteorológico cartagenero ha cambiado completamente, teniendo el cielo nublado y fuertes lluvias desde la pasada tarde del viernes que causaron inundaciones en la ciudad

Este hecho que hace que debamos de tomar mayores precauciones durante la conducción, y que pueden suponer un alto riesgo de sufrir un accidente de tráfico en no ser prudente, ya que las primeras gotas son las que mas peligro tienen durante la circulación, y si lleva vehículos de dos ruedas aun mas, ya que el exceso de agua, el pavimento mojado y la velocidad inadecuada, pueden provocar que perdamos el control sobre su vehículo.

La conducción con lluvia puede dificultar la normal circulación aumentando considerablemente el riesgo de sufrir un accidente de tráfico, por lo que debemos adaptar la velocidad a las circunstancias de la vía, ya que podemos ocasionar una colisión contra otro vehículo e incluso llegar a salirnos de la carretera.

En especial, me gustaría hacer una llamada de atención y de prudencia a los conductores de vehículos de dos ruedas, ya que son los más perjudicados cuando se conduce con lluvia, debido a que la adherencia de los neumáticos y la estabilidad es menor, y mi recomendación es la de pensárselo antes de salir en moto o bicicleta si está lloviendo.

CONSEJOS:

1. Compruebe los neumáticos. Mantenga la presión correctamente y compruebe la profundidad de la banda de rodadura. Si es la adecuada, se evitarán los derrapajes y el aquaplaning.

2. Disminuya la velocidad. La mejor manera de evitar los derrapes es aminorar la velocidad. Conducir a menor velocidad permite un mayor control de vehículo.

3. Mantenga la distancia de seguridad con el coche que le precede.

4. Revise su vehículo. Eche un vistazo a la dirección, el embrague, los frenos y el acelerador. En un día de lluvia, cuando empiece a conducir, los zapatos estarán mojados y podrán resbalar de los pedales.

5. Ojo con el “aquaplaning”, que se produce cuando se acumula agua delante de los neumáticos a un ritmo mayor del que necesita el peso del coche para desplazarla.

6. Si la lluvia es demasiado fuerte, detenga el vehículo.

7. Las primeras lluvias hacen más resbaladizo el pavimento.

8. Preste especial atención al adelantar a otros vehículos.

9. Y mayor precaución aun para los vehículos de dos ruedas.

 

10. Sea prudente y extreme mayor precaución.

Imprimir