PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Demasiado tarde para rehabilitar Cartagena

El Plan de Regeneración Urbana de Cartagena, que en estos días lanzan a bombo y platillo el Ayuntamiento de Cartagena y Fomento habría sido una magnífica iniciativa hace veinte años, cuando todavía quedaban viviendas en pie en el Barrio Universitario, en Montesacro y en el Molinete, y habitantes o propietarios en ellas.

En 2015, después de la expropiación y demolición sistemática de barrios enteros, que ha desposeído a varios cientos de vecinos y endeudado al Ayuntamiento, a través de Casco Antiguo S.A; de la modificación de trama urbana de dichos barrios, transgrediendo la ley de patrimonio histórico, que lo prohíbe expresamente en Conjuntos históricos; y de la demolición de edificios protegidos como el convento de las Siervas; de un Plan especial del Conjunto histórico, que reformó mas que protegió; y de operaciones tan dudosas como Puerta Nueva, subjudice, o del edificio del Monte Sacro, que ha sido abandonado.

Después de todas esas operaciones, que han acabado con buena parte de la Cartagena modernista, lanzarse a un programa de Rehabilitación en zonas donde no hay nada más que solares y todo lo más restos arqueológicos, suena a reconocimiento de un error mayúsculo, el del Ayuntamiento de Cartagena, que ha retrasado un cuarto de siglo el repoblamiento del casco histórico de Cartagena, y el de un gobierno regional, que no supo parar tales desmanes desde las consejerías de urbanismo y cultura.

El Plan de Regeneración Urbana de Cartagena huele que apesta a marketing político a las puertas de unas elecciones complicadas para el PP y a último esfuerzo para beneficiar a pocos vecinos, porque no quedan, y a muchos empresarios que llevan veinte años especulando, entre ellos el propio Ayuntamiento que ahora es propietario de buena parte de los solares.

Mucho nos tememos que las ayudas lleguen principalmente a esos especuladores que hayan comprado a precio de saldo edificios catalogados cuya mísera calificación de grado 2 o 3, esgrimirán ahora para obtener las ayudas que les dispensará el Ayuntamiento y que utilizarán a su vez las ayudas para aumentar sus beneficios encareciendo aún más la vivienda en el Conjunto histórico y dificultando en definitiva su repoblamiento. Véase sino el escaso éxito de la Casa Dorda, el pasaje Conesa o el aberrante edificio Cónsul, que no acaban de encontrar comprador porque las viviendas son demasiado caras.

Para que dichos vicios no se deriven de la aplicación del plan deberían orientarse las ayudas a los residentes en edificios catalogados que se comprometan a seguir viviendo en ellos con el fin de retener población en el centro. Y no estaría de más que no se les engañara como a los usuarios del plan de fachadas que nunca han sabido que porcentaje real pagaban. Tenemos además mucha curiosidad por ver que es lo que se va a rehabilitar exactamente en el Monte Sacro o en el Molinete porque como no sean adoquines y aceras no queda mucho más por recuperar.

 

Por último, sería necesario saber si algunos recursos se van a destinar a arqueología, que es la verdadera incógnita que paraliza el desarrollo urbanístico de dichos barrios. A lo mejor se podrían repetir las “catas del Sepes” de los años 90 que nos han deparado el barrio del foro, pero sin derecho de pernada a los arqueólogos universitarios pasados por la política ni costosas pérgolas.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.