Banderas de rencor

Escrito por Ángel Benzal Pintado, vicepresidente de la Asociación de Vecinos de La Aljorra. 24 de mayo de 2016.

“Leer no es malo, cura el odio y la ignorancia”
“Si siempre estamos viviendo la división del pasado, ¿cuando vamos a construir el futuro?”


Unos días antes de las pasadas elecciones generales, estuve de viaje por Burgos. En esta ciudad un simpatizante de un determinado partido me ofreció propaganda electoral, le dije que no era de allí, y me respondió que leer no es malo, así que una sonrisa y se la cogí.

Este consejo os lo quiero dar a vosotros, sobre todo a raíz de la retirada parcial del monolito situado junto al lateral de la Iglesia de La Aljorra y lo que continuamente esta saliendo en prensa sobre la memoria histórica. Os aconsejo que leáis sobre aquella época, escogiendo diferentes autores, o buscando en Internet, y por lo menos empezando a leer 6 años antes de la Guerra Civil para coger perspectiva.

Corría el año 1931 cuando el rey Alfonso XIII abandonó España voluntariamente tras las elecciones municipales de abril de 1931, en los que los partidos monárquicos sacaron mas concejales pero los republicanos consiguieron mas votos. El Rey, en vez de aferrarse al poder basándose en que eran unas elecciones municipales, que no se trataba de un plebiscito, decidió abandonar España por Cartagena, evitando un enfrentamiento civil entre españoles.

El primer bienio de la República fue gobernado por una coalición republicano-socialista con Manuel Azaña como presidente, después de la celebración de elecciones. El segundo bienio lo gobernó el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux, de centro, apoyado desde el parlamento por la derecha católica  (CEDA). En base de ser la primera fuerza electoral le pide tres ministros en el gobierno de Lerroux. Esto ocasionó que algunos partidos políticos y asociaciones de izquierdas convocaran una ‘huelga general’, se estima que, en los quince días de la huelga-revolución, hubo en toda España entre 1.500 y 2.000 muertos, con repercusión en todo el país y  triunfando sobre todo en Asturias. “En toda la provincia se organizó un Ejército, que al cabo de diez días llegó a alcanzar unos 30.000 efectivos, en su mayoría obreros y mineros”, por lo que ya dejo a criterio de cada uno que valore si con esa cantidad de movilizados, muertos y días que duro se puede interpretar como un golpe de estado contra el gobierno de centro-derecha de la República.
https://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_de_Asturias_de_1934
https://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_de_1934

Después, fruto de otras elecciones, vino el gobierno del Frente Popular. Durante este período se continúo incrementando la tensión entre las diferentes ideologías, con varios asesinatos. El golpe de estado fue en julio de 1936 contra el gobierno de izquierdas por parte de un grupo de militares y partidos minoritarios, como la Falange. Aquí también quiero matizar que muchas veces se ha dicho que lo dieron las ‘derechas’, pero lo cierto es que la Falange, que fue la principal involucrada, no obtuvo representación parlamentaria. Los partidos de ‘derechas’ con importante representación como la CEDA se quedaron al margen. Es una opinión personal, por lo que esta valoración la dejo también a criterio de cada uno.
https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_Civil_Espa%C3%B1ola

A partir de aquí todo es más conocido. La guerra y la posguerra ocasionaron la muerte de miles de personas independientemente de la ideología y el bando, y aquí es donde quiero centrarme. No cuestionaré las conquistas sociales durante la República, ni tampoco voy a cuestionar durante el régimen franquista la importancia del Trasvase y la construcción de pantanos para el desarrollo de nuestra tierra.

Dejando clara mi posición en contra de los golpes de estado de aquella época, no voy a cuestionar las ideas políticas de los ciudadanos que les toco vivir aquello, puesto que según fueras cura, afiliado a un determinado partido político, sindicalista, propietario de algo de terreno, etc., ya era motivo suficiente para temer por tu vida. Las circunstancias familiares de una parte importante de la población determinaban su apoyo a un bando o a otro por cuestión de supervivencia, aunque no quisieran la guerra.

Lo que voy a cuestionar es que alguien se identifique hoy en 2016 con banderas que bajo su dominio se cometieron asesinatos en masa, y que a alguna de ella todavía tengamos que verla por La Aljorra, traídas por gente de fuera de nuestra población.

Por eso yo me identifico con la Transición Española, que ha sido elogiada como ejemplo por muchas naciones, y no con las políticas revanchistas y del odio, que creíamos enterradas.

Yo me identifico con la bandera actual, fruto del consenso de aquella época y libre de sangre ajena, pidiendo a mis vecinos como acto reivindicativo o a cualquier ciudadano, que la cuelgue en la fachada o balcón de su casa, como apoyo frente a quienes quieren cuestionarlo todo, si siempre estamos viviendo la división  del pasado, ¿Cuándo vamos a construir el futuro?. ¿No tenemos otros problemas en España y en La Aljorra?.

Lo  mismo que en Madrid tienen la Puerta de Alcalá viendo pasar el tiempo, en la Aljorra tenemos el monolito, para eso y para recordarnos lo que traen las divisiones sectarias y los mensajes del odio que estamos volviendo a escuchar.

Para saber más:
https://es.wikipedia.org/wiki/Represi%C3%B3n_franquista
https://es.wikipedia.org/wiki/Represi%C3%B3n_en_la_zona_republicana_durante_la_Guerra_Civil_Espa%C3%B1ola
https://es.wikipedia.org/wiki/Represi%C3%B3n_pol%C3%ADtica_en_la_Uni%C3%B3n_Sovi%C3%A9tica

Lean, que leer no es malo.

Imprimir