Viernes, Abril 19, 2019
   
Texto

“A mi hija la degollaron como a los animales en el matadero”

María Concepción Betanzos es la madre de la profesora cartagenera Cristina Susana Iglesias Betanzos, quien, con 35 años de edad, fue asesinada el 10 de junio en el barrio de Los Olmos, en Torre-Pacheco, presuntamente por su vecino Daniel J.M., aunque parece ser que el sospechoso ha llegado a confesar la autoría ante el cuartel de la Guardia Civil.

María ha sido entrevista por Chelo Cánovas y May Pérez para Gaceta Radio TV, donde ha expresado:
- “La familia está totalmente destrozada y mi vida me la han arrancado con ella”
- “Para mí esto no es un homicidio, es un asesinato. No entiendo que en este país sea tan barato matar”, dice quien pretende iniciar una campaña para conseguir el cumplimiento íntegro de las penas
- “Las personas que hacen daño no pueden tener más derecho que las víctimas”
- “No puedo al autor llamarlo ‘hombre’, por respeto a los hombres, ni animal, pues éstos matan por supervivencia”
- “Sus compañeros de trabajo dicen que ni bebía ni se drogaba, y la locura transitoria con se corresponde con su acción de ir a su casa a coger un cuchillo con la que atacó a una mujer que sólo tenía sus manos para defenderse”

También se puede ver el extracto de la intervención de María en el programa 'Código 112' de 7RM


La madre de la docente de educación especial (ejercía en el colegio Primitiva López de Cartagena) expresa que cuando la vida de un hijo “se va apagando es durísimo, pero que te arraquen la vida de esta forma tan vil y canalla…”. Dice que no entiende de leyes penales, pero matiza que para ella “esto no es un homicidio, es un asesinato”. Afirma que una vecina vio a su hija cuando salió pidiendo socorro y observó como un hombre la cogía y la volvía a meter en la casa, “tenía intención de matarla”.


Cristina había dejado una relación sentimental un mes atrás, “y este hombre se ofreció a ayudarla y mi hija me decía qué vecino tan bueno tenía… Intentó ganarse a mi hija con mentiras y engaños, cuando sus intenciones eran otras”, refiriéndose a Daniel, de 27 años, casado y con una hija de 4 años. “Es falso que tuviera alguna relación sentimental con esta persona, como demuestra de que si fuera así no tendría necesidad de violarla”, expresa para salir al paso de los que han dicho que “algo tendría que haber entre ellos”. ¿Cuáles son los motivos?, según su opinión. “La violación, lo intentó y al no conseguirlo cogió el cuchillo… Ha demostrado ser un ‘hombre’ al coger un cuchillo para violarlo frente a una mujer que sólo pudo defenderse con sus manos de quien intentaba quitarle la honra. Bueno, llamarle ‘hombre’, que me perdonen el resto de los hombres. Tampoco animal, pues los animales matan por supervivencia”.

Remarca que no le vale la locura transitoria, “es algo que cualquier podemos fingir si somos buenos actores, no se puede demostrar. Tampoco vale que bebiera, pues el borracho sale lo que está haciendo. También descarto la drogadicción, pues sus compañeros de trabajo dicen que ni bebía ni se drogaba. Ahora es muy fácil culpar a la locura transitoria no te hace ir y decir ‘me quiero acostar contigo’, para luego ir a casa y coger un cuchillo. La locura transitoria es puntual, lo suyo una locura permanente, que no padece”.

María Concepción relata cómo le comunicó la Guardia Civil la trágica noticia: “Es mi hija, qué ha pasado… digánmelo por favor, y cuando lo hicieron la locura se apoderó de mí. Los agentes se mostraron impecablemente, entendieron mi dolor”. Después tenía cuatro caminos. “Uno, el suicidio para irme con ella, pero me iluminaron diciendo que piensa en la familia. Otro sería arremeter contra el mundo entero. Pensé que esto no podía quedar impune y que no es justo que en este país salga tan barato matar. Si un juez condena a un asesino con veinte años, es porque considera que en ese tiempo no se va a reinsertar, por lo que no entiendo que te dejen salir antes por buena conducta”, indica quien ahora se convierte en una ‘madre coraje’ que también lucha porque los asesinos cumplan las penas totalmente. “Un centro penitenciario no es un lugar de castigo, sino de reinserción. Pido a la justicia que las penas se cumplan y hay que desterrar la ley garantista, pues las personas que hacen daño no pueden tener más derecho que las víctimas”, y matiza que se refiere tanto a hombres como mujeres asesinados, “todos somos víctimas potenciales y mientras el matar no salga tan barato, esto seguirá produciéndose”.


María Concepción también ha estado en el programa Código 112 que dirige Alejo J. Lucas en el televisivo canal autonómico 7RM, lo que se puede escuchar y ver pinchando sobre la foto de este artículo, a partir del minuto 34

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information