Jueves, Junio 27, 2019
   
Texto

Todo está "ferpecto"

¿Y ahora qué?

Pacto de tres ‘anti López’ para una gobernabilidad, socialistas a los que parecen quedar pocas horas como tales, seguidores de MCC cabreados…  Y con todo este panorama, aún queda lo importante: un municipio por gestionar. El ‘todo es posible’ anida en Cartagena y más en el pantanoso terreno de la política.

No es lo mismo ser profeta que opinar a ‘toro pasado’. Hoy, tras el 15J, todo parece tener su explicación. Uno se remite al artículo de opinión que escribí de ‘Los enemigos de mis enemigos son mis amigos’ (pinchar aquí). Creo que al final ha influido en el frente gestado para que José López no vuelva a la Alcaldía. También los conflictos internos del PSOE, que son legendarias desde hace décadas en este partido y ahora no iba a ser menos, pues un movimiento crítico hacia Castejón se estaba abriendo paso por no ganar las elecciones y haber recibido menos votos municipales que Diego Conesa en los comicios regionales. No sé si el enroque de la galilea se veía venir, pero lo ha hechoy sigue ahí. Se ha saltado la obligación de plantear a los militantes cualquier pacto, por lo que el PSRM no ha tardado en abrir el expediente y ayer, en Los Alcázares, el líder regional ya se refería a ella como “ex compañera”. Blanco y en botella. En base a lo que unos dicen y otros escuchamos, tiene su lógica pensar que los seis ediles de la polémica podrían pasar a ser grupo mixto, quedando desligados de un PSOE que tendrá que recomponer fichas, pero ya pensando en dentro de cuatro años.

Para Cs y PP el pacto es otra cosa. Los primeros estarán en el gobierno municipal pese a perder un edil con respecto a la legislatura anterior y los segundos recuperarán, durante dos años, el gobierno municipal que perdieron tiempo atrás. Por cierto, esto de repartirse las alcaldías parece que es una moda que empieza a recorrer la geografía nacional tras haber funcionado ‘convulsivamente’ en esta tierra. Para MCC sólo queda el respaldo popular de sus simpatizantes y la resignación, pues lo sucedido está dentro del juego político. En 2015 no gobernó el PP teniendo mayoría y ahora tampoco lo hará MCC. ¿Es justo? Simplemente, es política, donde el imán de tener el poder atrae con mucha fuerza a costa de lo que sea.

La cuestión es que Cartagena ya tiene gobierno municipal. Sus políticos deben responder ahora a sus votantes y, en general, a toda la ciudadanía. Lo que de verdad importan son los hechos por encima de la verborrea de las explicaciones de unos y de los enfados de otros. Recordemos que estamos en Democracia y que nada es eterno. Aquí los cargos sólo duran cuatro años. Después, los vecinos volvemos a votar y a decidir.

 

'Los enemigos de mi enemigo son mis amigos'

¿Quién será el próximo alcalde de Cartagena? Las casas de apuestas están perdiendo una gran oportunidad de hacer dinero con este tema. Movimiento Ciudadano es el partido más votado, pero un triunvirato planea. En plena época política de pactos, ¿quién pone ahora mismo la mano en el fuego por una u otra opción?

Ahora que ejerzo más de observador, tuve el convencimiento tras los comicios generales del 28 de abril que se estaban gravillando mucha agua en todas las tertulias políticas y quinielas de pactos que escuchaba. Me parecía claro que se iba a esperar al 28 de abril y que esas frases tan contundentes escuchadas en la campaña electoral de 'con éste no pacto', con el tiempo se podrían diluir bajo esa conocida máxima de 'por el interés te quiero' o te puedo llegar hasta querer.

A nivel municipal el panorama es parecido, que no igual, al de hace cuatro años. Los partidos minoritarios se reparten seis concejales y los mayoritarios suman veintiuno. Entre estos últimos, se mantiene PSOE con 6 mientras que MCC sube de 5 a 8 y PP baja de 10 a 7. La mayoría absoluta, recuerdo, está en 14 ediles.

José López está dispuesto a gobernar sin mayoría absoluta, pero igual que le pasó al PP hace una legislatura y a otros escenarios políticos, el que más votos consigue no siempre es sinónimo de gobernabilidad en tiempos de pactos. Parece que para conseguirlo precisa que PP y PSOE sigan con su histórico antagonismo, pero, por lo escuchado tras la jornada electoral, ambos han abierto la posibilidad de negociar un acuerdo, al que se podría unir Cs para acumular 15 concejales.

Pienso que la base de esta hipótesis está en el terreno de las enemistades. José López ha afirmado que no pactará con los 'hijos de Barreiro y Alonso', en alusión, respectivamente, al PP y al PSOE. A la inversa sucede lo mismo y también se toman de espalda el chocolate con MCC. Por ahí parece surgir el deseo de evitar que vuelva a la Alcaldía alguien con el que han mantenido un buen número de conflictos, al igual que le ha sucedido en 'cortico' con Ciudadanos. 'Los enemigos de mi enemigo son mis amigos', se pudiera decir.

Sin embargo, no es tan fácil. Los tres partidos del hipotético pacto dependen del beneplácito de sus superiores y, aunque se ha dado algún caso de alianza entre PP y PSOE, no es habitual, pues son los dos polos opuestos principales de la política nacional. Además, como informamos el lunes, no basta con que los dirigentes lo autoricen en el caso socialista, pues es novedad que cualquier pacto debe pasar por el voto favorable de los militantes cartageneros. Lo único claro es que la fórmula acuerdo con el formato de 'pacto de la servilleta', como sucedió en 2015, es imposible que se repita.  

Así, con variables y muy quinielístico, veo el 'ferpecto' panorama político local hasta el 15 de junio, día de la investidura. A partir de entonces ya serán 'otros López'.

 

Sonrisas de un cíclico mundo político

Ya se han celebrado dos de las cinco elecciones de este año. Es el momento de reír y llorar, pero en esta ocasión mirando al 26M. No soy de los que a ‘toro pasado’ sueltan eso de que se veía venir o ya lo sabía. En absoluto, ni soy adivino ni creo que existan. Sí creo en el votante y en su capacidad de dar y quitar poltronas. El españolito es el que decide con el papelico que deposita en las urnas y lo mismo hará para elegir a sus gobernantes más cercanos.

Qué gozada me resultó el aumento de participación. Ahí ha triunfado el 28A, al margen del que mande en España, pues recuerdo que en Democracia los mandatos tienen como tope cuatro años. Es decir, nada es imperecedero.

Uno ya peina canas y comprueba, una vez más, que los cariños políticos son como los de una pareja, que hay que cuidarlo día a día. No vale relajarse ni sentirse los ‘amos del cortijo’. Pasó en su día con el PSOE y sucede ahora con el PP. Los asuntos de corrupción tienen (desgraciadamente) escaso castigo judicial, pero parece que sí social. Algo es algo.

Los ‘populares’ proclaman que se han renovado, pero tienen un estigma que cicatriza mucho más despacio que su caída libre. Crecen Ciudadanos y VOX, mientras que Podemos&cía se desinfla. El ganador es el PSOE con casi los mismos votos que llevaron al fracaso a Pérez Rubalcaba en 2011, pero como el valor de los votos sumados lo da el conjunto de todos los aspirantes, ahora marcan un éxito.

España no tiene un color claro, pues los diputados de la izquierda (PSOE-Unidas Podemos) superan por 158 a 147 los de la derecha, pero en cuanto a votos es al contrario (11.169.796 para los diestros por 10.598.946 para los zocatos). Lo que vale es lo primero y así el panorama abre ahora el capítulo de pactos y repactos. Salvo una alianza PSOE+Cs (180 escaños y mayoría absoluta), los partidos de las comunidades autónomas son lo que ahora pueden resolver. Tiene lo que se suele denominar como ‘la llave’ y a cambio de ella ponen sus condiciones. Ahí son mayoría catalanes y vascos, por ese orden. También hay navarros y cántabros… y estuvo cerca Melilla. No figura Somos Región. Es evidente que con poco más de cinco mil votos recogidos en toda la Región de Murcia no han sabido divulgar su mensaje.

Por cierto, respecto a esto de divulgar mensajes. No estaría mal analizar el formato de difusión actual en los partidos políticos. ¿Se llega de verdad al elector? Después de horas y horas escuchando opiniones y opiniones sobre los dos debates televisados, me parecen que apenas han tenido influencia. Ya tuvieron menos cuota de pantalla que en comicios precedentes y no existe proporcionalidad entre lo que se dijo de ambos con la suma de votos. Es un ejemplo, pero hay más. Estamos en puertas de la tercera década del siglo XXI y han cambiado muchas cosas… Sin embargo, algunos partidos siguen pecando (y pagando) de creer que saben lo que piensan los españoles cuando muchos de sus altos cargos, prácticamente, no han pisado la calle. Al españolito no se le gana solo con un caramelo.  

Ahora, a ‘cocinar’ un gobierno mientras que a nivel más doméstico los resultados de ayer levantan ilusiones y temores. En Cartagena y La Unión, los municipios que nos competen, es el PSOE el más votado en los comicios del 28A en ambos lugares. Sin embargo, esa mayoría no garantiza para nada que gobernarán a sus vecinos, pues pactar será también la vía en estos frentes, cada vez con más invitados.

No es lo mismo votar al gobierno de la nación que al autonómico o al local. Cada nivel tiene sus circunstancias. Seguro que las cifras no serán las mismas que ayer, pero es irremediable mirarlas, pensar en lo que puede pasar y valorar si lo que se está haciendo y lo que estaba planeado es suficiente para el objetivo. La auténtica batalla por las alcaldías comienza ahora, al igual que en lucha por la ‘tierra media’ (Comunidad Autónoma).

¿Y del Senado? Todavía no he escuchado a nadie hablar de esta cámara y sí veo alrededor de un millón de votos en blanco o nulos emitidos ayer. La gente de a pie sigue sin saber por qué hay que tener senadores. Es normal que piensen así, pues hasta los propios partidos políticos  pasan de valoraciones en esta parcela. Parece que sólo sirve para alojar bien a 208 personas. Una pena, pero, quizás, su labor se podría desarrollar sin ser senadores. Supondría un ahorro.

España abrió ayer unas urnas que cerrará el 26 de mayo. No estaría mal guardar los programas electorales y ver el grado de cumplimiento. ¿Por qué cuesta tanto escribir esta frase? : ‘Los partidos políticos cumplen lo que prometen’. Debe ser un problema de teclado.

España vota y todo está ‘ferpecto’.

   

Estar en Cartagena con mente sucia

¿Tanto cuesta poner cada uno de su parte para que Cartagena esté limpia? No digo esto por el reciente estudio de la OCU que coloca a la ciudad como la sexta más sucia de España. En absoluto, pues ni me lo creo ni me lo dejo de creer. Me quiero referir a lo que he visto en Semana Santa en contraste al arduo trabajo de los equipos de limpieza.

La Semana Santa es muy especial en esta tierra por muchos aspectos. Uno de ellos es la atracción de visitantes de otras tierras, tanto los de barrios y diputaciones que se acercan al centro como los del geográficamente 'más allá', a quienes se le quiere ofrecer una ciudad bonita y aseada, pero que no siempre es así.

Durante las procesiones he pasado por zonas del casco antiguo llenas de basura en el suelo, especialmente algunas terrazas, donde las servilletas de papel, colillas y otros enseres se acumulaban en exceso. Me pregunto: ¿tan complicado es que los hosteleros coloquen unos contenedores de mayor o menor tamaño e inviten con carteles a los clientes a no tirar objetos al suelo? Y luego, si se produce, pues a pasar la escoba. No han sido todos los locales, pero sí un buen número de ellos y como son tantos..., pues se veía mucha basura.



Lo de sacar botellas y vasos fuera de los locales... ¿está prohibido o no? En algunas calles se acumulaban los vídrios en ventanas y suelos. ¿Es éste el botelleo urbano? Por ejemplo, en la Noche del Encuentro, poco antes de la recogida de la procesión, pasé pisando cristales rotos por la calle del Cañón y me dije: ¡Menos mal que con la amenaza de lluvia no ha pasado por aquí el desfile pasionario!

Y he visto a las cuadrillas de limpieza con escoba y recogedor en manos, pues no era accesible entrar con máquinas, pero no tardaban en 'brotar' la basura por donde acababan de pasar. Qué pena. Como me decía un amigo: "También con los impuestos de los que vivimos fuera de la ciudad pagamos esta limpieza y duele que sea para casi nada, porque en donde vivimos la echamos de menos".  

Si queremos la Semana Santa hay que salvaguardarla entre todos y haciendo uso de ella sin civismo no vamos por buen camino.

Todo lo que he visto no es bueno para Cartagena, ni para los procesionistas, ni para los propios hosteleros... 'Cría fama y échate a dormir', que dice uno de los sabios refranes.

Pienso que todos (autoridades y ciudadanos) podemos poner de nuestra parte, pero lo mismo resulta que estoy equivocado y todo está 'ferpecto'.

 

El pasillo más tenso

Hace unas semanas, este diario publicó la información sobre un incidente en el pasillo del juzgado de guardia entre familiares de un detenido y los agentes de seguridad del Palacio de Justicia de Cartagena (pinchar aquí). Ese suceso merece un planteamiento más profundo, pues esa zona pudiera estar teniendo una incidencia notable sobre algunos procedimientos.

Me explico. Ahí, salvo en casos de gran enjundia (cuando los encausados están presos), suelen coincidir investigados, víctimas, abogados, testigos, familiares y amigos, que en ocasiones, según el volumen de trabajo del juzgado, suelen permanecer bastante tiempo, como hemos podido observar en nuestras rutas casi diarias por el inmueble.

En alguna ocasión, algún conocido nos ha comentado que la estancia en ese pasillo a veces es muy incómoda y más cuando allegados a un investigado les lanzan miradas o comentarios. Así es muy posible que el testimonio de algún testigo ajeno a los protagonistas del incidente se ‘suavice’ por temor. Eso no es bueno para la esencia de la justicia.

No estaría nada mal establecer algún tipo de protocolo de acceso a dicha zona e, incluso, distanciar a unos de otros. Es lo que pienso, aunque lo mismo estoy equivocado y resulta que todo está ‘ferpecto'.

   

Pág. 1 de 17

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information