Lunes, Septiembre 25, 2017
   
Texto

Cómo ser pobre y no morir en el intento

¡Qué no se habrá escrito, hablado, estudiado, razonado, y hasta justificado de la pobreza!.
Cuántos términos, datos, tasas para su explicación y comprensión.
Desigualdad, renta media nacional, umbral de la pobreza, carencia material severa, porcentajes de riesgo de pobreza, porcentajes de pobres ( qué no es lo mismo), Ranking de ciudades más ricas contra ciudades más pobres.

¡Qué país! Competimos hasta en quién es más pobre. Vamos a crear una nueva Champion League entre comunidades y municipios de España. Por decirnos, nos dicen hasta una lista de nueve bienes básicos para vivir dignamente; si de estos bienes te faltan cuatro, ¡Enhorabuena! Eres oficialmente ‘pobre’.

Y he aquí, la lista de la Dignidad:
1- Irse de vacaciones al menos una semana al año
2- Comer carne, pollo, pescado al menos dos veces por semana
3- Mantener la vivienda a temperatura adecuada
4- Afrontar gastos imprevistos ( 650 euros)
5- No retrasarse en pagos relacionados con vivienda o compras a plazos ( en los últimos 12 meses).
6- Tener automóvil
7- Tener teléfono, incluido móvil
8- Tener televisión en color
9- Tener lavadora

Hasta aquí la terminología “oficial”, la que hace quién no es pobre ni se le espera. Bienintencionada pero no realista en su totalidad:
Pobre también es todo aquel que tiene que elegir entre comer un buen filete de ternera o magra de cabeza de cerdo, o el que sabe alimentar a una familia con un saco de patatas y un cartón de huevos, el que tiene que elegir entre estar calentito en su vivienda o intentar estarlo bajo tres mantas, el que cuando va al cuadro de al lado de puerta ve que no “han saltado los plomos” sino que te han cortado la luz, el que tiene coche pero no puede pagar el seguro ni echarle gasolina, el que cuando empieza el colegio saca fotocopias del libro de texto del amigo porque no puede comprarlo, el que si se le rompe la lavadora tiene que lavar a mano o pedir ayuda para que alguien de la familia o un amigo te la compre y se la paga poco a poco, el que viste bien porque hace años que no compra ropa pero le dan un montón, el que no paga nada de vivienda sencillamente porque está esperando una ejecución hipotecaria ( cuando llegue ya veremos), el que tiene televisión a color que funciona a golpes cuando la enciendes hasta que se “caliente” y funcione ( a veces le da color a la vida y la pantalla se ve de un color sólo), el que tiene telefonía aunque cambia cada dos por tres de compañía ( es lo que tiene tener impagados), es el que cuando los demás se van de puente dicen con una sonrisa “ yo me quedo, como en casa en ningún lado”, el que huye de las quedadas para tomar algo, el que pide a menudo 30 euros a devolver unos días después cuando se cobre, pobre es el que , después de pasar años y no levantar cabeza, los amigos y la familia le dicen que “siempre estás igual”, “ no vayas de víctima” o “igual debes aprender a administrarte”.

‘Pobre’ puedes ser tú mismo, tu vecino, tu amigo, tu familiar cercano: pobres somos muchos y no lo tenemos asumido. Muchos menos los que hacen las estadísticas. Como mucho, una aproximación, pero a muchos les ha tocado el “Gordo”. Y tiene previsión de quedarse como no hagamos nada todos juntos.

Dignidad es saber sobrevivir todos los días a pesar “del qué dirán”.
Dignidad es no ser conformista y luchar por los Derechos.
Dignidad es estar orgulloso de poder ayudar a los que están aún peor.
Dignidad es salir a la calle y recordarles a la clase política que las leyes están para cumplirlas.
Las leyes que hablan de Derechos Humanos, de derecho a la vivienda digna con sus suministros eléctricos y de gas incluidos.
Dignidad es ponerse delante de aquellos que ganan millones de euros y, aún así, colaboran en la muerte de una persona al cortarle el suministro eléctrico.
Esa vela de Reus, con su luz, nos ilumina a reconquistar nuestra Dignidad.
Y comenzamos el 21 de diciembre, porque es el día que entra el invierno, y debemos recordar a todos que #NoMásCortesDeLuz.


 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information