Miércoles, Marzo 29, 2017
   
Texto

¿Por qué están desmantelado el monumeno de El Secante de Alumbres?

Desde el pasado mes de julio, por lo menos, vengo observando que el monumento a todos los protagonistas del fútbol alumbreño que hay en El Secante está desmantelado, es decir le faltan las dos placas de metacrilato y el balón que lleva en lo alto.

Sé que en esta época de feroz materialismo hay mucha gente que pasa ampliamente de las cosas de carácter emotivo y sensiblero, pero es que, por suerte, no todos somos iguales, y hay quienes sentimos verdadera debilidad por algunas de esas pequeñas cosas que otros desprecian o simplemente ignoran.

No tengo ninguna intención de polemizar, pero resulta extraño que esté desnudo durante tanto tiempo, y el caso es que he preguntado varias veces a otros miembros de la directiva de la SFC Minerva por si sabían algo, pero siempre he obtenido la misma respuesta ¡no sé nada!

Evidentemente alguien del debe de saber algo, el Ayuntamiento, la Junta vecinal y/o el gestor (hasta el pasado mes de octubre era Fulgencio Andreu Reverte).

Antes que nada lo digo yo, por supuesto que me importa, y por supuesto que estoy muy interesado en saber qué pasa con el monolito, posiblemente sea el que más interés tenga y creo que no me faltan razones.

1º.- Porque forma parte del mobiliario de las instalaciones deportivas y los gestores tienen la obligación de cuidar y conservar todos y cada uno de los elementos que contienen, pues no es de propiedad particular sino que pertenece al pueblo.
2º.- Porque durante los preparativos del Centenario del Fútbol en Alumbres, en 2008, fui yo quien en una reunión de la directiva, presentó el proyecto de monolito, con la sana intención de homenajear a todos los protagonistas del fútbol alumbreño de todos los tiempos, y además, como la compra de un balón de piedra, granito o mármol, resultaba muy caro, fui yo quien se encargó de hacer dos balones, uno de cemento y otro de escayola, los cuales pinté en mi casa en la Navidad de 2008. También realicé un listado con los nombres de los equipos de Alumbres de todos los tiempos, además de un sencillo poema para el caso, que luego se gravaron en metacrilato, o material parecido.
Como es natural, colaboré también en la construcción de la obra de albañilería, junto a Manolo Tortosa Martínez “el Chaparro” y algún otro compañero más.
Aquí pasa como en tantos otros casos de esta indeseable época, que unos hacen el trabajo y otros se lo apropian.

Por lo tanto, creo que se justifica suficientemente el interés que pongo en este asunto, pero sobre todo, lo que más me motiva, es que esa obra la planifiqué con mucho entusiasmo y cariño, y quiero que perdure y se mantenga en condiciones para que los aficionados al fútbol de las generaciones más recientes y venideras, sepan que el fútbol en Alumbres es más que centenario, y que también aquí, aunque más modestamente que en otros lugares, se recuerda a todos los futbolistas.

A ver si ahora hay alguien que me explique qué está pasando con el monolito y se le devuelve su dignidad.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information