Sábado, Abril 21, 2018
   
Texto

‘La isla del apocalípsis o Patmos, la isla sagrada’

La isla de Patmos ha pasado a la historia como la isla del apocalipsis, cuando sus  habitantes  miran hacia el mar Egeo en dirección a las estrellas parpadeantes  debido  a un  efecto visual debido a las distintas  capas de aire que  atraviesan la luz de las estrellas hasta llegar hasta la superficie terrestre, esta sensación óptica sobre las laderas de una montaña de la cercana isla de Samos.   Algunos  dicen  que esa misteriosa luz se trata  sencillamente electricidad estática, pero los residentes  religiosos de esta isla insisten en que no lo es. Estos corren para  contar a sus vecinos que han recibido otra sella del más famoso ex residente del lugar un hombre que fue desterrado a esta pequeña isla griega  rocosa cerca de la costa de Asia Menor casi mil novecientos años atrás.

Es muy probable que el emperador romano perteneciente a la  dinastía Flavio llamado Domiciano  quien condenó a nuestro famoso  Personaje a vivir en Patmos “por hablar a cerca de Dios y dar testimonio de Jesús. Allí oyó el desterrado    la voz de Dios, como la de una trompeta, que dijo.Yo soy el Alfa y Omega lo que ves escríbelo  en un royo (revelación de la Apocalipsis 1-8-11).

Este rollo o libro es el epilogo  del  escrito de mayor venta de todos los tiempos. Algunos han dicho  que es una de las obras mas difíciles de comprender.Y nos estamos refiriendo al libro de Revelación o Apocalipsis, el último libro de la Biblia .El escritor fue Juan, un apóstol de Jesús. Las visiones que recibió sobre el fin catastrófico el mundo  malvado  han venido interesando a los lectores durante siglos.

Pero Patmos ha pasado por una serie de tiempos turbulentos,y partiendo pues  de la base que se ha  considerado sagrada desde hace unos cuatro mil años, cuando llegaron los primeros pobladores, procedentes de Asia  Menor. Aquellos primeros residentes escogieron la segunda cumbre más alta de la isla para edificar el templo de Ártemis la diosa de la caza.

Hacia el año 96  de nuestra Era Cristiana  es creencia general que el apóstol Juan fue desterrado a esta  isla de Patmos, en aquellos entonces este territorio estaba bajo control de la Roma Imperial. En el siglo IV  llegó a formar parte del  imperio bizantino “cristianizado”. Más tarde durante  los siglos VII y X, llegó a estar bajo el dominio islámico.

Pasando el tiempo, Patmos quedó desolada y abandonada. Entonces un monje griego ortodoxo a finales del siglo  XI empezó a construir el monasterio fortificado de San Juan en la ubicación del templo pagano de Ártemis .En este monasterio se encuentra la  capilla pequeña de Santa Ana     y esta fue construida para cerrar la entrada a la gruta donde  según la tradición  Juan  recibió sus visiones. Allí vio como una mujer solitaria  se arrodillaba y colocaba un tama es decir una ofrenda sobre el icono de San Juan. Los ortodoxos quienes creen  que el icono puede realizar milagros le ofrecen la tamata es decir pequeñas figuras  de metal en forma de persona. Pero poco a poco los pobladores regresaron y construyeron un conjunto de casas cúbicas blancas  en el pueblo de Hora que aun se encuentran al lado de las murallas las cuales protegen al monasterio.

Esto es, a grandes rasgos,los comienzos de esta isla rocosa donde San Juan vivió en compañía de una tórtola.

  • Rogelio Abad Martinez, cronista oficial de la Real e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information