Viernes, Junio 22, 2018
   
Texto

Golpe en Balsicas un grupo de ámbito internacional dedicado al cultivo intensivo de marihuana

La Guardia Civil ha arrestado a cuatro ciudadanos holandeses tras un registro efectuado en dos naves industriales del polígono industrial pachequero, donde se han incautado 2.260 plantas de cannabis sativa en avanzado estado de crecimiento y sofisticados útiles para su cultivo indoor. La instalación eléctrica de las naves había sido conectada fraudulentamente después de excavar más de dos metros hasta alcanzar la red general.


La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Nortel’, ha desmantelado un activo grupo criminal de ámbito internacional dedicado al cultivo intensivo de marihuana, cuyos cuatro miembros han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga, defraudación de fluido eléctrico, atentado a agentes de la autoridad y pertenencia a organización criminal.

En dos naves del polígono industrial de Balsicas-Torre Pacheco se han desmantelado dos sofisticados invernaderos de marihuana, en uno de los cuales se han incautado 2.260 plantas de cannabis sativa en avanzado estado de crecimiento y numerosos útiles para su cultivo indoor.

La investigación se inició el pasado mes de mayo, cuando especialistas en Policía Judicial de Torre Pacheco detectaron la presencia de un grupo de personas en torno a una nave industrial, sita en el polígono de Balsicas donde, pese a no realizarse actividad laboral alguna, entraban y salían a diario.

La Guardia Civil averiguó que, además, el inmueble mantenía un elevado consumo de suministro eléctrico lo que hizo sospechar de la posible existencia de invernaderos de marihuana ocultos, por lo que se establecieron numerosos dispositivos de vigilancia.

Recientemente, estos dispositivos policiales resultaron positivos cuando los agentes observaron cómo un individuo, que habitualmente frecuentaba la nave, se aproximaba en vehículo al recinto, momento en el que, al verse sorprendido por la presencia policial, huyó precipitadamente hacia la autovía.

El sospechoso condujo de forma manifiestamente temeraria hasta que abandonó el vehículo, sin señalizar, en uno de los carriles de la citada autovía y se dio a la fuga a pie mientras era seguido por los agentes, a los que ofreció grave resistencia hasta que fue detenido.

En el interior de la nave fueron localizados otras tres personas que, junto al primer detenido, fueron arrestadas como presuntos autoras de los delitos de de cultivo, elaboración y tráfico de droga, defraudación de fluido eléctrico, atentado a agentes de la autoridad y de pertenencia a organización criminal

La Guardia Civil solicitó de la autoridad judicial los correspondientes mandamientos de entrada y registro que se llevaron a cabo la pasada semana.

El examen de los inmuebles se saldó con la incautación, en uno de los recintos, de 2.260 plantas de cannabis sativa en avanzado estado de crecimiento y floración, así como de abundante material electrónico, fitosanitario y eléctrico destinado al cultivo intensivo de la marihuana.

En la segunda nave fueron incautados numerosos aparatos eléctricos y electrónicos, similares a los del primer enclave, una sofisticada logística destinada, supuestamente, al establecimiento de otro invernadero clandestino.

Expertos en el cultivo de marihuana
La investigación desarrollada ha concluido que se trata de una organización criminal profesionalizada en la construcción y mantenimiento de sofisticados invernaderos de marihuana. Para llevarlo a cabo contaban con un elevado poder adquisitivo que les permitió invertir cerca de un millón de euros en habilitar, dentro de las propias naves, amplios espacios destinados al cultivo interior de las plantas.

La primera parte de la nave se encontraba diáfana, si bien, a través de distintos pasillos interiores, se accedía a las estancias donde se hallaron perfectamente organizadas las plantaciones, alimentadas mediante la canalización de productos fitosanitarios y abastecidas de luz con numerosos focos de gran potencia.

Para evitar la emanación del característico olor a marihuana habían instalado extractores y condensadores de aire acondicionado industriales.

La compleja instalación funcionaba de forma ininterrumpida y contaba con extremadas medidas de seguridad, tales como cámaras de vídeo-vigilancia conectadas vía Wifi. Además, habían establecido en su interior unos pequeños ‘domicilios’ –habilitados con cocina, aseo y zona de lavandería– que les permitían permanecer y pernoctar.

Organización criminal de ámbito internacional
Según se desprende de la investigación, la organización criminal ahora desmantelada adquiría, en distintos países europeos, los materiales necesarios para construir y abastecer los invernaderos (focos, radiadores, fertilizantes, etc), todo ello con la supuesta intención de evitar su vinculación, en España, con la compra de productos destinados a la actividad delictiva investigada.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information