Domingo, Septiembre 24, 2017
   
Texto

 

Un forense de Cartagena llevará a cabo la investigación más completa del Santo Sudario

Alfonso Sánchez Hermosilla será el encargado de llevar a cabo el mayor estudio criminalístico de las manchas de sangre que figuran en el Santo Sudario, reliquia del cristianismo que se encuentra depositada en la catedral de Oviedo y que se venera como una de las prendas funerarias de Jesús. Cuánto tiempo estuvo Jesús en la Cruz y los mecanismos que le produjeron las heridas son algunas cuestiones que pueden quedar resuelta en una labor "impresionante" que para este forense cartagenero resulta todo "un honor".

¿Cuándo comenzará es labor de investigación?

Entre el final de este año y el principio del siguiente. Nos hemos retrasado debido a que estaba vacante el arzobispado de Oviedo y nos faltaba que nos aprobaran el trabajo que vamos a realizar.

¿En qué va a consistir esa labor?

Hasta ahora sólo se ha indagado en una pequeña parte, especialmente en las de mayor tamaño, y nuestro objetivo es investigar cómo pudieron producirse cada una de las machas de sangre.


¿Hay muchas?

Miles y diferentes, tanto por su cronología como por los mecanismos que las produjeron.

¿Nos puede concretar esto último?

Los focos sangrantes fueron depositándose en el pañuelo de lino durante un espacio de tiempo de entre dos y tres horas y procedían de un edema agudo de pulmón, de emisiones sangre calavérica, de los orificios nasales y de la boca, pues fueron múltiples las heridas localizadas en el rostro, cuero cabelludo y en la región toráxica superior... por lo menos las que se conocen.

¿Cuánto tiempo llevará ese trabajo?

No hay forma de saberlo. Pensamos que puede ser uno o dos años, pero no hay forma de saberlo porque en esta investigación no partimos de hipótesis y lo que queremos saber es la verdad.

¿Cuál es esa verdad?

Saber si fueron los lienzos funerarios de Jesucristo es lo primero y, a partir de ahí, ver qué nos pueden contar. La investigación, por ejemplo, nos puede aclarar cuánto tiempo estuvo Jesús colgado de la Cruz cuando ya había fallecido. Se dice que fue una hora y que estuvo otra tumbado boca abajo, más unos quince o veinte minutos depositado en el sepulcro con el Santo Sudario, hasta que se le colocó la Sábana Santa. Por eso, en la Sábana Santa sólo hay manchas de sangre y no su imagen, como sucede con la Síndone que está en Turín. Esas dudas sólo se pueden desvelar a través de ese lienzo.


Por cierto, ¿son del mismo tipo la sangre de ambos sudarios?

Sí, coinciden en el tipo AB. No se puede saber más porque después de dos mil años la proteína responsable del RH desaparece. Además, las formas geométricas en ambas telas coinciden. Se dijo que la Sábana Santa era medieval tras someterla a las pruebas del Carbono 14. Explicar todo este asunto supondría muchas horas, pero le puedo decir que no es cierto que sea del medievo.

Entonces, ¿por qué se sacó esa conclusión?

Simplemente porque fue un experimento mal ejecutado que debieron contrastar y no se hizo. Vuelvo a lanzar otro 'por qué'.

Quizás por las prisas de evitar que se acusase a la Iglesia de oscurantismo. Debieron mantenerlo en secreto hasta confirmar los análisis.

Volvamos al santo pañuelo de 83x53 centímetros. ¿Es verdad que entró en nuestro país por Cartagena?

Viajó de Jerusalén al norte de África, al parecer a la ciudad de Cartago. Después, con el avance de los ejércitos árabes fue trasladado a España y posiblemente entró por Cartagena en el siglo VII, en la época visigoda. De aquí, huyendo de los musulmanes, fue a Écija, donde estaba como obispo el cartagenero San Fulgencio, que luego se lo envió a su hermano San Isidoro a Sevilla. Siguió por Toledo y recorrió la península hasta quedar protegido en Oviedo, donde comenzó la reconquista.


Usted es parte de un gran equipo con personas de alta cualificación en diferentes disciplinas. ¿Cómo es la relación entre tanta 'estrella'?

Lo cierto es que es un equipo bien avenido y con gente magnífica que no tiene afán de protagonismo pese a que su nivel académico e intelectual es impresionante. Lo cierto es que se trata de un lujo, pues en el mundo existen muchas personas válidas pero pocos equipos y poca continuidad.

¿El grupo es coto cerrado?

En absoluto, somos pocos para tanto proyecto, porque todo esto nos desborda. Valga como ejemplo que mi antecesor, José Delfín Villalaín, estimó que había trabajo de investigación para tres generaciones.

¿Hay que tener fe para pertenecer al equipo de investigación y más cuando se trata de estos asuntos?

No, hay personas de diversas creencias, incluidos agnósticos y ateos, y también los que ya no lo son porque se han dado cuenta de que 'hay algo'.

¿Y a usted que le mueve?

La ciencia, aunque puede servir para reafirmar mis creencias.


¿Tienen más proyectos de cara al futuro?

La verdad es que ya se están pidiendo los permisos para llevar a cabo un estudio integral de la Sábana Santa de Turín, lo que no se ha hecho hasta ahora.

¿Hay tantas cosas por descubrir?

Lo que no es científico es republicar lo conocido.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Banner
Banner

Banner

Banner

Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information