Domingo, Septiembre 22, 2019
   
Texto

Visto para sentencia el juicio contra los acusados de robar 18 baterías de riego en Balsicas

La Comunidad de Regantes estaba en alerta, pues habían sufrido el robo de 200 baterías de riego en seis meses. La Guardia Civil de Torre-Pacheco arrestó el pasado a mes a dos sospechosos, que portaban una batería en el coche. Les acusan de la desaparición de 18 baterías en esos días, pero ellos se declaran inocentes.

 

Enlace vinculado:

Dos detenidos en Torre-Pacheco por robar en explotaciones agrícolas


Los días 6 y 7 de septiembre habían sido sustraídas 17 baterías de riego de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena. Al día siguiente, sobre las once de la noche, sonó la alarma de la PDA del secretario, Manuel Martínez Madrid, quien en compañía del técnico Francisco Agüera fueron al cuartel de la Guardia Civil, marchando con los agentes a la zona de Balsicas de la que procedían los avisos, donde descubrieron las puertas metálicas forzadas.

De pronto vieron un vehículo cerca cuyas luces se apagaban "al ver el rotativo del coche patrulla", dijo un agente durante el juicio. Trataron de huir, pero los guardias civiles les dieron alcance. En el maletero iba una batería. Las dos personas, de origen magrebí, fueron arrestadas. "Uno de ellos dijo que vendían las baterías por 40 euros en una chatarrería de Alicante", apuntó un agente. La Guardia Civil le imputó los robos acaecidos esos tres últimos días, en total 21. "Por las fechas y porque el modus operandis de romper la cerradura y el candado era el mismo", apuntaron.


La acusación

Ante la jueza de Lo Penal número 3 de Cartagena, María del Carmen Fillol, el fiscal y la acusación particular, representada por José Manuel Claver, han solicitado para cada uno 3 años de cárcel y el pago de 4.100 euros por los daños, según la Fiscalía, y 4.950 euros, según el letrado de los regantes, quien también pide el agravante de nocturnidad. También apuntó que forman parte "de una banda organizada" en la que otros compañeros se llevan las baterías para que, si los descubren, "minimizar el delito".

La defensa

La versión de los acusados es que estaban en esa zona porque se habían perdido cuando se dirigían hacia Cartagena y la abogada que defendió sus derechos, María del Mar Coquillat, solicitó que fuese absueltos "porque no hay prueba de cargo suficiente y faltan elementos contundentes" para adjudicarle el robo de 18 baterías, "pues sólo existe el rastro de una y, además, por ese razonamiento habría que imputarle todas las que han desaparecido". También apuntó que son personas con contratos de trabajo "que no tienen necesidad de robar" y respecto al comentario de uno de ellos sobre que las vendían en Alicante, dijo que se debió al problema de idioma, "lo que dijo es que la compró en Alicante". Pidió la absolución y, de forma subsidiaria, que fuesen condenados sólo por el robo de una batería.

En el juicio también declaró el perito judicial José Carlos Juaneda sobre la valoración del material sustraído objeto de la causa.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information