Domingo, Septiembre 24, 2017
   
Texto

De las leyes inamovibles a las de quita y pon

Las leyes que rigen la aplicación de la Justicia en nuestro país no son inamovibles. Ahí están las pruebas de las modificaciones que han sufrido costas y tasas, pese a la oposición popular. Sin embargo, pese a las peticiones de la ciudadanía, otras no se tocan, con lo que al final la sensación que se siembra es que el dinero manda por encima de la seguridad.

Entre esas leyes intocables figuran las que permiten que delincuentes habituales sigan provocando el terror entre los vecinos urbanos y rurales. Hace unos días publicamos que 'El Porras', detenido por atracos en los barrios cartageneros de Virgen de la Caridad y El Ensanche, acumulaba 25 arrestos por hechos similares… pero seguía en la calle. En La Aljorra siguen los robos, el último en un estanco a punta de escopeta. Desde la racional Asociación de Vecinos de dicha población se ha insistido muchas veces en un cambio de leyes, pero son palabras en el desierto porque los sabios que se encargan de esas modificaciones no hacen nada. Así que por muchas protestas y muchos arrestos, la sensación popular es de indefensión y que entran por una puerta y salen por la otra porque los jueces no pueden ir más allá de los parámetros que tienen escritos.

Pero es que, encima, se siguen escuchando cambios en las leyes por otros asuntos. Uno de los que se prepara es el que afecta al 'juego sucio' en el deporte, como son los apaños de partidos, que actualmente apenas tienen castigo judicial. Se quiere que esa modificación esté funcionando antes de final de año. ¿Por qué ésa sí y no la que mantiene en la calle a un tío al que le place amargar la vida a personas (la gran mayoría) honestas?, pues no hay nada más fácil que vivir a costa de los demás.

También tiene su capítulo la Ley de Plantas. Comulgo plenamente que mientras en el borrador figure el texto que conlleva la centralización de los juzgados en las capitales de provincia hay motivos para temer que pueda ser realidad. Luego vienen los políticos que han parido la idea diciendo que no será así, pero mientras esté escrito no me convencen en absoluto. Soy partidario de que Cartagena sea provincia y de esa forma no habría problemas con la Ley de Plantas, pero una solución local no quitaría que seguiría siendo igual de 'disparate' para la gran mayoría de españolitos. Hace unos años se proclamaba lo importante que es una justicia próxima al ciudadano y ahora se trata de convencer que lo conveniente es centralizar. 

Al final resulta que entre el ciudadano y la justicia hay un mundo. Penoso.

 

La seguridad en colores

Robos en La Aljorra, Los Dolores, Los Nietos, Pozo Estrecho… Son noticias que en las últimas fechas vienen recogiendo los periódicos La Opinión, La Verdad y nosotros, Cartagena de Ley. Si refundimos toda la información en una sola, la situación es preocupante al menos, pues el calificativo alarmante también tendría hueco.

Hace unos años, cuando se vivían recrudecimientos de esta índole, el asunto derivaba en un cruce de acusaciones entre la Policía Local de Cartagena y las fuerzas de seguridad nacionales (Guardia Civil y Policía Nacional) respecto a que si la seguridad ciudadana era competencias de unos, de otros o si de ambos. Sucedía esto porque los locales estaban bajo el amparo de un gobierno local azul (PP) y los nacionales dentro del gobierno nacional rojo (PSOE). Ahora, como todos son 'azules' no pasa nada. Ya nadie pone en evidencia la labor de los otros, sino que callan. Así, las quejas se escuchan menos, pues se quedan en el eco que los medios informativos hacen de las denuncias de los vecinos de las zonas rurales y urbanas.

Sin embargo, pese a esa aparente 'balsa de aceite', hay que exigir y esperar que el esfuerzo de los fuerzas de seguridad se multiplique. Todos queremos una Cartagena (y me refiero a su ámbito municipal) segura o, por lo menos, que lo parezca, aunque luego las leyes sigan siendo 'light' para los cacos, aunque ése ya es otro asunto, que no menos grave.

 

Pág. 8 de 18

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information