Martes, Noviembre 13, 2018
   
Texto

El derecho a la información

Los derechos a la sanidad y a la educación nadie los discute. Son derechos que recoge la Constitución española para sus ciudadanos. Pero ese mismo 'gran libro' recoge más derechos. Uno de ellos es el derecho a la información y ahí es donde las gentes del periodismo (cada vez menos en activo) debemos alzar, de una vez por todas, la voz porque los ciudadanos no parecen estar muy concienciados de otros de los pilares de nuestra Democracia cuyo pilar está en peligro.

Dos problemas arrastra esta profesión. Por un lado, que el periodista ha sido quien ha dado a conocer las historias, los problemas, las reivindicaciones y demás de otros, pero nunca ha sabido defender su posición, su profesión y sus derechos. Y cuando ha querido hacerlo ya era tarde.

Por otro, que el dinero público tiene sus medios (RTVE u Onda Regional, por poner unos ejemplos), pero lo que es la pluralidad informativa precisa de anunciantes para las demás plataformas informativas. Aquí, el comerciante o empresario todavía no tiene claro que la publicidad (y da lo mismo el precio) no es un gasto, sino una inversión en su negocio, como sí lo refleja la declaración ante la Agencia Tributaria. Y si hablamos de compradores, como es el caso de prensa de papel y revistas, al ciudadano de esta zona parece que le cuesta más gastar un euro en información que dos en cañas.

El resultado es la criba de profesionales que están cayendo en las listas del desempleo (350 en la Región en los últimos tiempos) y los que están por caer. Respecto a los nuevos licenciados, mejor ni hablar. Se les utiliza como prácticos y punto. Y en cuanto a los medios, pues sangre, sudor, constancia y fe ciega para no ampliar la lista de los que están bajando la persiana.

Como es evidente, los medios informativos también se han reducido y a este ritmo van a quedar los grandes, es decir, los medios nacionales a los que las grandes empresas no ha bajado su aportación como a anunciantes. Y entonces me pregunto, si no hay medios locales, ¿dónde llevarán sus denuncias los vecinos? Respondan ustedes mismos. Conoceremos mejor los atascos en la M30 de Madrid que los que se produzcan en la calle Real de Cartagena. Es decir, quedaremos aislados de lo que ocurre en nuestro entorno.

Pongo otro ejemplo. Todos los empleados públicos que ahora se están manifestando. Si no fuera por los medios informativos, ¿para qué servirían sus movilizaciones? Se enterarían sólo ellos y cuatro más.

Otra cuestión. A la prensa se le bautizó en su momento como el 'séptimo poder' por su influencia hacia la sociedad. Si al final no hay medios informativos o no hay periodistas suficientes, el partido político que tenga la 'sartén por el mango' controlará plácidamente a su pueblo. ¿Recuerdan esa frase de 'El saber os hará libres'? Pues eso.

¿Y todo esto a dónde nos lleva? La respuesta se las dejo a ustedes.

 

Seguridad vial… a veces

Los recortes son una de las medidas anticrisis, pero hay que diferenciar. Se debe recortar en lo que es innecesario, pero eso, en lo que no es necesario (conveniente o imprescindible). Los políticos, esos que hemos votado, han demostrado una gran capacidad de mala gestión, pues han malgastado mucho dinero público. Pero es que los que tenemos ahora siguen de la misma escuela en el capítulo de 'malrecortar', pues tan malo es 'malgastar' lo que se tiene como no invertir en lo que es necesario para el ciudadano. En este terreno se podría hablar de asuntos como la educación, la sanidad o la información, pero me voy a centrar en la seguridad vial.

Por un lado, nos dicen que ponen campaña de control de velocidad o bebidas alcohólicas para nuestra seguridad y por otro vemos tramos de autovías que antes estaban iluminados a oscuras o vemos (mejor dicho, no vemos) cómo va desapareciendo la pintura de pasos de peatones y otras señalizaciones viarias sin que nadie las reponga. ¿No pueden emplear el dinero de esas multas para las que sí se pone especial celo? A la hora de multar, en ocasiones, los agentes son intransigentes y le niegan a los conductores hasta su derecho a defensa (sé lo que me digo), pero para pintar un paso de peatones ya no hay tanta urgencia, todo lo contrario, pueden pasar los meses que para el político no pasa nada. Otro ejemplo son los límites de velocidad. Hace no mucho nos dicen que se bajan para ahorrar y se gastan un 'pastón' en cambiar las señalizaciones con pegatinas. Ahora dice que los van a subir… Si entonces era para ahorrar, ¿es que ahora podemos derrochar? Lo peor es que los políticos nos mienten sin problemas. ¿Pensarán que nuestras aburguesadas mentes no lo detectan? Puede ser.

Otra duda. Hace unos días falleció una persona que iba en un turismo debido al lanzamiento de una piedra a la autovía de La Manga desde el puente de Los Belones. Entre la primera llamada al 112 alertando de ese lanzamiento de piedras y la llamada indicando la desgracia pasó una media hora. Sabiendo que hay cuarteles de la Guardia Civil y Policía Local en El Algar y Cabo de Palos, ¿por qué no se acercó nadie a esa zona? Nos adherimos a esa pregunta que han hecho algunos lectores de Cartagena de Ley, pues nadie se ha molestado en responderla. ¿Es que los recortes han dejado aún más diezmadas las plantillas de nuestros cuerpos de seguridad? Si fuese así, volvemos a lo mismo, eso de 'malrecortar' para enmendar lo hecho con el 'malgastar'.

 

Pág. 28 de 31

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information