Viernes, Septiembre 22, 2017
   
Texto

'Progreso, dignidad, civilización'

Al contrario de lo que ocurre en otros lares en donde se tiende a solemnizar cualquier acontecimiento, Cartagena tiende a achicar todo lo que la concierne: así al ancestral y a la vez, artístico y modernista centro histórico de la ciudad, el cartagenero lo ha llamado ?casco viejo?. Las tres monumentales puertas de la ciudad son derruidas a principios del siglo XX, junto a parte de la muralla que la circundaba. Se convirtió en una fuente pública un exponente de la arqueología industrial contemporánea, el submarino de un cartagenero universal: Isaac Peral. O se denomina simplemente ?graduadas? al Palacio Escolar de la calle Gisbert, primer edificio público que en España se construye con intención de ubicar en él las Primeras Escuelas Graduadas de España. Y quiero evitar que esto volviera a suceder tras el corto período en el que José López Martínez ha desempeñado el cargo de Alcalde de Cartagena.

No creo que debamos olvidar que las cámaras de TV instaladas por el anterior equipo de gobierno municipal servían para recaudar millones de euros al año, debido a su intencionada y desconocida ubicación. Esto quedó resuelto en los primeros días de su mandato.

Me parece importante valorar la ardua labor de saneamiento de las cuentas públicas que ha permitido una disminución inédita de la deuda municipal y un presupuesto en el año 2017, en el que se duplican las inversiones municipales registradas tan solo hace dos años. Como muestra un ejemplo reciente: 55 empresas han concurrido a la licitación ante la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Cartagena de la construcción de una plaza pública en Montesacro, siendo adjudicada por valor de 425.111 euros. El trabajo transparente del funcionariado y una correcta gestión económica han servido para lograr un considerable ahorro (-44%) sobre el presupuesto inicial. ¿Recuerdas otros retrasos y sobrecostes? Palacio de los Deportes (+43% y retraso de ocho años), Auditorio de El Batel (+218% y retraso de siete años)?

Verdaderamente emocionante fue observar las escuelas del pasado verano en las que cientos de niños y niñas asistían a actividades lúdicas y recreativas, beneficiándose del servicio gratuito de comedor escolar mientras sus familiares podían atender sus obligaciones laborales. O las inéditas votaciones de los primeros presupuestos participativos de la historia de la ciudad. O el impulso dado a la consolidación de derechos laborales de los empleados municipales y a la convocatoria de nuevas plazas.

José López Martínez -y su equipo de trabajo- han logrado para Cartagena, en tan corto período de tiempo, la propiedad del Castillo de la Atalaya -que pertenecía hasta 2016 al Ministerio de Hacienda-; ha adquirido la casa natal de Isaac Peral; ha acordado con AFORCA la rehabilitación del Baluarte de Despeñaperros; ha persuadido a la empresa responsable para acometer la excavación y puesta en valor del Monasterio de San Ginés de la Jara; ha impulsado la recuperación de -los olvidados durante años- Anfiteatro Romano y Santa María la Mayor, Catedral de Cartagena; ha adquirido un edificio contiguo a la sede administrativa municipal resolviendo un expediente de expropiación iniciado once años atrás y, a la vez, se propone rectificar el uso inadecuado del Palacio Escolar: las Escuelas Graduadas de Cartagena? Es decir, en solo dos años ha incrementado extraordinariamente el patrimonio municipal. Y para ninguno de estos proyectos ni para otros, ha dispuesto de la colaboración económica de los responsables regionales de Cultura y Patrimonio.

Su sistemática defensa de los intereses de la comarca natural del Campo de Cartagena; su decidida y sincera cooperación con municipios limítrofes; su respaldo a toda clase de iniciativas ciudadanas que han encontrado en él un valedor inapreciable de sus argumentos (le hemos oído decir: ?las competencias serán de otros, pero yo no me puedo declarar incompetente?); su generosa participación en todos los eventos del municipio (¿cuándo hemos visto a Dña. Pilar Barreiro participando en el Carnaval o vestida de cartaginesa o romana?); su permanente colaboración con el conocimiento y la creatividad de los estudiantes universitarios; su defensa de los derechos sanitarios de la población; su evidente bonhomía al mantener la firmeza en el cumplimiento del pacto de legislatura (a pesar de la estúpida campaña ?desinformativa? que ha pregonado todos los días que no cederá la responsabilidad de la Alcaldía a Ana Belén Castejón)? dejan constancia de su dedicación al servicio público.

Claro que -en mi opinión- el alcalde de Cartagena ha cometido ciertos errores, pero dejo su exposición y análisis pormenorizado a quienes desde el primer momento han minusvalorado los logros del inestimable equipo de personas del Ayuntamiento que tras esta primera mitad de la legislatura, serán recordados por mucho tiempo.

Deseo finalizar con una cita del ilustre Galileo: ?quien no conoce la verdad es un necio, pero quien conociéndola la llama mentira es un criminal?.

Gracias, señor alcalde. Deseamos progreso, dignidad y civilización, merced a su labor como concejal en el Área de Desarrollo Sostenible.

 

Hormigón en el paseo marítimo de Los Urrutias

Lamentable situación del equipo que nos gobierna, que después de más de cuarenta años, y otros gobernantes que han pasado, ahora han tenido la feliz idea de querer  ponernos hormigón en un trozo del paseo marítimo que queda por realizar en Los Urrutias. Cuatro años después de derribar las viviendas, porque según distintos organismos no se podía hacer dicho paseo, ¿qué pasa ahora?, ¿a quién buscamos para echarle la culpa… a Costas, al Ayuntamiento? Los vecinos, después de tanto tiempo, podemos esperar un poco más, pero cuando nos toque, después de 40 años, no creemos de que haya ninguna otra obra por realizar antes que nuestro paseo marítimo.

Lo sentimos por los niños que paseando en bicicleta o jugando se lesionan en las rodillas si se caen en el hormigón y empiecen a acordarse de todos los ustedes los políticos. ¿Qué les vamos a decir? A la mejor lo ha puesto Salvamento Marítimo, nos alegramos por ello, pues según la prensa a Los Urrutias no le toca. ¿Se dan cuenta del daño que nos estais haciendo?

 

Pág. 7 de 115

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information