Lunes, Marzo 27, 2017
   
Texto

Chiripitifláuticos y la penitencia de los curiosos

No hay duda, la Cuaresma se ha instaurado en nuestro país y con ello la celebración de la Pasión de Jesús de Nazaret, y de telón de fondo, “la penitencia” y a eso nos han catapultado nuestros actores de fortuna, a la penitencia permanente ante tanto necio, políticos al uso en indigencia intelectual en estas semanas de Cuaresma, y sin mucha confianza ni reputación, pero nos tienen en permanente penitencia y abocados a la exclusión social a 47 millones de españoles, a unos cuantos murcianos y a un cuarto de millón de cartageneros. Porqué penitencia es estar bajo el incansable y absurdo paraguas de sus teatros de guiñol, de sus sainetes de bar, de sus voceríos incontrolados, de las farsas de corrala y de los palmeros o meapilas políticos que los vitorean.

 

Dos farsas populistas se han culminado en esta región, ignorada por nosotros mismos, olvidada por Dios y por Valcárcel, lacerada por el PSOE y contaminada por Podemos, C´s, MC y otros de la nueva casta pero con la misma caspa, Murcia, una región que este “finde” pasado se convirtió en un plató mediático de los años 60, reviviendo las payasadas y tonterías de antaño por los Chiripitifláuticos, por ejemplo…, era una comedia petulante, sin fuste y que solo pretendía sacar unas risas al público más pueril, aquella y esta, ese público de antaño que apenas levantábamos un palmo del suelo y en blanco y negro aleteábamos alguna sonrisa, y el de ahora, que con unos años mas no ha salido de su miseria intelectual. Visto las absurdas payasadas presentadas sin inteligencia, hoy como ayer, ya con pelos en…, en el corazón…, seguimos asistiendo impertérritos a estas farsas de corrala, pero solo como parte del atrezzo, “ni pintamos ni cortamos”.

 

Sin escala temporal ni de importancia, el orden da igual, empezaré por la enésima puesta en escena de lo banal, ordinario, cotidiano y vulgar que es la descomposición que supone el PP en la región, y cada vez un poco más, el relevo del Virrey por al más incompetente del rebaño, pero es el único que le hace el juego. Un presidente sometido al escarnio popular, a la subscripción judicial y al presuntuoso ejecutivo, un referente de interés de este partido por los cada vez menos simpatizantes, un partido qué, en representación de su presidente, NO TIENE PALABRA, ni dignidad, un Partido Popular que con sus representantes electos idealiza el fraude electoral y la falta de compromiso con sus votantes  y exvotantes - se ríe de ellos-, una farsa  en la que se han dedicado a escenificar, depurando a los reversos del régimen de Valcárcel y, adoctrinando compromisarios durante un cuarto de siglo y encima, van y se lo creen, el que enfrente no haya más que vulgaridad socialista no significa que estos del PP no sean menos botarates, y así, analogía, metáfora y estúpido símil en liza, aparece un Locomotoro, “conductor de todo menos del codo”, un simpático 'paletillo' con boina…, que procesionando en Cuaresma no encontraría capuz para tapar su ciego ego, entre otras cosas, pero avergüenza a los conservadores de esta región que solamente solicitamos una “miaja de dignidad” libre de palmeros. Mirar un poquito hacia adelante, sería bastante revelador para el ignorante y no como este Capitán Tan o virrey de la desolación, que parece un rataplán y en sus viajes por todo lo largo y ancho de este mundo…, ha dejado un aeropuerto lleno de moscas, un Mar Menor arruinado y defenestrado, una desaladora ruinosa y sospechada, una región luctuosa, con sanedrín en San Esteban pernicioso y capitalino.

 

Y luego…, la socialista Valentina, dulce y fina como una sardina, pero enlataaa..., aquella que se paseaba por TV siempre provista de unas grandes gafas, y era la más inteligente, la sensata y la sabihonda del grupo. Saludaba: "Hola, señores chicos…", como la nuestra, no hay palabras, se pasea con un fotógrafo de cabecera y la sonrisa surrealista predispuesta y con la misma experiencia que “la Susana”, pertenecer al PSOE desde la pubertad y tener padrinos que las apañen, mismas gafas, misma sonrisa adulterada y mismo discurso. Esta metáfora de la comedia de los sesenta es la representada por el PSOE en Cartagena para consternación y penitencia de propios y extraño, baño de masas, pero de masa quebrada pastelera a cargo de los palmeros anunciadores del sacrifico de su oponente y opresor, la escenificación del sanedrín socialista en tierra proscrita, con ellas, los Hermanos Malasombra y su recurrente cantico harían un LP/33rpm, ¿se acuerdan los de ciertas edades? Penitencia a los bandidos por curiosos y atrevidos, y aforados, esta socialista es como la Tía Rita de los Chiripitifláuticos, siempre tendrá un papel secundario y todavía no lo ha visto, echo de menos a un Tío Alquiles que ponga orden y seriedad, lo han echado al pueblo.

 

Esta Región políticamente se podría describir a golpe de cantica Chiripitifláutica, el barquito chiquitito que no podía navegar, los hermanos malasombra que son malos de vedad…, la vaca Paca y su cencerro de lata, un Capitán no debe despreciar la sopa…, o el burro Perico, Joder…, Perico, Perico eres un gran borrico, y aquí lo dejo.

 

La penitencia es una mortificación impuesta para satisfacer la justicia divina y borrar nuestros pecados. No sé qué mal hemos hecho para merecer esto, pero joder, como lo estamos pagando.

 

No se puede huir de uno mismo

Decía Honore de Balzac que la mediocridad no se debería imitar, y sinceramente creo que los ataques populistas mediáticos son mediocres hasta doler y una esencia intima del populismo más chabacano, inculto y anodino, un populismo establecido en la radicalizada izquierda por antonomasia, frustrada y anárquica por ruin, que no han superado hoy el fracaso devastador de sus ególatras, tiránicos, autoritarios y dictatoriales poderes en el pasado, radicalismo de izquierdas que asume lo más vil del ser humano y hacen de las redes sociales un anónimo caldo de fracasada venganza, y les siguen, y les copian y se aborregan, a la que se suman algunos semi conservadores neoliberales de pacotilla con aires independentistas, ya sean autonómicos  o locales, y los hay tan chabacanos y ordinarios que hacen daño a la vista, hagan un ejercicio de pensamiento, los que puedan y sepan pensar.

 

No tengo dudas de que esta última sentencia es quizás hasta ofensiva para eruditos, pero no es más que el nexo para describir la herrumbre social y pedagógica a la que nos han volcado los intereses partidistas comerciales políticos y no tan comerciales, quizás gubernamentales, escondidos y agazapados tras la penumbra de la duda incrédula. Hoy, el dominio de las redes hace de situaciones de precariedad social, en claros estadillos de demagogia insustancial, un semanario de acontecimientos de masa dirigidos y estudiados, se puede maniobrar la conducta social de personas sin pasado, sin presente y con futuro interesado, se pueden tergiversar los resultados previstos engañando, decía el general alemán antinazi von Tresckow que para los idiotas las ordenes son leyes, y encima éstos nos intentan convencer, pero se olvidan los dirigentes de la demagogia que, en todas direcciones puede fluir la corriente de la banalidad y así, además de convocar altercados en universidades por quedada general, además de confluir en manifestaciones interesadas, también se pueden descolocar y arruinar pretendidos estrenos cinematográficos y multiplicar por mil las audiencias interesadas como la Santa Misa y otros. ¿De quién es el poder?

 

Los populistas de fortuna creen dominar a las masas, pues es inherente al ego grandilocuente que los suscribe creerse por encima del bien y del mal, pero cuando la sociedad cabal se pone en marcha, es como la marabunta, destroza partidos y envía a los personajillos de farándula al olvido más profundo, eso sí, con los votos, las urnas y la educación y el respeto, algo que en los tambalillos populistas no existe, más que el discurso fácil, grácil e inane, vacío a todas luces, tiene estos mediocres imitadores, y al final la mediocridad es una enfermad que llena de presuntuosa vulgaridad.

 

Hay muchos tontos de capirote en esta Cuaresma que visten de morado y precisamente no son de cofradías pasionarias. Hay abrazafarolas de naranja que vagan sin rumbo y sin palabra. Hay “correpasillos” perdidos de rojo y de carmesí que se apuntan al tren de fortuna, sin ideario y sin horizonte, chaqueteros. Hay penitentes de azul a los que las sombras de la corrupción hacen más vulgares, si cabe. Los empleos precarios, las pensiones sin rentabilidad y estos idiotas debatiendo por el rabo de los perros y facilitando el sometimiento de los puertos y transportes a las pandillas de siempre y, además, amparados por los libertadores de la igualdad, por los de la nueva política, pero con la misma casta mugrienta. Y son felices… “Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra, serlo” Freud. Y yo no veo… No se puede huir de uno mismo, la mezquindad siempre te persigue.

 

Pág. 1 de 72

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information