Martes, Noviembre 13, 2018
   
Texto

Región de Murcia. Una gestión política represiva. La soberbia

“La soberbia es una discapacidad que puede afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”, no sé si ralamente es de José de San Martín..., pero para ilustrar la circunstancia de López Miras, otro presidente por casualidad en esta absurda región, me vale.

 

La soberbia es uno de los pecados más graves y antiguos del ser humano y así, en una ensalada de mendicidad moral, de mediocridad supina, desde hace más de dos décadas, de nepotismo y de corrupción, esta comunidad autónoma o taifa como una adicción casi enfermiza se abocó a la arrogancia de unos políticos de conservadurismo cateto y regidos por un virrey virtual, un tal Valcarcel, llenaron de oprobio la región del sureste español, la mal llamada huerta de Europa donde el desprecio al resto de la ciudades, inclusive con más historia y señorío ha sido el denominador común de estos baluartes de la estupidez y así, la convirtieron en un neo-feudo del medievo, otra vez, quizás rememorando a aquel rey llamado El Sabio.

 

La corrupción hizo que Valcarcel huyera a Europa, no sin antes dejarse salvaguardadas, más que atadas las espaldas con un Pedro Antonio Sánchez reo entonces y hoy huido de la sociedad murciana en detrimento de algo de honra y honestidad de un PP corrupto y compulso en esta región, donde el colegueo y el apoltronamiento es dogma de fe, sin contingencia de lo inútil y semi-analfabeto que puedan ser los elegidos o elegidas a pesar de títulos de dudosa relevancia y génesis, así se postulaba Barreiro, con gentes corrientes a su alrededor para no peligrar la poltrona y así se confabula el resto.

 

Podemos hacer un repaso y nos acojonariamos, quizás la herencia perpetuada de Valcarcel y sus acólitos no es síntoma de salud ni higiene democrática precisamente.

 

Po citar casos aislados…, que de forma sistemática se han producido y, mucho me temo que traerán cola y no acaban son; el Caso Barraca de lleno en el Ayto. de Murcia con perspectiva de control del ladrillo regional. Caso Auditorio con 21 imputados y Pedro Antonio Sánchez a la cabeza.  El Biblioteca en librilla por contrataciones de colegas. Cajamurcia, Camelot, Cesar, Liber, Limusa, Hidrogea, Novo Carthago, Mar Menor Resort, Púnica, Zerrichera, Umbra, y un sin fin de ellos que dejo en la cartera.

 

¿Porque sacar a coalición las miserias populares en la región?, quizás porque han sido muchas y porque siguen ahogando al resto de la región desde la mal llamada capital de la misma. No es una reivindicación provincial, de hecho, tendrían que crearse la Tierra 3000 veces para que algún trozo de tierra en la región alcanzara la historia y el protagonismo de esta tierra milenaria novia del Mediterráneo, la de Cartagena, el desarrollo intelectual que un crisol de culturas a lo largo de tres mil años de historia ha dejado en los genes cartageneros, no tiene parangón, si envidas e intereses.

 

Sí es repulsivo y merece la denuncia más enérgica y, sobre todo, una inmediata rectificación de la alteración antinatural del futuro corredor del Mediterráneo, ¿cómo es posible que se desvié para pasar por Murcia y abandoné la costa el corredor Mediterráneo?, abandone al 4º puerto en importancia de España gracias al trabajo de un colectivo que lideró Adrian Angel Viudes haciéndolo visible al mundo, como antaño en la historia de España, en mercancía, pasaje y hoy deportivo y de recreo, gracias a su equipo que se mantiene a pesar de lo inocuo y estéril de sus sucesores en el cargo, también por imperativo político, esto, o es de imbéciles indocumentados o es de tener mala leche y poner los intereses centralistas capitalinos antes que los de la región, por lo que se merecen la caída al infierno electoral de todo este rancio equipo popular. Y no van desencaminados con la nominada, otra paracaidista en tierra hostil a pesar del nacimiento, personaje adoctrinado en los mentideros “valcarcianos” y de sus sucesores y con un determinante rango de lealtad al régimen capitalino, no vale señor Miras, la señora Arroyo no está a la altura de Cartagena a pesar de las miserias poli tacas que convergen hoy en la ciudad y lo han tenido a huevo con tanto inútil en la línea de salida incluyendo el banquillo popular cartagenero, los cargos de “pret a porter” comunicativos confeccionados en seria y a medida, han sido cofinanciados laboralmente por el trabajo de un grupo de profesionales detrás de sus consejerías, haciendo todo el trabajo, desarrollo y representaciones, y no de sus actitudes y aptitudes nada contrastadas, solo la herencia de una  generación adicta a la política centralista de  Valcarcel.

 

Las inversiones al Mar Menor solo se han cobrado cadáveres políticos por mala gestión, y la laguna sigue abandonada a su suerte, la desolación en pleno verano es tangible y la afluencia de veraneantes ha menguado a cantidades alarmantes, poco a poco se está convirtiendo en un lodazal abandonado, ignorado y casi odiado por las administraciones, realzando sus vergüenzas por incompetentes.

 

Lo del aeropuerto es de Cum laude al despotismo, a la osadía y a la soberbia, esa obra faraónica ha costado a la región una fortuna, y precisamente Corvera y el aeropuerto esta equidistante y en los límites del Campo de Cartagena, es vergonzoso y espero que pase factura electoral que, unilateralmente, el gobierno murciano que no regional facilite a los taxistas murcianos el espacio aeroportuario, la equidad ha de ser tangible, por kilómetros y zona, lo demás es prevaricar en contra de la región y en este caso contra Cartagena, otra vez. No me veo subiéndome en un taxi murciano camino a Cartagena. ¿Nadie piensa en San Esteban?

 

No voy a entrar en los errores tipográficos de los libros de texto de esta región porque no tengo dudas que es producto de la incompetencia de la Consejería de Educación, y no de ahora y, sobre todo, de las concejalías que están a por uvas en permanente escarnio electoral, y claro, en los profesores que lo advierten y callan, o no... O son así de incompetentes y así lo enseñan reinventado la historia.

 

“Fueraparte” esta lo del AVE y la mierda de hibrido que han traído los sociatas a la ciudad, los mismos que nos toman por tontos con la Castejón a la cabeza, pero es que, si hubiera habido dignidad institucional, el AVE estaría en la región hace años, pero la humillación consentida de este gobierno de Valcarcel y acólitos ha contribuido al desamparo y que haya que desplazarse a Albacete o Alicante a coger dignamente un tren, esto es de inútiles inadaptados o de soberbios amorales.

 

Espero que se den e bruces en las urnas, a pesar de la mediocridad que acecha, no tengo dudas de que todos tenemos lo que os merecemos. Y este gobierno de pandereta, de analfabetos supinos, de mendigos morales no se merece el respeto del resto de la región.

 

“La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.” Apúntense, el señor López Miras y el gobierno en pleno de esta región, así como sus esbirros cartageneros la cita de san Agustin por lo que les toca y tocará, están enfermos de soberbia y ciegos de necesidad.

 

Cartagena o el tramposo socialismo de pandereta

Decía Winston Churchill, al que algunos deberían imitar en esta España de pandereta y de imbéciles con acta de concejal, de diputado y hasta de senador que; “los primeros cristianos decían, todo lo mío es tuyo, los socialistas dicen, todo lo tuyo es mío”. No veo reflexión más apropiada para determinar la filósofa parasitaria y tramposa a la que nos venimos enfrentando desde hace tiempo y ahora sometiendo, todo ello basado en un absentismo improductivo al que este gobierno fracasado del PP nos ha llevado y aquí no hay excepciones, en Madrid esta decantado como el vino, y en esta santa región no se puede ser políticamente y socialmente más vulgar, mediocre y ordinario, pero la palma del santo imberbe se la lleva Cartagena y sus tres veces milenaria historia con el enemigo siempre en casa, ahora revivida con un pregón de fotografía que ha costado un millón de euros a costa de las pocas infraestructuras municipales, el ansia de protagonismo no tiene fin, las soflamas de la alcaldesa por casualidad no son desconocidas, el ridículo majestuoso del que hace gala y la sonrisa de retrato tampoco, pero su mediocridad socialista es hasta nociva, aunque más venenosa es la de su contrincante por naturaleza Aznar, un equipo de labriegos de la moral política que han alcanzado la miseria social en su gestión o des-gestión, denigrando al que fue un partido socialista medio solvente y condenando a esta ciudad por inútiles e incompetentes al ostracismo más mundano.

 

Si nos basamos en la génesis de este desastre político, del que las hemerotecas son implacable e impecable notario, hay que culpar, como siempre, a un PP decaído y ahorcado por sus propios intereses y por las hipotecas del nepotismo ilustrado que ha servido como decálogo de su desarrollo, del que hace gala desde décadas, si bien, la María Castaña lucense –Barreiro- sabia gobernarlos e incluso, someterlos a los designios e intereses del partido provinciano y del suyo propio, la elección por el virrey murciano como alcaldable y no perder lisonja feudal en la trimilenaria la llevaron a repetir “lista” junto al reo malogrado de Sánchez en la región, en un desesperado intento de cuasi-legislatura con un decadente resultado electoral con sus 10 eméritos conejales elegidos que no aseguraban el gobierno y ni tan siquiera en coalición ya que, no saben mucho de repartir  responsabilidades en este PP, y así, la caperucita negra salió huyendo “punicamnete” hacia un refugio aforado del Senado, dejando huérfanos de oportunidades de mejora al PP cartagenero, ya descabezado y sumido entonces y ahora en una guerra de tronos que se limita al bocadillo de mortadela en general de Espejo, Ortega.., ahora Arroyo la paracaidista y al de jamón  ibérico de Segado en particular, antítesis de la cultura del esfuerzo.

 

De estos mimbres se consigue un destartalado cesto a través de un pacto de barra de bar para llevar a MC y PSOE al gobierno municipal…, o al desgobierno, ora si, un sinfín de ineptidudes voceras y chulescamente mediocres, amparados en el trasiego desafortunado y nepotico de amiguetes a puestos de relevancia son el denominador común de ambos partidos, el favoritismo y la ineptitud consumada y demostrada consiguen alcanzar la mediocridad institucional municipal, el decrepito resultado de una boda anti natural que solo el ansia y la soberbia consiguieron establecer. Poco tiempo hasta el divorció, tras la amenaza de las múltiples enajenaciones legales de un partido hoy mudo en clara estrategia preelectoral pero, al cabra siempre tira al monte…, la amenaza del sombrío expediente de la fonda del sopapo de Cuatro Santos hizo de resorte a la diva de Pozo Estrecho para dinamitar la boda y conducirse a un divorcio aséptico y ruin donde se queda con casi todo, digno exponente del socialismo cartagenero, “aséptico y ruin”, argumento de un folletín sudamericano con piscina y fotonovela en un tránsito de amiguismo propio de las repúblicas bananeras más mediocres extrapolado de Moncloa y alrededores, eso sí, amparada toda la escenografía provinciana por la prensa del régimen, la seria, la prensa mantenida y sustentada económicamente como las cortesanas.

 

¿Merece Cartagena tal cumulo de ignorantes dedicados a la política?, quiero pensar que no, los argumentos son sencillos, un retraso de más de un quinquenio, una Cartagena llena de basura, los vecinos de las 600 y San Antón, “fueraparte” los sufridos oriundos del campo de Cartagena o el decrepito y abandonado Mar Menor, entre otros, amotinados contra la inseguridad ciudadana y la delincuencia manifiesta, y la basura…, como gestores gozamos de unos concejales inútiles e incompetentes que solo saben hacer como su jefa, reírse para la foto en un tren hibrido de juguete engañoso, mientras, la economía y las derivadas empresariales en Cartagena perdidas y un sustento emanado de las tasas multimillonarias del Valle de Escombreras y los impuestos de los ciudadanos se despilfarran en portadas de fotonovela y en tramposos arrebatos de ocurrencias absurdas basados en seis concejales, “pa mear y  o echar gota”,  y como ya hiciera el PP con sus jefes feudales, estas/os sociatas da pandereta haciendo la ola al “indecente” okupa de la Moncloa con 85 diputados gracias a los golpistas y sangrientos pactos, como la Castejón y el Sánchez Perez-Castejón, curioso apellido, con los peores resultados de un partido podrido por la miseria política, el nepotismo y la corrupción, donde la dignidad se ha perdido por el protagonismo de un cargo, alcaldesa o presidente por accidente, la moral al servicio del interés personal.

 

Ya se acercan las tristes sombras de las próximas elecciones, sombras oscuras, tramposas, tétricas y lúgubres donde se esconden frustraciones y soberbias, traiciones y mezquindades en busca de un sillón en el pleno, entre unos y otros la elección será difícil entre tanto incompetente, se desgranará poco a poco, no tengan dudas, cruzaremos con la implacable pluma sin hipotecas ni favores la frontera del cinismo y del olvido, bajo el paraguas de un socialismo de pandereta, ese que sube la energía –recibo de la luz- sin parangón alguno, el que sube los impuestos desmedidos sin despeinarse y engañándonos, los que mecen la cuna de la inteligencia armamentística, o confabulan con las cloacas del espionaje español bancario, el que estafa plagiando tesis y tesinas y en Cartagena toxinas…, ese socialismo de broche nepótico, de amiguismo con sueldo millonario, donde los currículos son pasajeros y los estudios irrelevantes mientras se sea adepto al régimen populista, peligrosamente populista. “El socialismo que fracasa cuando se les acaba el dinero..., de los demás”, que diría Margaret Thatcher, del que quieren subir el gasto a costa de nuestro dinero, no del suyo. Ese socialismo de pandereta y de sainete irreverente que Churchill definió con acierto como “la filosofía del fracaso, el credo de la ignorancia y el evangelio de la envidia cuya virtud”, donde vamos camino de alcanzar en esta España de soflama y pandereta “no es otra que la distribución igualitaria de la miseria”, y donde en Cartagena tenemos muy vivos exponentes, sin tesis, que no síntesis. Un pregón, dos fotografías y la frase estrella sociata, como presidente del gobierno…, como alcaldesa de Cartagena…, pero se les olvida una cosa, que no han sido elegidos, no tienen la confianza de las urnas, son un fraude, fracasados/as y aupados por las miserias de esta democracia y sus indignos, vulgares y licenciosos pactos y alianzas.

 

“El socialismo pone delante de sus planes de controlar a la sociedad por la fuerza una cortina de buenas intenciones”, Murray Rothbard.

 

Pág. 2 de 101

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information