Sábado, Noviembre 18, 2017
   
Texto

Independentismo

Antes de empezar a leer esta reivindicación, quisiera partir de la base que rechazo rotundamente el independentismo, hay fórmulas democráticas para poder atender las  mejoras de un barrio.

 

Como decíamos, es difícil hoy por hoy abrir cualquier medio de comunicación, bien sea hablado, escrito o por televisión y no se hable del independentismo catalán.

 

¿Nos hemos parado a si les han preguntado a los catalanes que es eso? ¿para que se hace?, ¿que sentido tiene, por quien están siendo manejados, quien esta detrás de este tipo de movimiento urbano?

 

Seguro que la mayoría ni siquiera te sabrían contestar, es más te dirían que porque no están conforme con las forma que se están llevando a cabo desde el gobierno central.

 

Si a esa contestación le sumas que existen político puntuales salidos del movimiento vecinal, simplemente manejados por personas que en su inmensa mayoría, jóvenes que únicamente lo que les mueve es la calle.

 

Estamos de acuerdo que no lo hagan bien o lo estén haciendo mal, que, según nuestro punto de vista no lo hacen perfecto, etc., qué más da, pongamos un ejemplo, preguntemos a las localidades próximas a los límites de provincia y veamos que nos contestan, si están conformes con las formas de mandar y/o gobernar desde la capital de su provincia.

 

Asi mismo, preguntemos a los ciudadanos de Cartagena si estamos conformes con las formas que tienen de gobernar, pero cualquier equipo de gobierno regional de turno y veremos que nos contestan.

 

De ahí para abajo, preguntemos a los vecinos de la Barriada Virgen de la Caridad y más concretamente a los representantes vecinales que tal estamos con el equipo de gobierno municipal y veras que te contestan…., eso es consecuencia que no lo hacen bien., al menos bajo mi punto de vista.

 

Nosotros concretamente y como hemos visto los pataleos que desde partidos políticos se hacen para conseguir más independencia municipal, decimos, nosotros estamos siendo castigados por el sectarismo de la ciudad.

 

Una ciudad que está dividida por Juntas Vecinales y Asociaciones de Vecinos.

 

Nosotros concretamente no pertenecemos a ninguna Junta de Vecinos, es más, Estas, son la niña bonita del gobierno municipal que se tercie.

 

Si es verdad, que será porque, existen pactos de gobernabilidad en estas Juntas, ósea, hoy por mí mañana por ti, y que venga alguien de política y que me haga retractar de mis palabras.

 

Eso lleva consigo que los barrios que no pertenecemos a ninguna junta vecinal estamos a expensas de la mediación del concejal de turno para ver que nos corresponde este año en infraestructuras, mejoras, mantenimiento etc., y sin olvidarnos de las subvenciones.,

 

Hoy por hoy nosotros no tenemos subvención alguna.

 

No pudimos justificar la última según ellos, porque como resulta que hemos subvencionado a colectivos del barrio, hemos distribuido bolsas de comida a nuestros vecinos necesitados, hemos contribuido a que los talleres, foros, reuniones, semanas temáticas, semanas culturales, ferias, días de la mujer, navidad, reyes y un largo etc.

 

Como actividades de verano, no le ha costado un euro en metálico al ayuntamiento pero nosotros hemos tenido que agradecer a los colaboradores de colectivos que han participado en los eventos a botellas de líquido elemento, bocadillos, tentempié, porque los participantes como el grupo coreográfico, rondalla de personas mayores, orquesta de pulso y púa, ONG, les hemos tenido que agradecér de alguna forma,que menos dándoles un refrigerio,  no en metálico pero si en alimentos.

 

Pues bien, como decíamos antes, para el ayuntamiento eso no es justificable, por esa razón además de trabajos de albañilería que a vecinos del barrio les hemos adjudicado, esos recibos no les han servido, con documento nacional de identidad y firma inclusive, dicen que no es oficial, pero lo que sí es verdad que ese gasto lo hemos tenido., pues bien por esa razón no hemos tenido subvención alguna.

 

El independentismo en definitiva son rebotes de vecinos, de dicudadanos disconformes, entre ellos me incluyo yo, en representación de la Barriada Virgen de la Caridad.

 

Quisiera terminar esta reflexión diciendo que se nos escuche, a los políticos decirles que pueden tener el poder de decidir pero que eso repercutirá en el bienestar de los vecinos, ello dará a entender que el independentismo es una pataleta puntual si se sabe llegar o perdurara en el tiempo si no se nos escucha.

 

Historia de la Barriada Virgen de la Caridad

El problema de la vivienda en Cartagena ha estado en relación con los movimientos de población, con el flujo de la industria minera y con la falta de una política adecuada al tema.

 

Cartagena, al igual que otras ciudades españolas, reunía esa difícil armonización de centro militar y ciudad industrial.   La clase obrera fue la más afectada por la gran densidad que al recinto imponían las zonas polémicas y los altos precios de las viviendas.   Muchas de las viviendas más humildes de los barrios populares eran inmundos cuchitriles cuyo principal problema era el hacinamiento.

 

Las características climatológicas de la ciudad y la excesiva humedad del suelo, hacía que las partes bajas de las casas fueran las más inhabitables.

 

Ante esta situación tan precaria se propuso al Instituto Nacional de la Vivienda un proyecto para la construcción de un poblado de absorción, compuesto de 600 viviendas de tipo social con rentas que se pretendía que oscilasen alrededor de las 100 pesetas mensuales, y en el que  estaba proyectada la construcción de una iglesia, dos grupos escolares y locales para el comercio. Con este proyecto se pretendía la supresión de cuevas y edificaciones modestas – ruinosas en la población.

 

Los terrenos sobre los que se pretendía construir este poblado se encontraban situados en las proximidades del paraje de Torreciega,  al sur de la vía del ferrocarril y próximo a ésta, en terrenos alejados de las zonas inundables del Almarjal.

 

El proyecto para la construcción de las 600 viviendas de tipo social fue aprobado en 1957 por el Instituto Nacional de la Vivienda y su presupuesto fue de 34.358.685,50 pesetas, concediendo las bonificaciones tributarias máximas y un anticipo sin interés reintegrable en 50 años por el 80% del importe del proyecto, o sea, por la cantidad de 27.486.950.80 pesetas, que recibiría El Ayuntamiento promotor tan pronto como hubiera invertido el 20% que constituía la aportación inicial y cuya suma ascendía a 6.871.737,70 pesetas.

 

Ahora bien, sería la Caja de Ahorros del Sureste la que cedería el préstamo para la financiación del 20% del proyecto, ofreciendo como garantía de la operación la constitución de una segunda hipoteca sobre las fincas a construir y las que permitiera la Ley del Régimen Local, además de confiar a la Caja la administración de las viviendas mediante la cobranza que se estipulara.

 

Los terrenos sobre los que se iban a construir las 600 casas de tipo social pertenecían a la Unión Española de Explosivos S.A. Estos terrenos iban a ser expropiados por el Ayuntamiento apoyándose en la Ley de Régimen del Suelo y Ordenación urbana de 12 de mayo de 1956, según la cual para la ejecución del Plan de Urbanismo se ofrecía una serie de sistemas: cooperación, compensación, cesión de viales y expropiación, siendo este último el que se pondría en práctica.

 

Según este sistema de expropiación, la Administración adquiere la totalidad de los terrenos comprendidos en un polígono para urbanizarlos por sí o mediante una empresa concesionaria.   Dichos terrenos cumplirán dos objetivos: atender a las necesidades inmediatas de solares, previa su urbanización, y procurar una reserva de ellos con vistas al futuro.   Para la determinación de la extensión del polígono que se va a expropiar se consideró la superficie que podía adquirirse con los medios financieros disponibles.

 

Así, tras varias gestiones con la Unión Española de Explosivos S.A., para llegar a un acuerdo sobre la fijación del precio de los terrenos expropiados, se llegó a un feliz resultado por el cual se pagaría a 2,50 pesetas cada uno de los  51.485,7 metros cuadrados que constituía dicho terreno, ascendiendo la suma a pagar por el Ayuntamiento a 128.414,35 pesetas. A estos terrenos se sumarían los 25.000 metros cuadrados que fueron cedidos gratuitamente al Ayuntamiento por D. Juan García Jiménez, en un magnífico y altruista gesto de ayuda a Cartagena. Con estos 76.485 metros cuadrados y 15.799 de los adquiridos a CENS, se efectuó la agrupación para obtener una parcela de 92.285,73 metro cuadrados y adscribirla ante la Dirección General de la Vivienda, a la construcción del poblado de absorción.

 

Habida cuenta de que la Unión Española de Explosivos S.A., tenía la intención de edificar viviendas para productores a su servicio, el Excelentísimo Ayuntamiento, dado el carácter eminentemente social de las que iba a construir en la parcela de que formaba parte la finca expropiada, se comprometió a ceder en arrendamiento a la citada entidad cien viviendas, en la forma y precio que en su día se estipularon y con la condición  de que fueran destinadas exclusivamente para habitación de los productores de la repetida entidad, vinculando su uso por estos a la duración de sus respectivos contratos laborales.


Sería el arquitecto de Ayuntamiento, Diego Ros Oliver, el encargado de la realización del proyecto de urbanización, pavimentación, alcantarillado, aguas, electricidad y jardinería para la construcción de 600 viviendas de “tipo social”.

 

En el año 1.989 el Ayuntamiento de Cartagena, junto con la Comunidad Autónoma construyó un grupo de viviendas sociales (122) que distribuyó entre familias gitanas en su mayoría y otras en situación de marginalidad que habitaban cuevas y viviendas de otros barrios marginales de la ciudad y del casco antiguo. Un año después se crearon cerca de las anteriores, otras 28 nuevas viviendas sociales tipo dúplex y durante el bienio 92-93 se construyeron otras 52 viviendas de tipo social, que si bien no pertenecen administrativamente a la Barriada Virgen de la Caridad, sino a la de San Ginés, éstas se encuentran separadas entre sí por la Calle Cabrera.

 

Pág. 2 de 72

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information