Sábado, Abril 04, 2020
   
Texto


Con la venia

Con la venia… Carlos Contreras

“La gente piensa que el decano esta por encima de los demás o que puede imponer sus criterios o incluso supervisar a los demás juzgados; en absoluto, es un juez más”

  • Entrevistado: Carlos Contreras de Miguel (magistrado-juez decano del Partido Judicial de Cartagena y titular del juzgado de Lo Social número 1 de la ciudad portuaria)

“Un juez recto es un juez recto”
(William Shakespeare)


¿Quién es Carlos Contreras?

  • Nacido en nuestra ciudad trimilenaria el 13 de julio 1966, su primer destino profesional fue el juzgado número 1 de Lorca.
  • Allí comenzaría su andadura como juez desde el año 1992 hasta finales de 1997, siendo en el juzgado de Lo Social nº 2 de Málaga donde ascendió a magistrado y en junio del año 2000 asumió el juzgado de Lo Social nº 1 de Cartagena donde, con solera y sabiduría, sigue permaneciendo en la actualidad.
  • Tiempo libre tiene poco al asumir no hace mucho ciertas responsabilidades como decano de los jueces del Partido Judicial de Cartagena, pero cuando puede disfruta con la lectura, con la práctica deportiva (en especial pádel) y en los fines de semana le gusta hacer rutas por los montes de Cartagena.
  • Fue elegido decano en marzo del presente año y por lo motivos por lo que se alegra de salir elegido no hacen más que reflejar su calidad humana.

¿Fue vocacional ser juez?
Siendo sincero, la vocación me vino a posteriori, cuando terminé la carrera de Derecho preparé la oposición de judicatura porque en aquella época estaban saliendo bastantes plazas y dentro de la dificultad era una oposición donde había ciertas posibilidades de conseguir un aprobado, pero en ese momento no lo hice por vocación, aunque enseguida me di cuenta de que sí, de que era el trabajo que me gustaba hacer y nunca me he arrepentido de la decisión.

¿Dentro de su trayectoria profesional, con que destino se queda?
Sin lugar a dudas, en el que ocupo actualmente. El juzgado de Lorca era mi primer destino y al ser de primera instancia e instrucción tienes que ver todo tipos de asuntos, hacer guardias… y recién salido de la escuela judicial es muy duro, aunque luego visto con perspectiva es muy positiva la experiencia y bonita, pero al principio se pasa mal. En Málaga me fue muy bien, trabaje duro y era un juzgado que llevaba muchísimo retraso, y aunque no conseguí ponerlo al día, lo puse en marcha de forma satisfactoria, pero repito que trabajé muchísimo. El de Cartagena es más cómodo, es más llevadero.

¿Qué diferencias existe entre ser magistrado-juez y magistrado-juez decano?

Bueno, el decano asume funciones adicionales, pues es el representante de jueces de un partido judicial, y el que tiene que resolver cuestiones internas, no jurisdiccionales, pero no tiene una superior jerárquica entre los demás jueces. Interviene en cuestiones de instalaciones de los juzgados, velar por el buen funcionamiento del servicio de guardia, presidir la junta de jueces para temas de vacaciones… siempre tiene que asumir uno ese papel, y ésas son las funciones. A veces la gente piensa que el decano esta por encima de los demás, que puede imponer sus criterios o incluso supervisar a los demás juzgados; en absoluto, es un juez más.

¿Qué funciones son las que más le gustan y las que menos del decanato ?
Lo que más, seguramente, es que al ser un cargo electivo, elegido por los compañeros, es lo que más satisfacción me proporciona, que los compañeros confíen en ti, que te elijan, y por eso me siento ilusionado y honrado. Lo que menos, la asistencia a actos sociales al ser representante de los jueces debe asistir, pero no me atrae.

¿Haciendo alusión a la pregunta anterior se ve saliendo en Semana Santa con la agrupación de la Sentencia por ser decano?
(entre risas) Sinceramente no me veo, no creo que el decano deba asumir ese tipo de funciones, lo consultaré con la superioridad y depende de lo que me digan haré.

¿Alguna anécdota que destacar en las vistas?

Realmente muchísimas, sino todos los días, todas las semanas. Hay libros escritos sobre anécdotas judiciales, pero ahora no se me ocurre ninguna en particular, pero no sé porque razón los abogados o profesionales en general, muchas veces en lugar de llamarme señoría, me llaman señorita (risas) tienen ese lapsus, y me ha ocurrido en muchísimas ocasiones.

¿Defina Justicia?
Es una cuestión muy complicada. Los jueces administramos justicia pero no en el sentido moral de la palabra justicia, los jueces simplemente tenemos la misión de aplicar la ley y lo que esta claro es que no hacemos la Ley, la cual nos viene dada por el Poder Legislativo. Muchas veces aplicamos la Ley de la manera que creemos que debemos hacerlo, y tal vez íntimamente pues no estamos convencidos de que sea la solución más justa, pero no podemos ir más allá, estamos vinculados por la Ley y aplicarla de la mejor manera posible.
Pero la justicia posiblemente va más allá de todo eso, pero la función del juez esta muy clara.

¿Ha habido un aumento muy grande de despidos en estos últimos años?
Evidentemente con la famosa crisis, la primera avalancha de asuntos vienen a la jurisdicción social, en España la crisis económica se traduce en una gran cantidad de despidos, y eso viene directamente en el Juzgado de lo Social, y precisamente por eso se creó el juzgado de Lo Social número 3, ya que sólo existían dos. Ahora el volumen de entrada de asuntos se ha normalizado y gracias a que tenemos un tercer juzgado la carga de trabajo es asumible, pero los primeros años de la crisis estábamos desbordados.

¿Cuál ha sido la reclamación más grande y más pequeña llevado en este juzgado?
La más grande fue la reclamación de Certiberia, una empresa de fertilizantes y fueron cientos de sentencias con elevadísimas cantidades. Las que menos, de 30, 40 y 50 euros.

¿Dentro de las distintas jurisdicciones que ha ocupado como juez, cuál le gusta más?
Me gusta más la jurisdicción social, ya que soy una persona muy ordenada y organizada, y en esta jurisdicción el juez puede tener su trabajo muy controlado, ya que el 90 por ciento de mi labor es realizar juicios y dictar resoluciones. En el juzgado mixto el trabajo es incontrolable e imprevisible, ya que te pueden entrar asuntos de cualquier tipo, y además por supuesto las guardias, y te pueden surgir asuntos complicados.

¿Se ve avanzando a una sala de lo social en el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia?

De momento ni me lo planteo. Primero, porque me gusta mi juzgado; y segundo, porque no cumplo los requisitos para llegar allí de momento.

¿Si se lo ofreciesen ahora mismo?

Creo que diría que no. El trabajo es más de despacho, se celebran pocos juicios y a mí me gusta celebrar juicios y estar en contacto con la gente y los profesionales.

¿Qué opina de la necesidad en Cartagena de la Ciudad de la Justicia?
Eso es algo absolutamente necesario, pues este edificio se quedó pequeño prácticamente desde que se hizo la obra de ampliación en el año 2001. Ya entonces nació pequeño. Hay tres órganos judiciales fuera de esta sede, la celebrar juntas de jueces debemos meternos en cualquier lado, no hay una simple ubicación física. Necesitamos urgentemente unas nuevas instalaciones más adecuadas. Hay una fuerte voluntad desde el Ministerio, desde el Consejo General del Poder Judicial, desde el ayuntamiento de Cartagena y a medio plazo eso será una realidad.



Agradecemos la entrevista concedida por Carlos Contreras, que nos muestra su humildad y lo gran persona que es. Da gusto saber que en un lugar donde la justicia ciega es, y las leyes cambian a placer, no existe el orgullo vano más allá de la mera organización y orden por aquellos que ocupan el poder de representación de sus compañeros. Si usted se siente honrado por ser elegido por sus compañeros, le añado señoría (que no señorita), que los profesionales de este juzgado también deben sentirse honrados por la representación que desempeña. Un verdadero placer y muchísimas gracias.


 

 

 

Con la venia... Carmen de la Fuente

“La mirada del jefe, es una mirada muy cenital. Es muy interesante, un proceso de aprendizaje vital más allá de lo estrictamente jurídico”

  • Entrevistada: Carmen de la Fuente Méndez, fiscal-jefe de la Fiscalía de Área de Cartagena


"La ley es el lecho por donde pasa el torrente de los hechos" - Émile Boutroux (1845-1921)

¿Quién es Carmen de la Fuente?

  • Carmen de la Fuente Méndez, nuestra fiscal-jefe de Cartagena desde finales de octubre de 2015, es madrileña de pura cepa, y su experiencia como profesional no es sólo extensa, amplia y polifacética, sino, cuanto menos, apasionante.
  • Como se suele decir, para muestra un botón. Sus inicios como fiscal se remontan al juzgado de Baracaldo (Vizcaya) donde permaneció apenas un año, para seguidamente dirigirse a Bilbao para hacerse cargo como fiscal del juzgado de vigilancia penitenciaria donde controlaba las 3 prisiones vascas y posteriormente le asignaron la coordinación de civil, familias e incapacidades donde dedicó otros 3 años a esta labor.

  • Más tarde regresó de nuevo a Madrid donde inicialmente le asignaron la fase de enjuiciamiento y ejecutorias para más adelante solicitar la plaza de vigilancia penitenciaria con respecto a medidas de violencia de género para más tarde consolidarse como fiscal en este terreno.
  • En el año 2007 solicita una excedencia voluntaria en la que abandona temporalmente la carrera de fiscal, donde desempeña funciones como coordinadora del área social-laboral en una ONG en Madrid, volviendo nuevamente al País Vasco como Defensora del Pueblo en protección de personas mayores, menores, discapacidad mental y enfermedades crónicas.
  • Vuelve a abandonar temporalmente su impresionante carrera como fiscal al ser madre, dedicando durante los siguientes tres años de su vida al cuidado de su hija como actividad principal y paralelamente como Consulta de Organismos Internacionales, dar clases en Universidades, conferencias y asesoramientos varios con Organismos interparlamentarios en temas legislativos de género.
  • Posteriormente se fue a vivir a Ecuador, y finalmente volvió a incorporarse en 2012 a las filas de las fiscalía, donde hemos tenido la suerte de que fuese en Cartagena.
  • Enamorada de ser madre, deja hueco en su corazón para la montaña, el senderismo, el cine y la lectura. Le gusta compartir tiempo con amigos y amigas, y sobretodo le encanta bailar.

 

¿Fue vocacional ser fiscal?
Fue vocacional dedicarme a la administración de Justicia, fue vocacional el tratar de defender los derechos de los más vulnerables y de los más débiles, era como mi idea de conseguir un mundo más justo. Me hice fiscal pensando en esas personas que no tienen medios, que tienes desgracias en la vida que no deciden vivir. Es una función que he terminado queriéndola con el tiempo. Como fiscal la función de protección de los derechos es lo que más me apasiona, especialmente con los colectivos más vulnerables.

¿Tiene alguna preocupación por la sociedad?

Creo que estamos en un momento de una quiebra de los derechos sociales, y una quiebra del principio de igualdad, el cual se ha trabajado mucho y durante dos siglos conseguirlo y de alguna forma nuestra democracia es frágil, y está en peligro. Es una sociedad que se siente desprotegida, y a largo plazo si me preocupa. No sólo a nivel de España, sino a nivel Mundial. Ya no se habla de la globalización como se hablaba antes, todo esta conectado pero estamos en un momento para sentarse y reflexionar sobre modelo de sociedad y derechos de las personas. Me preocupa que la frustración se pueda tornar en demasiado conflicto, y en dificultad de conciliar. Es una época de todos contra todos, en lugar de todos a favor de todos para crear un mundo más justo.

¿Qué es lo que más le gusta en su día a día, y lo que menos como fiscal?
Lo que menos me gusta es acusar, me gustaría que pudiésemos explorar formas de una justicia restaurativa, más que una justicia punitiva. Camino poco explorado. Lo que más me gusta, aunque mi tarea actualmente como fiscal-jefe es diferente, ya que conlleva labores de coordinación, servir de apoyo en labores de fiscal a mis compañeros, garantizar la unidad de actuación de los fiscales y una parte de relaciones institucionales, ya no hago tanto el trabajo de fiscal estrictamente puro y duro, por tanto, desde el cargo que ocupo actualmente diría que lo que más me gusta desempeñar en la gestión.

¿Defina Justicia?
Justicia… !Justicia para todos¡… también justicia es justicia para todos. Reparto, distribución, acceso, participación… todo lo que no permita que eso se dé, es injusto. La búsqueda de la verdad sería otra de las cuestiones, pero la búsqueda de la verdad es muy compleja y esta llena de matices objetivos y subjetivos.

¿Ha notado mucha diferencia entre las funciones como fiscal a fiscal-jefe?
Sí, claramente sí. Tengo más trabajo, tengo más responsabilidad, tengo más preocupaciones… Evidentemente tiene su parte positiva, en una fiscalía como esta, que es una fiscalía pequeña pero que a su vez interviene en todas las fases de los procedimientos, en todas las jurisdicciones y que verdaderamente tiene un volumen de trabajo de población a la que atendemos, los dos partidos judiciales de Cartagena y San Javier que es comparable a algunas comunidades autónomas como la Rioja o semejante a capitales de provincia como Pamplona. Lo mismo estoy haciendo una guardia, que acudo a una sala de Lo Penal o de la Audiencia, del  juzgado de familia… Valgo para un roto como para un descosido.

La mirada del jefe, es una mirada muy cenital. Es muy interesante, un proceso de aprendizaje vital más allá de lo estrictamente jurídico.

¿Cuál o cuáles han sido los casos llevados como fiscal más duros?
Más que caso en concreto, diría tipología de casos. En los juzgados de familia de Bilbao intervenía cuando se acordaba el acogimiento o la adopción de un menor, estaba por otra parte la nueva familia de acogimiento, los padres biológicos, y el fiscal. Para mí, habiendo un menor de por medio, en el que estaba los padres adoptivos que habían tenido un nuevo vínculo con el menor, por otro lado los padres biológicos que alegaban que tenían la capacidad para tener al menor, y tener que llevar este tipo de casos es muy costoso.

¿Qué opina de la pena de muerte?
Estoy totalmente en contra. Está claro que no es una medida reparadora, no repara nada. Básicamente lo único que repararía sería el deseo de venganza de alguien, y evidentemente eliminar el posible peligro en el futuro. Yo creo que por el camino nos dejamos como humanidad la posibilidad de buscar medidas alternativas, y de entender el por qué de las cosas, incluso partiendo de que sin ninguna duda fuese el autor material, pero aún teniendo la seguridad absoluta de que una persona haya cometido el hecho más atroz, la humanidad debe dar una vuelta más de tuerca de como resolver los problemas que se tiene, ya hay instaurada una pena en vida, por lo que sería una forma de romper por completo nuestra escala de derechos.

¿A qué personaje histórico tiene algo que agradecerle?
A San Ignacio de Loyola. Creó un método de ejercicios espirituales y, más allá de su historia vital de que era un soldado y luego un día se convierte, inicia un método de trabajo muy duro por el bien de la humanidad, etc. Lo cierto es que en un momento anterior de mi vida, es los que me planteaba cual era mi lugar en el mundo, que quiero ser y como trabajar por la justicia, lo que es el proceso de ejercicios de San Ignacio de Loyola tuvo mucha repercusión en mi historia vital.



Agradecemos la entrevista concedida a Carmen de la Fuente, que a pesar de poder estar pisando a diario una gran alfombra gruesa tras terminar su carrera de Derecho en uno de los despachos de abogados más elitistas de Madrid llevando casos de las empresas más importantes de nuestro país, decidió pisar el suelo firme y frío de nuestros tribunales, y con toda la amabilidad, simpatía y atención dedicar un poco de su valioso tiempo a realizar esta entrevista.

Esta claro que, como predicaba San Ignacio de Loyola, ‘¿de qué sirve ganar el mundo, si al final pierdes tu alma?’. No sé si esta mujer perdió el mundo o ganó su alma, pero lo que si puedo asegurar es que como persona es igual de extraordinaria que como fiscal. Un verdadero placer y muchísimas gracias.


 

 

Con la venia... María del Mar Gómez

“En la labor de Instrucción, la investigación se rige por el sentido común, no adquirimos una formación de como se tiene que investigar”

“Actuar con la psicología en la instrucción es fundamental, esa sensación de su veracidad en las declaraciones, aunque es evidente que se ha de corroborar con la valoración de las pruebas”

  • Entrevistada: María del Mar Gómez, magistrada-juez del juzgado de Instrucción número 3 de Cartagena)


“La justicia es reina y señora de todas las virtudes” - Cicerón 106 aC-43 aC

¿Quién es María del Mar Gómez?

  • Nacida en la capital de España, Madrid, María del Mar Gómez, está desde el año 2008 en los tribunales de nuestra ciudad. Anteriormente estuvo en el juzgado mixto de Andújar (Jaén) desde el año 2003 hasta 2008, siendo sus inicios en la labor de aplicar e impartir justicia. Llegar a ser juez fue una opción al finalizar su carrera de Derecho, ya que en sus inicios pensó en ejercer la abogacía, pero siendo un ejercicio muy competitivo en Madrid, se le pasó por la cabeza la que era su mejor opción dada su facilidad para el estudio intensivo.
  • Entre sus aficiones figura el deporte, el cual practica varias ocasiones semanalmente. También estudia inglés, preparándose para finalizar dicha titulación. Obviamente, disfruta de sus hijos todo lo que le resulta posible, y entre tanto ajetreo aún le queda tiempo para preparar una ponencia en Madrid en materia de ‘Sustancias estupefacientes’, y para continuar impartirá clases en dos asignaturas de un curso de detective privado que organiza la Universidad Politécnica, y terminando, en su tiempo libre, también dedicas horas y esmero en adelantar trabajo de su juzgado.


¿Cuáles son los delitos más comunes que se ven en su juzgado?
Los referentes a acciones contra el patrimonio…, como los robos y hurtos. En menos nivel de volumen, los delitos de malos tratos en el ámbito familiar, amenazas, amenazas de hijos a padres y alguno contra la libertad sexual.
¿Tiene preferencia en base a su experiencia en la jurisdicción penal?
Sí.
¿Por qué?
Primero porque tienes el contacto más directo con el problema, llegan los detenidos al juzgado de guardia, y llegan como llegan. A veces bien, a veces mal. Es una jurisdicción muy ágil, se esta haciendo la guardia y lo que entra hay que sacarlo en esa mañana, y se hace todo lo posible. Hay papel, pero sobretodo tengo contacto directo con personas, con el detenido, con los denunciantes, con los testigos y eso es lo que me más me gusta, la agilidad y el contacto con las personas.
¿En un futuro, se ve en un juzgado de Lo Penal?
Yo, de momento, estaré en un juzgado de Instrucción hasta que me queme, hasta que vea que la agilidad de las guardias ya me pesa o que este tipo de trabajo me pese, ya que sale mucho pero entra mucho. De los cinco días de la semana, cuatro están ocupados con declaraciones y juicios por delitos leves, tan sólo queda libre una mañana, y es por ese motivo por el que debo sacar trabajo por la tarde. De momento me veo en la instrucción y no en un penal. Me gusta investigar, practicar diligencias si observo que algo no esta del todo seguro, y por el momento me apasiona la labor.
¿Defina Justicia?
La Justicia podría ser adoptar, en mi caso, la resolución más acorde con la realidad.
A veces, uno esta dictando una resolución que sabe que no es justa, pero no tiene más remedio que adoptarla, pero quizás sea el intentar resolver el conflicto de la mejor forma posible y darle una solución a un problema.

¿Considera que la justicia es para las dos partes asumida como tal?
Siempre hay una parte que la considera injusta, cuando tenemos dos personas que en un procedimiento ha sido condenada una de ellas, en la que por ejemplo justifica que esa persona ha amenazado a la otra persona porque esta, está harta de las amenazas de las que ha sido objeto, se le condena como es evidente, pero esta persona considera que no se ha impartido justicia ya que había sido víctima anteriormente, pero se debe enjuiciar lo que tenemos delante, y por tanto creo que muchas veces, quien sale de un juicio, no suele salir conforme.
¿Recuerda algún hecho anecdótico ?
Anécdotas tengo tantas que podría escribir un libro, pero, quizá, un hecho anecdótico que recuerdo aproximadamente sucedió hace unos tres años. Teníamos en este juzgado un hombre en busca y captura por una agresión sexual, y no estaba localizado, y un día que iba conduciendo mi coche, se cruzó una persona la cuál me sonaba mucho su cara, y al día siguiente, tomando café en una cafetería, trabajando este en la misma, al servir la mesa pude volver a verlo más detenidamente y lo relacione con el caso. Una vez que comprobé su nombre llamé a la Guardia Civil y se personaron allí, y efectivamente era la persona que estaba siendo buscada. Llevaba en búsqueda como dos o tres años, pero la cara no se me olvidó.
¿Qué sentimiento le genera tener que absolver a una persona que es culpable?
Me cuesta, pero es una cosa a la que se tiene que acostumbrar una. Hay casos muy sangrantes, es duro, pero lo asumes. A mí me gusta siempre poner en algunas sentencias absolutorias por temas de prueba… más aún de las sospechas o intuiciones que este juzgador pueda tener, la prueba de cargo no existe o no es suficiente para enervar la presunción de inocencia... Aunque en el fondo es una garantía dentro de sistema, y yo lo veo bien, creo que es correcto.
¿Qué opinión tiene de la experiencia del estreno de la Ciudad de la Justicia en Murcia?
La mejora de instalaciones es evidente. Pero el tener todos los órganos judiciales centralizados a excepción de la Audiencia ha mejorado el rendimiento y eficacia en general.
¿Qué opina de la pena de muerte?
No estoy a favor de la pena de muerte, considero que es una pena que en caso de error no hay vuelta atrás, por tanto, considero que existen otra penas que se pueden imponer, y estimo que las que están actualmente contempladas en el Código Penal son correctas. Con tan sólo un mínimo error en la adopción se esa pena, podría convertirse en el error más grande que hay.
¿Considera necesario la creación de otro juzgado de instrucción en Cartagena?
Creo que ahora mismo no es necesario. Con los que existen, a no ser que se incrementase el trabajo, estamos bien. Hay mucho trabajo, pero no considero que exista un agobio generalizado que no nos permita cumplir con los objetivos. Estamos bien.
¿Ha tenido alguna situación incómoda provocada por algún condenado fuera del juzgado?
Sí, una vez condené a una persona por un delito leve de lesiones, y a los diez días coincidí con esa persona en una iglesia en las que se celebraban varias comuniones. Se me acercó y comenzó a decirme que le había amargado la vida por haberla condenado. Lo hizo delante algunas personas, y estando con mis dos hijas, por lo que me resultó bastante incomodo. Ha sido la única situación.
¿De qué manera ha afectado la reciente reforma procesal en su juzgado de causas simples y complejas?
Ha afectado porque ha generado mucho estrés, habiendo tenido que dedicar mucho tiempo en exclusiva a numerosos procedimientos para determinar si se declaraban complejos o no, y prácticamente no hice otra cosa durante el mes de mayo porque se nos acababa el plazo. El hecho de que se establezca un plazo esta bien, pero genera tensión ya que estamos en numerosas ocasiones supeditados al tiempo de respuesta de diligencias propuestas.
¿Qué consecuencias suponen exceder esos plazos máximos fijados por la Ley?
Aún no hay una resolución de la Audiencia Provincial al respecto. Ante todo lo importante es hacer una instrucción correcta dentro de los márgenes temporales.

Agradecemos a María del Mar Gómez la entrevista concedida, la cual ha resuelto en el plazo establecido con esa agilidad que tanto le caracteriza en su día a día con su labor profesional y amabilidad en su contacto personal. Llegada de una capital interior a una ciudad portuaria, realiza su labor con entusiasmo, entusiasmo que derrocha en cada una de sus respuestas, y como no podía ser de otra forma, ejerciendo en la primera línea de batalla en la instrucción de los juzgados de Cartagena. Gracias.

   

Con la venia... Alfonso Sánchez Hermosilla

"Un cadáver no es más que un traje vacío, la persona que lo vestía o lo habitaba, ya no está ahí, tampoco sé donde está, pero sé que ya no está ahí"

  • Entrevistado: Alfonso Sánchez Hermosilla (Forense del Instituto de Medicina legal de Cartagena y Director del Equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología (CES)

"En cuestiones de ciencia, la autoridad de miles no vale más que el humilde razonamiento de un único individuo" (Galileo Galilei)

 

¿Quién es Alfonso Sánchez Hermosilla?

  • Nació el 15 de Enero de 1962 en Cartagena, Alfonso , Forense del Instituto de Medicina legal de Cartagena y Director del Equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología (CES), desde hace muchos años, está vinculado a la investigación de una serie de objetos arqueológicos vinculados a la tradición de la figura de Jesús de Nazaret, uno de ellos es el sudario de Oviedo y la Sábana Santa de Turín.
  • Cuando era joven, con 12 o 13 años vio un documental en la época de Semana Santa en la 1, cuando sólo existía la 1 y la 2, le impactó que aún existiese un objeto como la Sábana Santa de Turín, y lo que le terminó de marcar su vocación fue una entrevista a un forense italiano llamado Iudica Cordilia el cual explicaba en un lenguaje muy forense dicho objeto.
  • La experiencia de Alfonso como forense de inició hace 14 años en Cartagena y espera terminar en Cartagena. Ejerciendo anteriormente como médico en atención primaria y hospitalaria en la Comunidad de Murcia y Valencia.
  • La labor de un forense, si no es investigadora, no avanza, la ciencia avanza a pasos de vértigo, y debe ser también una labor docente, en Europa no existe el forense con la misma figura.
  • Entre sus aficiones, absorviendo  casi el cien por cien de sus energías y tiempo es la investigación de los anteriores objetos arqueológicos citados anteriormente, y cuando dice investigación no es investigar lo que otros han escrito o lo que otros han pensado ya, sino participar en la investigación activa sobre estas dos reliquias.

 

 

¿Cómo considera la participación que realiza un forense en determinados asuntos legales?

Es absolutamente necesaria, puesto que por suerte o por desgracia, ni los jueces ni los magistrados ni fiscales ni los letrados tienen suficiente información ni conocimientos científicos para comprender el verdadero alcance de una serie de lesiones o de circunstancias o de comportamientos de antropología de efecto de algunos fármacos, de drogas de abuso, de algunas sustancias de uso cotidiano como por ejemplo el alcohol, y lógicamente es necesario un asesor que tiene un conocimiento científico pleno de todas estas circunstancias, es necesario.

¿Cuándo Alfonso Sánchez Hermosilla presenta un informe ante el juzgado está totalmente seguro de sus conclusiones ?

Cuando yo presento un informe en un juzgado estoy absolutamente seguro de lo que pone en el informe, y si tengo dudas, lo manifiesto expresamente para que no haya confusión entre lo que yo estoy seguro, y se puede demostrar desde el ámbito de los conocimientos científicos actuales, y lo que no se puede asegurar categóricamente pero que todos los datos apuntan hacia esa dirección, esa hipótesis o si no se puede manifestar científicamente se refiere, y lo hago constar claramente en el informe.

¿La inmediatez en la evaluación de una victima de lesiones por el forense, es importante?

Desde el punto de vista científico lo optimo sería que el forense llevase un control desde el minuto 0 de la lesión hasta que alcance su sanidad definitiva con curación total o con secuelas, eso sería lo optimo. Lo que ocurre es que somos muy pocos forenses y no se de que manera se podría evitar,  pero parece que no va a ser posible lamentablemente, pero científicamente sería lo optimo. No por nada, no es que seamos más listos que nadie, pero nuestra formación es distinta a la de un médico asistencial y nosotros vemos las lesiones desde otro ángulo diferente.

¿Cómo considera el número de forenses ejercientes en el Juzgado de Cartagena?

En estos momentos, es la suficiente, posiblemente otro forense nos vendría muy bien sobretodo en momentos vacacionales que es cuando nos vemos bastante agobiados, pero tampoco nos podemos quejar.

¿Define Justicia?

Acercarse lo máximo posible al status inicial antes de que se produjera el acto que necesita ser juzgado. Desafortunadamente en muchos casos esto no es así, si se produce una muerte no se le puede devolver la vida a una persona, el sufrimiento físico o emocional, no podemos hacer desaparecer el recuerdo de ese sufrimiento, ni las secuelas físicas. Estamos limitados como seres humanos, y no podemos llegar a ese nivel de justicia.

¿Qué opina de la pena de muerte?

Sinceramente, tengo el corazón partió. Hay casos que he visto desde fuera sin tener toda la información, la primera reacción es, esta persona no merece seguir viviendo, pero por otra parte, como médico, yo cuando elegí esta profesión era para ayudar a mis semejantes, y por tanto entiendo que por ayudar, matar no entra dentro de ese pensamiento. Como médico me cuesta mucho trabajo entender la pena de muerte, quitando ese primer impulso visceral que podemos sentir ante algún caso. Me cuesta creer que la pena de muerte sea algo justo y necesario.

¿Si en un futuro su informe como forense conlleva una sentencia de pena de muerte, como se sentiría?

Sinceramente no lo sé, no me lo había planteado hasta que me has hecho esta pregunta. Ni se me había pasado por la cabeza, hasta la fecha mis informes no me han afectado emocionalmente, pero si dicho informe conllevase una pena de muerte, creo que tampoco me afectaría, pero no puedo asegurarlo hasta que me viese en la situación.

¿Algún caso que destacar como forense durante su carrera?

No me gusta hablar de esos temas, por respeto a las víctimas o sus familiares, y si esto fuese en otro país no tendría ningún problema en hablar de eso. He tenido anécdotas de todo tipo, algunas que me han abierto las carnes, algunas que me han desgarrado el corazón, algunas de las que sólo recordarlas no puedo evitar esbozar una sonrisa, otras muy divertidas con pacientes psiquiátricos reales no de los que simulan trastornos.

Una cosa que me llama la atención es la capacidad de los pacientes esquizofrénicos de crear nuevas palabras.

Contaré el caso de un paciente, ya que hace muchísimo tiempo, y posiblemente ni sus familiares conozcan el contenido, este señor mantenía que había sido abducido por extraterrestres y le habían implantado un dispositivo ¨intrabarrigal¨ con el que controlaban todos sus actos, su voluntad y pensamientos.

¿Cuál es su opinión cómo forense de lo que suele presenciar en una sala de vistas ?

Pues que ahí se ve todo lo mejor, y lo peor del género humano. El balance es positivo, es una forma civilizada de resolver conflictos y que evita otras cosas que evidentemente nos llevaría por caminos que creo que nadie en su sano juicio querría, lo veo positivo.


¿Cuál es su opinión sobre las victimas en accidentes de tráfico?

Yo no he notado un cambio en el usuario de lesiones por accidente de tráfico de hace 15 años, a los actuales, pero lo que si que me ha llamado poderosamente la atención desde que llegué a este instituto desde el primer día son la contradicción entre las lesiones valoradas por especialistas privados, con las que realmente presenta el paciente, pero lo cierto es que los ví más abundantemente hace 14 años que en los últimos meses. En mi percepción personal, han ido a menos ese tipo de informes.

El médico simplemente se basa en la manifestación del paciente de que le duele una parte del cuerpo, pero no hay ningún dato fehaciente u objetivo que apoye que tiene una lesión. Anteriormente he dicho que los forenses tenemos otra formación totalmente distinta a la de un médico asistencias, éste esta formado para creerse lo que un paciente le dice que le duele, nosotros desafortunadamente estamos en contacto con lo mejor y lo peor de la vida humana, y nuestra formación es precisamente hacia la duda, a no creernos absolutamente nada que no se pueda demostrar científicamente, por eso nuestro planteamiento es totalmente diferente.

Ante nos teníamos que basar en los informes de los médicos, y en las manifestaciones de los lesionados, ahora hay avances científicos realizadas por forenses en los que se va cerrando el cerco sobre estas personas que tienen esos dolores, y de las que es difícil o casi imposible establecer un nexo causal entre un accidente y las lesiones.

¿ Un forense emite un informe objetivo cuando trabaja por el capital y no por el interés público?

Yo nunca he trabajado como forense en el ámbito privado, en mi caso en concreto, yo soy mucho más objetivo en el ámbito público que en el ámbito privado, y no quiero caer en los informes a la carta, y en los informes de pago.

¿ Impresiona la exploración de un ser humano sin vida?

Yo no tuve ningún problema desde el primer momento, porque entendí filosóficamente que un cadáver no es más que un traje vacío, la persona que lo vestía o lo habitaba, ya no está ahí, tampoco sé donde esta, pero sé que ya no está ahí.

¿ Alguna vez han intentado de alguna forma que modificase el informe que ha presentado en el juzgado?

Alguna vez. Hasta la fecha sin éxito.

 

Queremos agradecer a Alfonso Sánchez, por compartir su visión objetiva y científica de la justicia. Destaca su carácter científico en todo momento, y resaltar la metodología utilizada para contestar a las preguntas, que como no podía ser de otra forma, fue aplicando el método galileico, utilizando el método cartesiano, con los cuales fue conformando el llamado método pericial,: no admitir como verdad lo que no sea evidencial o probado, ordenándolo de lo sencillo a lo complejo, y enumerando sin omitir nada. Todo con independencia respecto al problema sometido a estudio y análisis. Gracias, fue todo un placer.


Los artículos de la sección 'Con la venia...' quedan archivados en el blog que figura en la columna de este periódico

 

Con la venia… Antonio Alcázar

“Una buena defensa, es una buena defensa… en un juicio se nota, y no todo el mundo tiene acceso a ella”

  • Entrevistado: Antonio Alcázar Fajardo, magistrado-juez del juzgado de Lo Penal número 6 de Murcia


“Sé justo antes de ser generoso; sé humano antes de ser justo” (Fernán Caballero)

¿Quién es Antonio Alcázar?

  • Murciano de pura cepa, aprobó las oposiciones a magistratura en el año 1995, opción que eligió entre otras razones por acompañar en el estudio de oposiciones que también desempeñaba su novia y actual mujer.
  • Desde 1996 lleva desempeñando la función de juez en juzgados tan diversos como en Ejido, donde permaneció los tres primeros años de su carrera judicial, siendo un estreno muy duro por lo asuntos penales que allí se veían a diario.
  • Posteriormente estuvo dos años en el juzgado de Mula, tres en Lorca, y finalmente, aterrizó en el juzgado de Murcia donde inicialmente se encargo durante 7 años del Juzgado de Instrucción nº 3 y en el 2010 se hizo cargo de Lo Penal nº 6 de Murcia.
  • Entre sus aficiones, se encuentran la lectura, la música, el cine y, fundamentalmente, las que sigue realizando tres veces a la semana a sus 49 años, el fútbol y el fútbol-sala, sin dar de lado otra gran pasión durante el invierno, el esquí. Puntualiza que, como además es malo en el fútbol, lo ponen de lateral izquierdo para ocupar sitio.


¿Alguna sentencia difícil de dictar?
Cualquier sentencia que tenga que ver con delito de ánimo doloso

¿Dónde se ve en un futuro?
Parece que la evolución natural es estar en un juzgado de instrucción, pasar a un juzgado penal, y finalmente a la Audiencia Provincial. Yo en mi experiencia, aconsejaría pasar por un juzgado de Lo Penal antes de ir a un juzgado de Instrucción. Si yo ahora volviese al juzgado de Instrucción, época por cierto que me gustó muchísimo, ya que la figura del juez es mucho más participativa, haría cosas que no hacía, y no haría cosas que veo ahora innecesarias, te da una perspectiva más amplia de todo. La Audiencia la veo como una época mas pasiva, más reflexiva. Juicios de mayor calado. Pero, personalmente, estoy muy bien de momento aquí.

¿Le revocan muchas sentencias?
Alguna me revocan, pero mi índice es bajo. No me puedo quejar

¿Cuántas veces a visto al fiscal retirar la acusación en un juicio?
Lo veo muy frecuentemente, mantiene formalmente la acusación, pero en su informe ellos mismos ponen de manifiesto las dudas que le plantean problemas para acusar y, en su caso, favoreciendo la absolución.

¿Defina Justicia?
Esta la definición de que justicia es dar a cada uno lo suyo, considero que esa es la mejor definición de justicia.

¿Considera como juez de un juzgado penal que es posible dar a cada uno lo suyo?

No.

¿Por qué?
Porque estamos muy encorsetados por unas pautas que están preestablecidas, como el procedimiento, criterios sobre la admisión de prueba y demás, de tal forma que no siempre se da a cada uno lo suyo, por lo menos en Penal. Yo me encuentro a diario, supongo que por error habré condenado a algún inocente, simplemente por la sencilla explicación de que errar es humano, y soy humano. Desde luego, con lo que si que me encuentro es con personas que yo creo que son culpables y debo absolverlas por la aplicación de los criterios de prueba, ciertas pruebas no se admiten o en materia de violencia de genero el derecho a no declarar por la aplicación del art. 416 de la LECrim , da lugar a que víctimas han detallado episodios de violencia, se retractan en la vista oral, y debes absolver. Por tanto, cuando debes absolver a personas que crees que son culpables, no le estas dando a cada uno lo suyo, al igual que cuando se condena tardíamente, tampoco se esta dando a cada uno lo suyo.

¿Qué sentimiento le genera tener que absolver a una persona que es culpable?
Me cuesta, pero es una cosa a la que se tiene que acostumbrar uno. Hay casos muy sangrantes, es duro, pero lo asumes. A mí me gusta siempre poner en algunas sentencias absolutorias por temas de prueba..más aún de las sospechas o intuiciones que este juzgador pueda tener, la prueba de cargo no existe o no es suficiente para enervar la presunción de inocencia... Aunque en el fondo es una garantía dentro de sistema, y yo lo veo bien, creo que es correcto.

¿Qué opinión tiene de la experiencia del estreno de la Ciudad de la Justicia en Murcia?
La mejora de instalaciones es evidente. Pero el tener todos los Órganos Judiciales centralizados a excepción de la Audiencia ha mejorado el rendimiento y eficacia en general.

¿Qué opina de la pena de muerte?
Estoy en contra radicalmente. Quizá entre otras razones porque es la única pena que no tiene ningún tipo de reparación en caso de error, y la historia esta llena de errores. Solamente por eso, independientemente de la gravedad del delito. En las épocas en las que había pena de muerte, se ha planteado tesituras en las que personas han renunciado a su puesto laboral para no tener que aplicar tal medida. Y como parto de la idea de que el sistema perfecto no va a existir, el error siempre estará presente y no será reparable.

¿Se podría decir que el llamado ‘corredor de la muerte’ de Estados Unidos es lo parecido en España a la llamada ‘pena del banquillo’?
No tiene la misma gravedad, pero evidentemente, ya no desde el punto de vista de la victima, sino del acusado, el tener la espada de Damocles por decirlo así, esperando un juicio durante años y años, debe ser muy duro. Estoy de acuerdo

¿Alguna vista que destacar durante su carrera?
Anécdotas hay muchas, aunque también con los años vas perdiendo la capacidad de sorpresa, pero recuerdo cuando estaba en instrucción en un juicio de faltas, y no era preceptiva la defensa de abogado, y un acusado venía sin abogado, y el insistía en suspender el juicio con excusas, y yo le expliqué las razones por las que no se iba a suspender. Y cuando dije: ‘Da inicio el juicio oral’, el hombre se retuerce sobre si mismo, y comenzó a decir: ‘me muero, me muero’. Salió corriendo de la sala, simulando, pero consiguió que suspendiese el juicio, evidentemente.(risas)

¿Qué ha visto más en los juicios, sonrisas o lágrimas?
Algunos juicios son de risa, pero lo que es el tipo de juicio penal que me ocupa, se ven más lagrimas la verdad.

¿Cree que la justicia en España es igual para todos en la práctica?

Debería ser así. Una buena defensa, es una buena defensa...en un juicio se nota, y no todo el mundo tiene acceso a ella. Para mí, por ejemplo, es injusto cuando alguien famoso es tratado peor que en la práctica habitual. A tal persona famosa yo he visto que le han aplicado una sentencia ejemplar, aplicando un criterio distinto al que se aplica habitualmente. Me parece hediondo.


Agradecer a Antonio Alcázar, ya no sólo por la cantidad de tiempo para llevar a cabo la entrevista, sino por la calidad del tiempo compartido. Por demostrarme que se puede ser justo y humano, que se puede ser sabio y humilde, y que se puede ser poderoso y honesto.


 

   

Pág. 2 de 4

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information