Domingo, Septiembre 24, 2017
   
Texto

'La Gioconda es falsa'

"El escritor cartagenero Fernando da Casa presenta su ópera prima ‘La Gioconda es falsa’, publicada por Libros.com a través del mecenazgo. Una novela rápida, ágil, cargada de suspense, intrigas, arte; que nos transportará al estudio e investigación del mundo de las falsificaciones y como ciertas organizaciones con unos fines espurios para mantener sus intereses son capaces de realizar todo tipo de acciones incluso delictivas.

El autor nos traslada a Paris, donde el responsable de la sección de pintura italiana Sébastien Diotron del Museo del Louvre, tras recibir diversas cartas y notificaciones, empieza a dudar de la originalidad de la famosa obra de Leonardo da Vinci, no siendo esta duda más que el principio de laobra, especialmentecuando se cruza en su camino el joven médico JérômeBlanchard y una mujer misteriosa llamada Viviana Caprese.

A partir de ese momento se producirán una serie de muertes, las cuales harán que aumente la intriga de la originalidad o no del famoso cuadro; donde una serie de personajes intentan que no se esclarezca, sino que no exista ninguna duda, la única Gioconda es la que está expuesta en el ala Denon de dicho museo.

Tras el robo del cuadro a principios del siglo XX y su posterior aparición dos años más tarde, aumenta el enigma sobre ella, cuando se intentaron vender seis copias en distintos países.
Por ello el autor nos trasladará a Brasil, para conocer como una de las copias llego a dicho país; a Nueva York donde se supone que estuvo otra, pasando por el Museo del Prado en Madrid, donde desde el siglo XVII tiene en su catálogo un cuadro de la Gioconda, la cual nos va asaltando la duda, si es una copia posterior o fue pintada por algún discípulo del propio Leonardo o por él mismo. Para finalizar situarnos en Cartagena  -haciendo el autor un guiño a su ciudad natal- donde tras una reunión diplomática a principios del siglo XX se sospecha fue trasladada a dicha ciudad una de las falsificaciones siendo en la ciudad portuaria donde se esclarecerá toda la trama de esta novela de suspense.

Una novela que no dejará indiferente a los lectores, llenando de interrogantes especialmente a los amantes de la novela negra, dado que mientras van sucediendo los capítulos se van esclareciendo unos y apareciendo otros.

“Falsificar el arte”
A través de los años, se van descubriendo grandes falsificadores, los cuales han ido llenando de copias de las grandes obras de arte, con el consecuente hecho de estafar a muchos coleccionistas y amantes del arte. De hecho se estima que entre el 10-15% las obras de arte que se venden son falsificaciones, tal es así que se cree que algunos de los cuadros subastados y vendidos por millones de dólares, podrían ser falsificaciones, llegando incluso a pensar que una gran cantidad de obras expuestas en los principales museos, lo son. Si bien es cierto que hay casos que se descubre muchos años después a su restauración, en otras ocasiones la falsificación no se llega a conocer nunca.

“La lucha contra la falsificación de arte”

La lucha contra la falsificación es complicada debido al gran aumento de este tipo de obras, a pesar de que no existen estadísticas fiables, si podríamos sospechar que los casos de falsificaciones no son casos puntuales y aislados, sino que existen miles de copias falsas, por lo que no es un problema local sino internacional"


 

Manuel de San Juan y su ‘Operación Clepsidra. La base 211’

“Si se divulgan prematuramente planes relacionados con las operaciones secretas, el agente y todos aquellos a quienes ha hablado deben morir” (SunTzu; ‘El arte de la guerra’)

En numerosas ocasiones, cuando leemos un libro que nos gusta, a pesar de que este no sea estrictamente de novela negra, policiaca,etc., también podemos observar que existen muchos trazos de ellas, incluso sin que fuera intención del autor –o sí- el incluir esos rasgos o matices para que en su obra tenga la trama suficiente para poder imbuirnos es una serie de muertes, asesinatos, misterios, así como plantearnos multitud de supuestos que nos hacen vivir y analizar aquellos puntos más oscuros de la vida.

Como hemos visto en otras ocasiones en esta sección, no solo tratamos  este tipo de literatura, también incluimos la investigación; los servicios de inteligencia; las intrigas; etc.
Este es el caso, el escritor cartagenero Manuel de San Juan, nuestro autor de este mes, en su segunda novela “Operación Clepsidra. La bases 211”, nos introduce en una trama de intrigas, servicios de inteligencia, papeles desclasificados, etc. Con todo ello, nos recuerda a grandes escritores como John Le Carré, al cual ya dedicamos un artículo en una ocasión.

Manuel de San Juan va introduciendo al lector en un mundo lleno de intrigas, complots, en un mundo de espías, de la Curía Romana y de hechos realmente sorprendentes, que nos van a adentrar a una de las mayores tramas mundiales, de las cuales ni siquiera somos conscientes.

A través de sus páginas nos encontramos con un atentando al Papa Martín VI, donde sus círculos más cercanos intentarán salvaguardar la institución. El cardenal Babilani, un anciano con una vitalidad envidiable, sin embargo, cree que el complot es obra de alguien que, desde la sombra, persigue algo más que el simple asesinato del Papa Martín VI, la destrucción de la sociedad occidental para poder dominarla por completo.

Añadiendo a la trama conspiraciones de lobbies, así como una mirada al pasado con las profecías que hablan de la apocalipsis y el fin del mundo además de mostrarnos la base 211 en la Antártida, donde el autor nos revela uno de los grandes misterios del siglo XX y la persona, en esta ocasión una mujer que será la única, en que se mantendrá la esperanza de solucionar todos los problemas que asolan el mundo.

Todo ello, para que grandes pasajes de nuestra historia más reciente, la analicemos desde otro prisma, pudiendo incluso sacar conclusiones, que si no supiésemos que son obra de un escritor, podríamos validarlas como determinadas intrigas que hubieran podido darse en la realidad.

“Inteligencia y contrainteligencia”

Desde la Antigüedad, la información reservada, sensible, ha sido siempre un elemento imprescindible para la toma de decisiones. La acción  de aquellas personas que intentaban conocer y penetrar en los secretos propios, la acción de la inteligencia y la contrainteligencia, ha sido importante para conocer quién era el enemigo y adelantarse a sus acciones. En un principio, la inteligencia estaba asociada casi de forma exclusiva al ámbito militar, pero después de la Segunda Guerra Mundial –como explica el CNI en su página web- “el uso de los servicios de inteligencia se generalizaron a otros ámbitos de la vida y de la sociedad”, como puede ser la “inteligencia criminal”; “inteligencia económica”; entre otros muchos campos.

El método científico de investigación concede una elevada trascendencia a la obtención, consulta, análisis y explotación de las fuentes y de los recursos con el fin de procesar toda la información que se conozca y elaborar la inteligencia, con la finalidad de ayudar a la toma de decisiones para hacer frente a los riesgos y a las amenazas que pueden afectar no solo a los Estados sino también a sus ciudadanos.

 

Pág. 2 de 4

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information