Un médico es condenado a pagar 25.500 euros más costas por una negligencia

El juzgado de Primera Instancia número 4 de Cartagena ha condenado civilmente a un ginecólogo privado al pago de la citada cantidad como indemnización por daños morales a una mujer, quien ha estado representado en el proceso por el despacho jurídico Domingo Núñez&Asociados (foto adjunta), debido a un grave error en la cirugía practicada a una paciente de 48 años de edad que pretendía someterse a la extirpación de ovarios y trompas para prevenir el alto riesgo que padecía de desarrollar cáncer.


La sentencia recoge que se produjo un cúmulo de negligencias (falta de información previa suficiente, falta de coordinación con la clínica elegida por el galeno en Murcia para la cirugía, omisión de consulta previa de la historia clínica y de contacto con la paciente y familiares antes de entrar en el quirófano) llevaron a que se practica la extirpación sin necesidad real en lugar de los ovarios y trompas, que sí eran realmente motivo esencial y urgente de la intervención por el alto riesgo de cáncer.

Durante el proceso judicial, el ginecólogo, en su defensa, expuso que la paciente se sometió a la cirugía para extirpación del útero (por supuestas metrorragias) y, secundariamente, para la extirpación de ovarios y trompas, los cuales afirmó que no pudo extirpar por complicaciones surgidas durante la cirugía. Sin embargo, en el desenlace de este procedimiento fueron determinantes una grabación de voz efectuada por el esposo de la paciente al médico, así como la historia clínica previa de la paciente, sin antecedentes de las supuestas metrorragias. Otro aspecto clave fue el informe pericial de una ginecóloga, que puso en evidencia múltiples negligencias en la información, planificación y ejecución de la intervención quirúrgica. Además de la indemnización, el juzgado ha condenado al médico al pago de todas las costas del proceso. Cabe indicar que el ginecólogo hacía sido ofertado por el cuadro médico de una conocida aseguradora a sus afiliados, que antes de la sentencia lo había excluido de su cuadro técnico. 

Tras la fallida intervención,  la paciente tuvo que someterse en Madrid, dos meses después, a una segunda intervención de cirugía mayor para extirpación de ovarios al persistir el alto riesgo de desarrollar cáncer. 

 

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information