El miércoles se reanuda el juicio de la mujer que se tiró desde un segundo piso en Los Pinos

El juzgado de Lo Penal número 1 acogerá este miércoles, a partir de las 10.30 horas, la reanudación del juicio por el que la familia de una mujer que falleció al caer desde un segundo piso del hospital de la Caridad (conocido popularmente por Los Pinos) reclama una indemnización de 60.000 euros al considerar que no existían suficientes medidas de seguridad, lo que rechazan de plano el centro y los otros acusados, el celador y la enfermera.



Una mujer, de unos ochenta años de edad, falleció el 24 de octubre de 2001 al lanzarse desde la segunda planta del hospital de la Caridad. Sus hijos consideraron que esa acción se hubiese podido evitar de contar el centro con suficientes medidas de seguridad, por lo que recurrieron a la vía judicial, encargando el asunto al letrado Jaime Sanz de Blemond, un prestigioso letrado que ha llevado, entre otros, los asuntos de El Nani, el padre de Julio Iglesias, la acusación contra dos miembros del GAL y varios asuntos de crímenes contra la Humanidad. La acusación particular solicita penas de un año de cárcel y tres de inhabilitación para los responsables, más una indemnización de 60.000 euros.

La acusación pública, que lleva la Fiscalía, por su parte, considera esta causa como una falta por imprudencia leve con resultado de muerte.

Los imputados son el hospital, el celador y la enfermera, además de Allianz, como aseguradora del centro. Los abogados de la defensa son los letrados cartageneros Juan Francisco Pérez Avilés, quien representa a los dos primeros, y Mercedes Ros, cuyo cliente es la enfermera. Ambos consideran que sólo se puede evitar "lo que es previsible" y que en este caso la mujer, pese a tener problemas de visión, "se subió al borde de la bañera y después a la repisa de la ventana antes de lanzarse; es un claro arrebato que acabó en tragedia, pero rechazamos la responsabilidad de nuestros clientes, todos de trayectoria modélica".

El juicio ha sido suspendido en diferentes ocasiones. En octubre de 2008 el motivo fue la imposibilidad de confirmar la presencia de los numerosos testigos propuestos. En mayo de 2009 la causa fue el procedimiento de dar traslado a las partes de un nuevo informe del Instituto Murciano de Acción Social. La pasada semana por fin pudo llevarse a cabo, pero no concluyó pese a que esa primera vista no concluyó hasta las cinco y media de la tarde.

En esa sesión declararon el director médico del centro, la enfermera y el celador, además del sacerdote Francisco Montesinos, como mienbro del consejo directivo del hospital Virgen de la Caridad. Aseguraron que todo estaba en regla, que no existió falta de seguridad y que fue una acción imprevista, mientras que la acusación sigue firme en que existió negligencia por falta de atención.

El juicio se reanudará este miércoles en Lo Penal 1 a partir de las diez y media.

 

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information