El juez fija las medidas cautelares en una deuda que reclaman al Circuito de Velocidad de Cartagena

El juzgado de Primera Instancia número 5 de Cartagena ha establecido las medidas cautelares en una causa por la que se reclama unos 24.000 euros al Circuito de Velocidad de Cartagena. Los responsables del complejo deberán depositar el dinero que ingresen por las taquillas de las pruebas que acoja, mientras que la demandante, Cabisuar, deposita un dinero también por el posible daño que ocasione al demandado.


La empresa Cabisuar, representada por el abogado Sergio Gómez y el procurador  Cristóbal Gómez, solicitó al juez Carlos Martínez Robles, titular de Primera Instancia número 5 de Cartagena, que se apliquen medidas cautelares por la reclamación que llevan a cabo por impagos contra el Circuito de Velocidad de Cartagena.

Cabisuar reclama 24.000 euros correspondiente a las obras de las cabinas del circuito, además de otras deudas que, según asegurán, elevarían el acumulado a 69.000 euros. Por su parte, el letrado del Circuito de Cartagena, Francisco Belda, alega que las obras efectuadas en las cabinas no se corresponden con lo que se había acordado entre las partes en un principio.

 

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information