Un volantazo, dos familias destrozadas

Escrito por OPINIÓN. Carlos Illán. Jueves, 24 de junio de 2010.

Sólo él sabe, cuando pegó el 'volantazo', si quería acabar con la vida de Josep o darle un gran susto, pero esa acción, posiblemente adoptada en una mínima fracción de segundo, ha tenido como resultado que dos familias queden marcadas por el dolor, aunque en diferente grado, pero al final y al cabo dolor.

La noticia: "Culpable"

Una, la de la víctima, con la pérdida para siempre de un hijo que tenía 19 años de edad y toda una vida por delante. Otra, la suya, con el dolor que supone tener a un hijo de la misma edad en prisión y saber que ha acabado con la vida de otra persona. El proceso judicial tratará de aplicar la Justicia en esta causa, pero nunca podrá reparar las consecuencias de un maldito 'volantazo'.

La madre de Josep y el hermano pidieron "
justicia" ante el tribunal. "Tengo dinero para un taxi y lo que quiero es justicia", dijo su progenitora. Detrás, entre el público, estaba la familia de Francisco Javier. El padre había intentado meses antes del 'volantazo' que los chicos 'hicieran las paces'. Los juntó y se dieron un abrazo. Lamentablemente, no sirvió para nada.

Otro aspecto del juicio fue el duelo jurídico, intenso y brillante entre la fiscal, Yolanda Cuadrado, y el abogado defensor, Juan Francisco Pérez Avilés. "
Ninguno hemos ganado", proclamaron al final, consciente del drama que estaban sufriendo dos familias perfectamente estructuradas.

El jurado también resolvió con solvencia. Nadie vio el accidente, pero la reiteradas amenazas de Francisco Javier hacia Josep durante años fueron determinantes. Cómo es posible que un joven desperdicie su vida de esa manera pudiendo hacer tantas cosas importantes.


Enlaces vinculados:

 

"Culpable"

El jurado comenzará mañana a deliberar sobre el supuesto homicidio de La Unión

¿Utilizó su coche como arma para matar a un hombre?

 

Imprimir